ECONOMíA › SE ALIVIó LA DEMANDA DEL PúBLICO, PERO HUBO PRESIóN IMPORTADORA

El dólar se adapta al sistema

El sistema de control y fiscalización de la AFIP recibió menos quejas y hubo un mínimo de rechazos para la compra. Los vencimientos de pagos por importación igual arrastraron a la divisa, que cotizó a 4,28 pesos.

 Por Cristian Carrillo

El dólar subió ayer un centavo al público a 4,28 pesos, según el promedio de bancos y agencias de cambio del microcentro porteño. El mercado mayorista operó en calma y con un reducido volumen de negocios, apenas 277 millones de dólares. No obstante, el Banco Central vendió 70 millones de dólares para equiparar la demanda privada. La compra de dólares respondió a vencimientos en los contratos de importación. El stock de reservas disminuyó en 181 millones de dólares, a 47.083 millones. A nivel minorista, no se evidenció un aumento de la demanda.

La de ayer fue la sexta jornada desde que se implementó el nuevo sistema informático de control y fiscalización de fondos para la compraventa de divisas. Los bancos y agencias consultadas por este diario coincidieron en que el mecanismo se mostró mucho más ágil que días previos, con un porcentaje de rechazos “mínimo”. Esta semana se ajustó el sistema junto con las entidades financieras para incorporar un software de consulta online con la AFIP, sin recurrir a la página web del ente recaudador. Siguen exceptuadas las operaciones justificadas por viajes y turismo y por créditos hipotecarios.

La segunda semana del flamante régimen de control de la AFIP comenzó sin inconvenientes. El porcentaje de operaciones “inválidas” se mantuvo en torno del 1,5 por ciento. “Es casi un error muestral”, justificaron fuentes oficiales. “Tuvimos muchos menos rechazos. Incluso se volvieron a cargar al sistema aquellas operaciones que habían dado error y ahora fueron aprobadas”, detalló a Página/12 el responsable de una mesa de cambios de la city. Mientras los técnicos de la AFIP terminan de afinar el intercambio de información, se avanzó durante la tarde en la implementación de una aplicación –dentro del sistema– para consultas online. “Hasta ahora debíamos ingresar la consulta manualmente, primero en la página de la AFIP, y luego pedir autorización. Ahora se está desarrollando un sistema aplicativo unificado con la central de cada banco para que con la consulta de la capacidad de pago del ahorrista se autorice la operación”, detalló el banquero.

Los clientes bancarios –sean empresas o personas físicas– tienen menos limitaciones a la hora de pasar sus ahorros a dólares, ya que los fondos están justificados en la cuenta de estas entidades. Una opción que eligieron los ahorristas es retirar los dólares de sus cajas de ahorro en esa moneda y, en otros casos, no renovar los plazos fijos. Por esta vía salieron la semana pasada unos 400 millones de dólares, el equivalente a un uno por ciento del total de las inmovilizaciones del sistema. Desde varios medios se apuntó que esa salida implica un traslado del dinero formal al informal. Pero este accionar tiene sus costos. Por el dinero inmovilizado en bancos no se paga impuesto a los bienes personales, lo que sí ocurre cuando se retiran los dólares para poner “debajo del colchón”. Este efecto implicará, en el caso de que la salida esté concentrada en pocas manos, un cambio en la categoría tributaria del ahorrista. El número de contribuyentes que sacaron sus dólares de los bancos aún no fue contabilizado por la AFIP.

El paquete de medidas dispuestas para controlar el accionar especulativo de los grandes jugadores –bancos y empresas– se reflejó también en el mayorista. La plaza registró el menor monto de transacciones del mes, con 277 millones de dólares. La intervención del Central también se vio aliviada. “En la primera semana de noviembre la autoridad monetaria vendió menos de la mitad que en la primera de octubre”, explicaron a este diario fuentes del BC.

La jornada tuvo un condimento extra para la demanda. Según explicaron fuentes del Central y cambistas de la city, se registraron muchas operaciones de compra para cumplir con los vencimientos de los contratos de importación, para lo cual no existen restricciones de ningún tipo. “En esta época del año es habitual que el Central sea el único abastecedor de la plaza”, explicó la fuente. Por su parte, la caída en las reservas, superior al volumen de ventas, tuvo que ver con el pago de operaciones cursadas a través del sistema de liquidación de comercio exterior sin el uso de la moneda estadounidense. En el mercado mayorista, el dólar subió medio centavo, reiterando el repunte ya producido el viernes pero que, antes del cierre de esa jornada, se había revertido.

Compartir: 

Twitter
 

Con reducido número de negocios, el mercado cambiario operó a la suba por las compras de importadores.
Imagen: Bernardino Avila
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.