ECONOMíA › ENDESA SE QUEJó POR LAS TARIFAS QUE PERCIBE Y MOTIVó UNA DURA REACCIóN DEL GOBIERNO

Sube la tensión en el mercado eléctrico

La generadora informó que perdió 170,7 millones en 2011 y 441,3 en siete años. Lo atribuyó a “los bajos precios de la energía”. De Vido remarcó que la difusión del informe forma parte de una operación para frenar un posible recorte de los subsidios que recibe.

 Por Fernando Krakowiak

La generadora Endesa Costanera informó ayer a la Bolsa de Comercio que el año pasado perdió 170,7 millones de pesos y en los últimos siete años acumula un rojo de 441,3 millones. La subsidiaria de la italiana ENEL atribuyó la situación a los “bajos precios de la energía” y horas más tarde recibió una dura respuesta del Gobierno. “Endesa debería recordar las fabulosas ganancias que obtuvo en los últimos veinte años”, afirmó el ministro de Planificación, Julio De Vido, a través de un comunicado. El funcionario aseguró también que en el grupo “no pueden tomar Central Costanera como un caso aislado, sino que tienen que pensar en el desempeño global de todas sus empresas de manera integrada”. Además, remarcó que la difusión del informe empresario forma parte de una operación para tratar de frenar un posible recorte de los subsidios que recibe.

Endesa afirmó en la presentación de sus resultados que las pérdidas se deben a que “continúa afectada por las condiciones imperantes en el sector eléctrico, con altos niveles de demanda, bajos precios de la energía, restricciones en el suministro de gas natural, alta generación con combustibles líquidos y acumulación de las acreencias por los retrasos en los pagos de las ventas al Mercado Eléctrico Mayorista”. En el texto da cuenta de un aumento acordado en octubre de 2010 con la Secretaría de Energía, pero afirma que al cierre del ejercicio 2011 acumula cinco meses de atraso en el cobro, por un total de 53 millones de pesos. Quien debería pagarle ese monto es Cammesa, una compañía mixta encargada de administrar el mercado eléctrico mayorista, que es presidida por el propio De Vido.

El ministro respondió a través de un comunicado donde le recordó a Endesa las ganancias que obtuvo en el pasado y remarcó que los inconvenientes que enfrenta la compañía no son consecuencia de los precios que recibe por la energía, sino de la deuda que contrajo. “El principal problema de Central Costanera es que se endeudó en dólares durante la convertibilidad, por lo que no puede ahora pretender que todos paguen estos desatinos financieros, que en esquemas de negocio de largo plazo como éste deben resolverse con aportes de capital de la casa matriz y no con mayores tarifas”, retrucó.

Además, De Vido sostuvo que el negocio del grupo debe ser analizado de manera integrada. Eso es porque Endesa no sólo controla Endesa Costanera sino también El Chocón, una central que ya está amortizada y tiene costos bajos; la central Dock Sud, junto con Repsol YPF y PAE; la distribuidora Edesur y la comercializadora de energía mayorista Cemsa. También tiene participación en las centrales termoeléctricas Manuel Belgrano y José de San Martín, que el Gobierno construyó recientemente con recursos del Foninvemem, un fideicomiso integrado con fondos que Cammesa les debía a las generadoras y que éstas aceptaron canjear por acciones en esas dos centrales.

En otro párrafo del comunicado, De Vido afirmó que “el Gobierno está realizando un profundo estudio de los costos y la remuneración de los generadores, como lo hace en todas las actividades que reciben subsidios” y agregó que la difusión de los resultados negativos que acumuló la firma en los últimos siete años forman parte de “una operación mediática que busca evitar que avancemos en este proceso de revisión, con el que procuramos que sólo se apliquen donde son necesarios”. De este modo, dejó entrever que Endesa no sólo no recibirá un aumento de tarifas sino que probablemente vea recortados los subsidios que recibe.

No es la primera vez que el Gobierno tiene un cortocircuito con los italianos de ENEL, quienes heredaron los activos de Endesa Costanera, y las otras firmas mencionadas en febrero de 2009 cuando compraron la española Endesa. A comienzos del año pasado, De Vido amenazó con rescindirle la concesión a Edesur por no haber realizado las inversiones necesarias para garantizar la luz eléctrica en los hogares del área metropolitana que están bajo su cobertura. En ese momento, los italianos lograron frenar la avanzada oficial al prometer un incremento del 30 por ciento en las inversiones para 2011. Desde entonces, no había habido más cuestionamientos, pero el reclamo de ayer los puso de nuevo bajo la lupa.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

“El principal problema de Central Costanera es que se endeudó en dólares durante la convertibilidad”, dijo De Vido.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.