SOCIEDAD › RECLAMAN QUE SE CUMPLA LA PROHIBICIóN DE VENDER MEDICAMENTOS FUERA DE LAS FARMACIAS

La ciudad no quiere tomar esa medicina

Entidades profesionales advierten sobre los riesgos de la venta en quioscos, que se sigue tolerando en la Ciudad Autónoma. Es que la Legislatura aún no adhirió a la ley nacional y el PRO apoya la venta fuera de las farmacias.

 Por Pedro Lipcovich

Distintas entidades profesionales exigirán mañana que en la ciudad de Buenos Aires se cumpla la Ley 26.567, que prohíbe vender medicamentos fuera de las farmacias. La Ciudad Autónoma y la ciudad de Corrientes son las dos únicas jurisdicciones donde no se cumple esta ley, aprobada en 2009; y el incumplimiento porteño se filtra también al conurbano bonaerense. Según los profesionales, la venta en quioscos no sólo presenta riesgos directos –productos vencidos, mal conservados, sin prospectos–, sino que propicia la equiparación del medicamento con cualquier mercancía: “Mucha gente ignora que el ibuprofeno o el diclofenac pueden dañar los riñones, que el paracetamol puede afectar el hígado o que la aspirina puede agravar el dolor en articulaciones”, explicaron directivos de la Confederación Farmacéutica. La Legislatura porteña todavía no aprobó la adhesión, y el PRO apoya la venta fuera de farmacias.

“La Cámara de Especialidades Medicinales de Venta Libre (Capemvel) y la Unión de Quiosqueros presionan: aducen que vender fuera de farmacias permite ‘mayor accesibilidad’, pese a que la ciudad es el distrito con más cantidad de farmacias por habitante”, sostuvo Claudio Ucchino, presidente de la sección Farmacia del Colegio de Farmacéuticos y Bioquímicos porteño, quien comentó que “los productos, mal manipulados, pueden haber sido expuestos al calor u otros agentes; y, fraccionados por unidad, pueden estar vencidos”.

Además, “los efectos indeseables de estos productos no son mínimos –destacó Ucchino–: el dolor de articulaciones, que mucha gente trata con aspirina, puede deberse a acumulación de ácido úrico, que la aspirina incrementa. Ricardo Aizcorbe, presidente de la Confederación Farmacéutica Argentina, agregó que “el diclofenac y el ibuprofeno pueden afectar los riñones; y quien se autoindica omeprazol para su acidez tal vez tenga una úlcera sin diagnosticar”.

Jorge Iapicino, titular de la Federación Médica de la Capital Federal, sostuvo que “hay que cumplir la ley nacional y no vender medicamentos sin control profesional, lo cual requiere que en las farmacias haya farmacéuticos a cargo. Venderlos como mercancías comunes fomenta la automedicación”.

La Confederación Farmacéutica efectuó una experiencia en la cual distribuyó en las calles de la ciudad, como si fueran muestras gratis, envases de un supuesto medicamento llamado Nodolem 400: el 95 por ciento de las personas aceptó el producto sin preguntar de qué se trataba y “un dos por ciento de las personas se acercó para pedir más”.

En la Legislatura porteña, las comisiones de Salud y de Desarrollo Económico tratarán en conjunto un proyecto de adhesión a la Ley 26.567. Según Jorge Selser, titular de la Comisión de Salud, “podría aprobarse antes de fin de año si el oficialismo no pusiera trabas, pero diputados del PRO presentaron proyectos que permiten la venta fuera de farmacias”.

La permisividad porteña afecta al territorio bonaerense: “En nuestra provincia la venta fuera de farmacias está prohibida, pero es muy difícil hacerlo cumplir si al lado mismo no se aplica”, advirtió María Isabel Reinoso, presidenta del Colegio de Farmacéuticos bonaerense. También en la ciudad de Corrientes, por decisión de su Concejo Deliberante, se permite la venta de medicamentos fuera de las farmacias.

Jimena Worcel, asesora de la Cámara de Productores de Especialidades Medicinales de Venta Libre (Capemvel), sostuvo en cambio que “los medicamentos de venta libre son muy seguros y conocidos: la gente sabe cómo utilizarlos, y tienen que estar accesibles en comercios a los que se pueden aplicar los controles necesarios”.

Mañana, de 9 a 12 en la Legislatura porteña, se efectuará una Jornada de Concientización sobre el Uso Racional de los Medicamentos, con intervención de entidades de la farmacia, la medicina, la odontología y especialistas universitarios.

Compartir: 

Twitter
 

“Hay que cumplir la ley nacional y no vender medicamentos sin control profesional”, dicen los farmacéuticos.
Imagen: DyN
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.