SOCIEDAD › TRES EXCARCELADOS, SIETE PRESOS, UN PRóFUGO

Los once imputados

En el caso Candela hay once involucrados. Siete están presos (seis de ellos con prisión preventiva). Tres fueron excarcelados pero aún no se resolvió su situación procesal. Y uno permanece prófugo.

  • Héctor “El Topo” Moreyra. Señalado como el autor intelectual del secuestro. Es el último detenido. Todavía no se pidió su prisión preventiva porque se esperan más pericias. Se cree que decidió vengarse del padre de Candela.

  • Hugo Bermúdez. Considerado como autor material del crimen. Se cree que fue él a quien acudió Moreyra para vengarse del padre de Candela. Hay pruebas que lo sindican como vinculado con los dueños de las viviendas donde habría estado la nena.

  • Fabián Gómez y Guillermo López. Son señalados como personas que integraron la logística del cautiverio de Candela. Se les adjudica un trato con Leonardo Jara, el prófugo que seducía a la nena y que habría sido el señuelo para que Candela fuera con ellos sin oponer resistencia. Las hijas de Gómez iban al mismo colegio que Candela. Se espera una pericia de voz para saber si alguno de ellos hizo la llamada extorsiva que se recibió en la casa de Candela.

  • Alberto Espíndola. Considerado también partícipe necesario y conocido de Gómez, González y Jara. En su primera declaración aseguró que estos tres lo interceptaron en la calle y le contaban que estaban metidos en el secuestro de Candela para que éste les avisara si la policía lo buscaba. En una segunda declaración, afirmó que la policía lo torturó para involucrar a Gómez y López. El fiscal cree que éste fue un ardid para evitar quedar como un buchón.

  • Néstor Altamirano. Dueño de la casa de Charrúas 1081, de Villa Tesei, y encargado de cuidar la casa de Kiernan 992. Según el fiscal, la nena estuvo recluida en las dos viviendas. Su defensa sostiene que fue ajeno al hecho, pero en el dictamen el fiscal asegura que en la semana en la que la nena desapareció su actividad laboral fue diferente a las otras. Además se encontró su ADN en una de la casas.

  • Gladys Cabrera. Dueña de la casa de Kiernan 992. Sostuvo que no tuvo relación con el hecho y que los días previos a la aparición del cadáver la vivienda ya había sido ocupada por el hombre que le había alquilado la casa. Este testigo la desmiente.

  • Leonardo Jara. Prófugo en otra causa donde se lo busca por un tiroteo, en el que se sospecha participó con uno de los aquí imputados. Señalado como la persona que habría seducido a Candela tiempo antes del secuestro para sondear dónde su familia tendría la plata que se le reclamaba. Hasta ahora no fue localizado.

  • Alfredo Monteros, padre e hijo. Torneros que estuvieron en la casa de Kiernan 992 el día en que apareció el cadáver de la nena. Fueron hasta allí porque Gladys Cabrera les había ofrecido varios muebles que había en la casa, que estaba por ser alquilada. Fueron excarcelados pero aún no se resolvió su situación procesal.

  • Gustavo Valenzuela. Fletero, fue convocado a la casa de Kiernan 992. Excarcelado. Tampoco se resolvió su situación procesal.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Sandra Cartasso
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.