ECONOMíA › ITALIA ACCEDIó A SUBIR LA EDAD JUBILATORIA PARA ACHICAR LA DEUDA

Otro tributo al ajuste europeo

El primer ministro Berlusconi logró un acuerdo sobre el límite con sus aliados para presentarlo hoy a la cumbre europea y evitar el derrumbe de su gobierno. Definen la quita a la deuda griega y el rescate a los bancos acreedores.

Mayor ajuste en los países endeudados y un millonario esfuerzo de los estados para salvar a los bancos acreedores serán en definitiva las claves del “plan de acción” que hoy presentarán los jefes de gobierno de la Unión Europea tras la cumbre que realizarán en Bruselas. Silvio Berlusconi llegará al encuentro exhibiendo el mayor sacrificio que consiguió acordar con sus aliados en el consejo de ministros del gobierno italiano: la elevación de la edad jubilatoria a 67 años. Será la ofrenda para que Italia deje de ser considerada la próxima economía de la Eurozona en derrapar, después de Grecia. El país heleno recibiría una importante quita en su deuda a cambio de continuar con el severo ajuste en sus cuentas fiscales. Para sumar confusión, ayer se canceló la reunión de ministros de Finanzas europeos que debían discutir hoy la implementación de las políticas para administrar la crisis, previa a la cumbre de jefes de gobierno.

Silvio Berlusconi y sus aliados en el gobierno habrían alcanzado un acuerdo de último momento para presentar un plan de reducción de la deuda, hoy, ante la cumbre europea. El primer ministro italiano y la Liga del Norte, encabezada por Umberto Bossi, encontraron una fórmula común para reformar el sistema de pensiones y tratar de satisfacer la demanda de las autoridades de la Unión Europea. El anuncio fue efectuado por la ministra de Educación, Mariastella Gelmini. El trabajoso acuerdo, alcanzado después de dos jornadas de negociaciones en el seno del consejo de ministros que habían arrojado sendos fracasos, contemplaría una brusca reducción del gasto público, en rubros y plazos precisos como había reclamado el Consejo Europeo y el aumento a 67 años de la edad para jubilarse, que hasta ayer era rechazado por la Liga del Norte. La falta de una salida que conformara las exigencias de ajuste del Consejo Europeo había puesto al gobierno de Berlusconi al borde del derrumbe, alternativa que ayer temprano no descartaban ni sus propios ministros.

Los países de la Eurozona, en tanto, apuraban un acuerdo con la banca privada para que acepte una fuerte rebaja de la deuda griega, pero no había acuerdo entre los países líderes sobre el rol que cumplirá el Banco Central Europeo en este refinanciamiento. Las entidades acreedoras habían aceptado, previamente, una quita del 21 por ciento del valor nominal de sus bonos griegos en cartera, pero ahora los gobiernos europeos estirarían la exigencia al 50 o 60 por ciento de quita. A cambio, ofrecerán una recapitalización de los bancos con fondos públicos que alcanzarían un monto global de más de 100 mil millones de euros. Es una forma de compensar la pérdida en sus balances que resultaría de admitir la incobrabilidad de la deuda griega en su valor nominal. Otro punto controvertido es qué bancos tendrán acceso a la recapitalización y bajo qué condiciones. Por lo menos, todos los bancos de primera línea de España y de Francia eran incluidos en las listas que se preveía integrarían el bloque a ser rescatado.

La cumbre europea también dispondría la ampliación del fondo europeo de estabilización financiera, de los actuales 440 mil millones a un billón e euros (más del doble). Las negociaciones sobre el refuerzo del poder de fuego del fondo sufrieron algunos tropiezos por posiciones contradictorias de Francia y Alemania. Estas diferencias podrían, incluso, postergar el anuncio sobre su ampliación, se especulaba ayer en fuentes europeas.

Este paquete de medidas no logrará alejar los temores existentes respecto del futuro de la economía europea. En esto coinciden la mayor parte de los analistas e, incluso, funcionarios de alto rango como el presidente del Banco de Inglaterra, Mervyn King, quien vaticinó que este conjunto de soluciones podría aportarle “un año de tranquilidad, a lo sumo dos” al sistema financiero europeo, pero que de ninguna manera podría ser considerada una solución definitiva.

Compartir: 

Twitter
 

Silvio Berlusconi y un acuerdo sobre la hora. Hoy lleva a Bruselas su plan de ajuste.
Imagen: EFE
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.