ECONOMíA › LA PRESIDENTA DESTACó EL PROCESO DE DESENDEUDAMIENTO Y LA RESPUESTA ARGENTINA A LA CRISIS

El paso de deudor a acreedor del Fondo

En su primer acto tras participar del G-20, Cristina Kirchner indicó que el Estado argentino pasó de deberle al FMI a ser acreedor neto del organismo. Comparó con otros países, a quienes no quiso nombrar para no ser “ortiba”.

 Por Sebastián Premici

“Argentina es un acreedor neto, no en los términos de China, pero lo es. No voy a decir quiénes son deudores porque queda feo. Seguramente van a decir ‘qué ortiba la Presidenta, anda contando todos los que deben’. Pero no, nunca jamás. ¿Sonó muy mal ortiba? Cuando decís quién es el que debe, suena mal. Pero es eso, las cosas por su nombre.” Estas fueron las primeras palabras de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner tras su regreso de la cumbre del G-20. La mandataria elogió el nivel de desendeudamiento del país y contrapuso la situación local a lo que ocurre con Grecia, Italia y otras naciones europeas. En ese sentido, sostuvo que para fin de año la deuda externa privada será sólo de 8,7 por ciento del PBI. “He reafirmado con creces que el modelo es el del crecimiento y la inclusión social. Esa es la única receta que tienen los países para superar dificultades”, indicó, en relación a su paso por Cannes.

Con un estilo descontracturado, la mandataria reivindicó la actuación de la Argentina en la cumbre del G-20. Lo hizo durante el anuncio del Programa de Identificación Biométrica, en el Salón de la Mujer de la Casa Rosada (ver página 21). “Lo que hemos venido haciendo en estos años, muchas veces contra viento, marea y dimes y diretes, me dio un poco de orgullo, porque además nos reconocieron los colegas. No por el resultado electoral, sino por el resultado de las políticas”, enfatizó Fernández de Kirchner.

En Europa, todas las miradas están puestas en Grecia e Italia. La situación política alrededor de la deuda griega y los planes de ajuste provocaron la dimisión del primer ministro griego, Giorgos Papandreu. Por eso no resultó azaroso que la Presidenta hablara del endeudamiento europeo y las diferencias con la Argentina. Según su análisis, todo lo que ocurrió en el G-20 giró en torno del endeudamiento de los países centrales.

“Hoy el peso de la deuda, tanto pública como privada, es del 32,2 por ciento del PBI. La deuda pública en moneda extranjera se redujo al 27,5 por ciento del PBI, cuando en 2003 era más del 100 por ciento”, sostuvo la Presidenta, quien agregó que “la Argentina pasó de ser un deudor a un acreedor neto del Fondo Monetario Internacional”. Esto ocurrió en 2006, luego del pago con reservas al FMI. Además de una reducción del peso de la deuda, el país ganó autonomía para fijar su política económica.

“¿Adivinen quién es el acreedor neto más importante de los países avanzados? Suiza. Esto habla de una suerte de financiarización absoluta del capital, donde se termina ganando dinero sin producir ni hacer absolutamente nada, en detrimento de aquellas sociedades que con defectos y atrasos producen y, además, quieren seguir viviendo mejor”, indicó CFK, quien inmediatamente dijo que no daría los nombre de los países que son deudores, ya que eso podría ser considerado “ortiba”.

“¿Sonó muy mal, ortiba? Sonó, pero es eso, cuando decís quién es el que debe, suena mal. Pero es eso, las cosas por su nombre”, agregó la mandataria, en una muestra de buen humor y de intuir que su paso por el G-20 no resultó en vano. La reunión bilateral con Barak Obama, presidente de los Estados Unidos, y las referencias de otros mandatarios hacia su persona fueron una muestra de ello.

“El mundo está atravesando un momento difícil que exige mucha responsabilidad por parte de todos los argentinos. Quien ejerce la Primera Magistratura se hace cargo de la responsabilidad que le cabe, pero también el resto de los argentinos, en todas las funciones que ocupen y en todos los lugares en que cada uno de nosotros esté. Tenemos que hacernos cargo de lo que nos toca. Primero, para seguir sosteniendo el crecimiento; segundo, para que esto llegue a los sectores que todavía no hemos llegado”, concluyó la Presidenta.

Compartir: 

Twitter
 

“Me dio un poco de orgullo, porque nos reconocieron los colegas”, sostuvo CFK tras su paso por el G-20.
Imagen: Télam
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.