ECONOMíA › INFORME DEL GRUPO DE ACCIóN FINANCIERA INTERNACIONAL (GAFI) SOBRE EL MERCADO ARGENTINO

Un aprobado con tareas para el hogar

El GAFI resaltó los avances de la Argentina y el compromiso político del Gobierno para mejorar el marco regulatorio para combatir el lavado de dinero y la financiación del terrorismo.

 Por Cristian Carrillo

El Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) resaltó los avances de la Argentina y el compromiso político del Gobierno para mejorar el marco regulatorio para combatir el lavado de dinero y la financiación del terrorismo. El reconocimiento del organismo es parte de la publicación del informe que presentó ayer, luego del plenario que realizaron sus representantes con los principales países bajo “seguimiento intensivo”. El documento destaca las medidas implementadas desde el plenario que se realizó en junio pasado a la fecha, principalmente el envío al Congreso de un proyecto del Ejecutivo para tipificar en el Código Penal operaciones vinculadas con el financiamiento del terrorismo y la manipulación del mercado. De todos modos, el organismo presentó siete recomendaciones sobre las que el país deberá exhibir avances en la presentación de febrero próximo. “El GAFI anima a la Argentina a que trate sus deficiencias que restan y continúe con el proceso de ejecutar su plan de acción”, concluye el reporte.

La Argentina fue incluida el año pasado entre los países con seguimiento intensivo, luego de que el GAFI difundiera un controvertido informe respecto de lo actuado por el país entre 2004 y 2009 en materia de lucha contra el lavado de activos. En junio de este año el Gobierno presentó un plan de acción, que incluía las observaciones que el organismo había detallado en su informe. El GAFI aprobó el programa y solicitó que antes de noviembre mostrase avances. Esta semana una comitiva encabezada por el ministro de Justicia, Julio Alak, realizó la presentación de lo hecho por el país. Lo acompañaron los titulares de la Unidad de Información Financiera (UIF), José Sbattella, y de la Comisión Nacional de Valores, Alejandro Vanoli, y el subsecretario de Política Criminal, Juan Martín Mena.

“En junio de 2011, la Argentina asistió a una comisión política de alto nivel para trabajar con el GAFI en sus deficiencias estratégicas hacia el control de lavado y financiamiento del terrorismo. Desde entonces ha tomado medidas hacia la mejora de su régimen, incluso tratando algunas de las preocupaciones que el GAFI expresó con respecto de las modificaciones de junio de 2011 a su legislación”, señala el documento con el diagnóstico de los técnicos del organismo. El texto resaltó también el hecho de que el Gobierno “haya sometido ante el Congreso nacional la ley sobre financiamiento del terrorismo, se ocupe por decreto de la eficiencia en la evaluación de lo actuado” por la UIF y “siga los sectores financieros y de mercado de moneda extranjera”.

El Ejecutivo nacional presentó a principios de este mes dos proyectos de reforma del Código Penal. La primera de esas iniciativas se refiere a los delitos con fines terroristas y la segunda incorpora las figuras de manipulación de mercado e información privilegiada, entre otras, bajo el título de “delitos contra el orden económico y financiero”. A esto se suma que en el primer semestre del año se aprobó en el Congreso una ley que tipifica el lavado como delito autónomo y se creó un consejo de evaluación sobre lo actuado por la UIF. “El GAFI da la bienvenida al envío al Congreso del proyecto de legislación que trata las deficiencias en la criminalización del financiamiento del terrorista. Sin embargo, el proyecto de legislación tiene algunas deficiencias que la Argentina debe tratar antes de que se decrete”, advierte

Tras el reconocimiento, el informe enumera algunos puntos sobre los que, considera, debe avanzarse:

1 Un marco legal que criminalice adecuadamente las actividad vinculadas con el financiamiento del terrorismo y el lavado de dinero.

2 Establecer y ejecutar procedimientos para la incautación de los fondos relacionados con los activos provenientes del terrorismo y lavado de dinero e identificación y congelamiento de esos fondos.

3 Aumento de la transparencia financiera.

4 La UIF debe mejorar los requisitos de información de operaciones sospechosas.

5 Ejecución de un programa de supervisión adecuado para todos los sectores financieros.

6 Medidas de mejora para el control de los sectores no bancarios.

7 Establecer mejores canales para la cooperación internacional de la información.

El ministro Alak explicó que las recomendaciones se centran en cuestiones de redacción de los proyectos de ley, que “suelen ser subsanadas en el transcurso del debate legislativo”. En ese sentido, el ministro manifestó a este diario su optimismo en que la nueva conformación del Congreso, luego de las elecciones del domingo pasado, permita un tratamiento legislativo rápido para las reformas que fueron enviadas. Por su parte, el subsecretario Mena explicó que, “como los proyectos de ley son recientes, los técnicos del GAFI no tuvieron tiempo de realizar un balance exhaustivo y quieren hacer un chequeo previo al próximo plenario, previsto para febrero”. En ese sentido la comitiva argentina invitó a los representantes del organismo a realizar una visita a Buenos Aires antes de esa fecha.

Compartir: 

Twitter
 

Julio Alak, ministro de Justicia, presentó la posición argentina.
Imagen: Télam
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.