ECONOMíA › FUERTE DISMINUCIóN DE LA DEMANDA EXTERNA DE AUTOS

Con el mercado local como motor

La producción de autos se desaceleró en septiembre. Creció 9,1 por ciento en comparación con el mismo período de 2010, según informó ayer la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa). Las ventas a los concesionarios treparon un 30 por ciento, en sintonía con el promedio de los meses anteriores, y continúan siendo el principal motor de la industria. Sin embargo, la demanda externa disminuyó fuerte y las exportaciones retrocedieron 11,4 por ciento, traccionando a la baja el número global y encendiendo una luz de alarma en el sector. Pese al freno, en lo que va del año se llevan producidos 627.558 unidades, 22,3 por ciento más que en igual lapso de 2010, lo que deja a la industria muy cerca de batir otro record histórico.

El principal temor de los empresarios es lo que puede llegar a pasar en los próximos meses con Brasil, país a donde se dirige el 81,2 por ciento de las exportaciones. A comienzos de año ya hubo un intento por frenar los ingresos de autos argentinos a partir de la aplicación de licencias no automáticas y la crisis internacional podría llevar a que se incremente ese tipo de trabas. De hecho, el lunes FIAT anunció la suspensión de 400 trabajadores porque el gobierno de Dilma Rousseff estaba bloqueando en la frontera el ingreso de 7000 vehículos argentinos, pero finalmente Brasil habilitó el ingreso de los autos y la compañía dirigida por Cristiano Rattazzi dio marcha atrás con las suspensiones.

Igual, el temor sobre lo que pueda llegar a pasar en el país vecino continúa porque la demanda de autos está disminuyendo. En septiembre, las ventas en ese país cayeron 4,8 por ciento contra agosto y subieron apenas 1,5 por ciento interanual, luego de haber registrado un aumento de 10 por ciento en el primer semestre. También preocupa el impacto que pueda llegar a provocar la crisis internacional en la demanda proveniente de mercados menos relevantes como Europa (a donde va el 8,3 por ciento de las exportaciones) o México (que absorbe el 2,9 por ciento). En conjunto, las exportaciones representan el 55,5 por ciento de la producción nacional.

La contracara de la menor demanda externa es el mercado local que sigue creciendo a tasas record y hasta el momento se muestra imperturbable frente a la crisis internacional. En septiembre se vendieron a los concesionarios 83.072 unidades, 30 por ciento más que en igual período de 2010, y si se toman en cuenta sólo las ventas de vehículos nacionales, el porcentaje de crecimiento interanual se eleva al 49,5 por ciento. El volumen del mercado argentino se expandió tanto en los últimos años que puede servir como amortiguador frente a la crisis.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.