ECONOMIA › OPERATIVO CONJUNTO DE LA UIF, EL BC Y LA AFIP POR MANIOBRAS EN COMPRAVENTA DE DOLARES EN LA CITY

Reclutan gente a la que le gusta hacer cola

Los denominados coleros, personas de bajos recursos que por una comisión son contratados para la compra de dólares, son el objetivo de organismos de control para combatir el lavado de dinero y la evasión. Esos billetes luego se venden en el mercado informal.

 Por Cristian Carrillo

Un joven acude en respuesta a un anuncio clasificado. La cita se realiza en un bar de la city. Luego de presentar sus datos recibe la propuesta: prestar su identidad para la compra de dos mil dólares diarios para terceros, a cambio de una pequeña comisión. Este el modus operandi que utilizan para reclutar a los “coleros”, según relató a Página/12 el titular de la Unidad de Información Financiera (UIF), José Sba-ttella. A partir de este tipo de maniobras, la UIF y el Banco Central iniciaron un plan de inspecciones sobre las principales casas de cambio del micro y macrocentro. “Los coleros son una muestra de que hay sectores que están comprando de manera ilegal, porque no pueden mostrarse físicamente”, advirtió Sbattella. El Central inspeccionó ayer siete nuevas entidades. En tanto, la AFIP inició además operativos de control sobre las declaraciones juradas presentadas por los compradores de dólares. En el circuito formal el billete verde se mantuvo sin modificaciones, a 4,26 pesos.

“Estamos apenas operando sobre este problema. Si bien los volúmenes de compraventa por esta vía son marginales, nos preocupa el nivel de psicosis que genera en el ahorrista, al ver toda la calle Florida con gente ofreciendo dólares y colas en las agencias”, reconoció el titular de la UIF. En el último mes se multiplicaron las denuncias por los coleros. “La que recibimos de este chico es un claro ejemplo. Les piden que compren hasta alcanzar el límite: hasta 60 mil pesos al año se puede comprar divisas sin que le sea requerida información adicional”, añadió el funcionario. La comisión que ofrecen a los coleros varía, pero el negocio es siempre el mismo. Se adquieren los dólares en el circuito formal y se venden en el denominado “blue” hasta 40 centavos por encima del promedio de bancos.

Los coleros sirven de pantalla para quien quiere fugar divisas sin pasar por los controles oficiales. “No hay por qué esconderse si uno compró y quiere sacar dinero de la Argentina en forma lícita”, dijo Sbattella. Sin embargo, muchas de esas operaciones se realizan con dinero de actividades ilícitas o, al menos, no declaradas –por lo cual no se paga impuestos–. “Es preocupante la falta de transparencia, entonces todo el poder de policía del Estado va a estar detrás para detectar este tipo de situaciones ilegales”, concluyó. La pelea contra estas operaciones se da actualmente bajo la coordinación del Central, la Comisión Nacional de Valores, la Superintendencia de Seguros y la AFIP.

Desde el viernes pasado se llevaron a cabo operativos diarios –promedio de seis y siete casas de cambio o bancos– con los cuales ya se registraron unas 125 personas identificadas como coleros, que ya fueron inhabilitadas. Entre las principales entidades donde se encontraron registros de estas operaciones se destaca el Banco Piano. El titular de esa entidad, Alfredo Piano, consideró “positivos” los controles. “Nos saca un problema de encima a los bancos, ya que es muy difícil de identificar a los coleros, porque realizan un trabajo diario de hormiga”, explicó a este diario. También reconoció que las inspecciones redujeron la cantidad de operaciones: “Los especuladores ahora están asustados por el trabajo puntual que realizan los reguladores”. Según informó Piano, acordaron ahora pedir documentación para “cualquier monto de compras”, que incluye: tarjetas de crédito, comprobante de socio de una medicina prepaga, documentación de un automotor a su nombre o el recibo de sueldo. Sbattella aclaró que estos controles no tendrán impacto en la cotización del dólar, “a lo sumo se puede encarecer el marginal”. “Estas obligaciones son las normales en cualquier país serio”, agregó.

Ayer el mercado cambiario se mantuvo demandado, lo que llevó al Central a vender unos 140 millones de dólares. No obstante, el stock de reservas se redujo en tan sólo 43 millones, hasta los 47.761 millones. El Central ofreció cobertura en los futuros hasta el plazo abril del año próximo a un valor de 4,39 pesos.

Compartir: 

Twitter
 

“Los coleros son una muestra de que hay sectores que están comprando de manera ilegal”, explicó José Sbattella.
Imagen: DyN
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.