ECONOMíA › LAS BOLSAS TREPARON FRENTE A LA PROMESA DE MERKEL Y SARKOZY

A la espera del rescate

El anuncio de los jefes de Estado de Alemania y Francia de que no dejarán caer bancos en Europa tuvo una respuesta favorable en los mercados. Barack Obama manifestó su apoyo a la idea del salvataje. Positiva repercusión para acciones argentinas.

Las principales Bolsas del mundo comenzaron la semana con resultados positivos luego de conocerse el compromiso de los gobiernos de Alemania y Francia para recapitalizar a los bancos europeos en problemas y evitar quiebras. Si bien no se difundieron detalles sobre el acuerdo que alcanzaron los líderes europeos y sólo se sabe que será público antes de la Cumbre de Presidentes del G-20 en Cannes a comienzos de noviembre (ver aparte), luego del anuncio las plazas financieras operaron al alza. Así, en Francfort la Bolsa subió 3 por ciento y en París la mejora quedó en 2,1 por ciento. Mientras tanto, en Nueva York, el índice Dow Jones subió 3 por ciento y el Nasdaq trepó 3,5.

El viernes pasado la agencia calificadora de riesgo Fitch rebajó su evaluación sobre las deudas soberanas de Italia y España, y la firma Moody’s redujo las notas de doce entidades financieras del Reino Unido y Portugal. En un escenario de creciente incertidumbre sobre la estabilidad del sistema bancario en Europa y la certeza de que Grecia va rumbo al default, la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, se reunieron en Berlín para intentar nuevamente dar una respuesta conjunta frente a la crisis.

Las diferencias de enfoque sobre cómo rescatar a los bancos en dificultades y las presiones políticas dentro y fuera de la Zona Euro siguen existiendo, pero los mandatarios hicieron un esfuerzo para enviar un mensaje contundente de que no se dejará caer al sistema financiero europeo. Por el momento, la reunión entre los funcionarios y el compromiso común alivió las tensiones en la primera jornada de la semana. El incipiente acuerdo recibió el “apoyo total” del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, quien dialogó ayer telefónicamente con su par galo y con el primer ministro inglés, David Cameron.

A las subas registradas en Francfort, París y Nueva York se sumaron la Bolsa de Londres, que cerró con ganancia de 1,8 por ciento, y Milán, que evidenció una mejora de 3,7 por ciento. Por su parte, Madrid, golpeada por la decisión de Fitch de rebajar la nota de la deuda soberana de España e Italia el viernes pasado, ganó 1,1 por ciento. El comportamiento positivo se reprodujo en las plazas bursátiles de América latina. En Buenos Aires, la Bolsa de Comercio y la plaza cambiaria no operaron por el feriado, pero papeles argentinos que cotizan en Nueva York lo hicieron en alza: las del Grupo Financiero Galicia ganaron 7,3 por ciento, las de Telecom, 5,9, y las de Tenaris, 3,7. Hoy podría reflejarse algo de esa suba en las operaciones en el Merval.

Mientras avanzan las negociaciones políticas y económicas sobre el diseño del programa para salvar a entidades financieras, la cumbre de la Unión Europea (UE) y la Eurozona prevista para el 17 y 18 de octubre fue postergada hasta el 23. “Esta nueva fecha va a permitirnos finalizar una estrategia global sobre la crisis de la deuda en la Zona Euro”, argumentó el presidente de la UE, Herman Van Rompuy. Las dificultades políticas internas en algunos países, como Eslovaquia, para que sus parlamentarios den el visto bueno para la ampliación del Fondo Europeo de Estabilización Financiera ofrecen un claro ejemplo de las limitaciones que enfrentan las iniciativas regionales para evitar el default de las economías periféricas.

Por su parte, la troika de supervisores internacionales formada por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional terminó ayer sus negociaciones con el gobierno de Grecia. Los especialistas enviados por esas instituciones abandonarán hoy Atenas para redactar un informe sobre el cumplimiento de las medidas de ajuste aplicadas por las autoridades helénicas. La obsesión del sistema financiero y los organismos multilaterales de crédito para que Grecia exhiba equilibrio presupuestario resultó en la profundización de los recortes del gasto público y otras medidas como la reducción del salario mínimo y el despido masivo de empleados estatales. Esas son algunas de las medidas impuestas por la denominada troika frente al fracaso del ajuste para equilibrar las cuentas públicas. Ayer, los trabajadores de las empresas estatales de hidrocarburos y electricidad decidieron comenzar una huelga para rechazar la reducción salarial impulsada desde el gobierno de Giorgos Papandreu.

El compromiso público de Merkel y Sarkozy para presentar una iniciativa antes de noviembre coincidió con los anuncios de los gobiernos de Bélgica, Francia y Luxemburgo para salvar al Banco Dexia. La entidad será desmantelada a la espera del plan de recapitalización de todo el sector.

Compartir: 

Twitter
 

Las Bolsas de Europa registraron subas en casi todos los países, de hasta 3 por ciento en Francfort.
Imagen: EFE
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.