ECONOMíA › LA PRESIDENTA SE MOSTRO DISPUESTA A REALIZAR AJUSTES EN LA POLITICA ECONOMICA EN CASO DE DESACIERTOS

Abierta a los cambios, pero con rumbo firme

“Estas políticas las vamos a mantener y a profundizar, pero también a implementar los cambios que sean necesarios, porque todos nos podemos equivocar”, sostuvo Cristina durante los festejos anticipados del Día de la Industria en Tecnópolis.

 Por Cristian Carrillo
y Tomás Lukin

Cristina Fernández habló ante la atenta mirada de De Mendiguren y Moyano.

La presidenta Cristina Fernández ofreció ayer un discurso conciliador en el que admitió la posibilidad de realizar ajustes en la política económica en caso de desaciertos, aunque aclaró que se mantendrá el rumbo. “Estas políticas las vamos a mantener y a profundizar, pero también a implementar los cambios que sean necesarios, porque todos nos podemos equivocar y cometer errores”, sostuvo la jefa de Estado durante los festejos anticipados por el Día de la Industria, que se realizaron en el predio de Tecnópolis. Como ejemplo de esos cambios citó que la globalización fue siempre leída por ella como una amenaza, y hoy la ve como una oportunidad. Previo a las palabras de la Presidenta, el titular de la Unión Industrial, José Ignacio de Mendiguren, realizó una enérgica defensa del modelo económico del Gobierno. “Es la primera vez que no tengo que responder algo que dijo un orador anterior”, ironizó Cristina. También habló el secretario general de la CGT, Hugo Moyano.

La tranquilidad con la que expuso cada una de sus definiciones fue uno de los rasgos de su discurso que más sedujo a los empresarios y dirigentes gremiales. “Es la tranquilidad que da haber obtenido más de un 50 por ciento en las primarias”, murmuró un industrial del sector plástico. El discurso, que se extendió unos cincuenta minutos, tuvo como eje central la necesidad de que participen todos los actores políticos y económicos en la próxima fase de desarrollo. En la primera fila se encontraba el titular de la Sociedad Rural, Hugo Biolcati. El ruralista, luego de las desafortunadas declaraciones en las que criticó al electorado que votó a la Presidenta, se manifestó ayer “optimista”. “No hay que pelearse con nadie e invitamos a todos a participar”, dijo Fernández de Kirchner, sin hacer alusión a ningún sector.

El auditorio estuvo colmado por unos 1600 asistentes, entre empresarios, funcionarios nacionales –todo el Gabinete– y gobernadores. “Siempre me quejo de los discursos corporativos, pero el suyo –en alusión a De Mendiguren– tuvo una excelente concepción nacional, que valoro”, dijo CFK. El titular de la UIA había revalorizado la estrategia del Gobierno en su defensa de la industria ante los organismos internacionales y el “valor que tiene la industria en el actual concepto de modelo del país”. El empresario textil manifestó que “se recuperó la gobernabilidad de nuestra política y de nuestra economía”. Enumeró entonces las mejoras que se exhiben en indicadores clave como las exportaciones, la inversión, el producto interno bruto y el consumo.

De Mendiguren reconoció en su discurso que Moyano le manifestó su “enojo” cuando el empresario exhortó a incrementar del actual 10 por ciento a un 25 la cantidad de productos que son transportados por trenes. “Hay que ver la película completa. Si crece la actividad se te va a duplicar el negocio”, había sido la respuesta del “Vasco”. La Presidenta retomó la idea y le dijo: “No te preocupes, Vasco, que si crece al 25 la participación, Hugo le sale a disputar las elecciones a la Fraternidad y a la Unión Ferroviaria”, ironizó.

El titular de la Unión Industrial rubricó junto a Moyano un compromiso de integración y capacitación entre empresarios y sindicalistas. “Hace rato que caminamos juntos”, le dijo el líder de la CGT a De Mendiguren. “Y nunca te pude sacar un aumento de nada”, agregó. El camionero calificó el acuerdo como “un paso importante, acorde con lo que viene desarrollando la Presidenta en el modelo nacional y popular”. Esto tiene que ver con lo que le damos muchísimo valor en el peronismo: la comunidad organizada”, dijo el titular de la entidad sindical y se ganó un fuerte aplauso de los presentes.

Los discursos de la Presidenta y del titular de la UIA discurrieron en torno de la necesidad de dar “un salto cualitativo” hacia el desarrollo. En ambas exposiciones se mantuvo la idea de una mayor diversificación de la estructura productiva de la economía nacional, en la que la jefa de Estado remarcó su intención de “industrializar la ruralidad”. “No hay una sola estrategia, sino que es la suma de todas las estrategias”, apuntó la primera mandataria. Respecto de la situación internacional, CFK aseguró que presenta un horizonte de desafíos, pero también grandes riesgos de una primarización de las exportaciones. “Veía estos días en la televisión un cartel en España que decía ‘Cristina, ayudanos a volver’. Seguro he cometido errores, pero el camino es el correcto. Y les digo a esos que tenían el cartel, que este es su país, el cual los expulsó y hoy estamos haciendo lo imposible para que se vengan”, concluyó la Presidenta.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.