ECONOMíA › URBANIZACION EN TIERRAS FISCALES

Plan en tres etapas

Mientras los inscriptos empiecen a transitar por las oficinas del Banco Hipotecario en busca de un crédito, en otros despachos se estarán dando los pasos finales para la constitución del fondo fiduciario que administrará el Pro.Cre.Ar. El contrato de fideicomiso entre el Estado y el Banco Hipotecario (que designa a este último como Fiduciario) estipula aspectos como los requisitos mínimos de calidad que deberán tener las obras de las empresas desarrolladoras o las características de las licitaciones y concursos para adjudicar los proyectos.

Recién cuando quede formalmente constituido el Fondo Fiduciario, podrá avanzarse en la transferencia de dominio de los 86 predios de tierras fiscales de la Nación para llevar adelante la subdivisión de tierras y su urbanización. De todos modos, y aun cuando surja alguna resistencia de los organismos que deben cederlas, se espera que el trámite no atrase el cronograma previsto para la adjudicación de los créditos.

El paso siguiente será proponer los proyectos de urbanización a los inscriptos sin terreno. Quienes solicitaron turno, de acuerdo con la zona, comenzarán a recibir la citación para conocer la oferta disponible. Si el número de interesados en un proyecto supera la oferta, la adjudicación se resolverá por sorteo. Una vez adjudicado, el crédito se desembolsará a medida que avanza la obra. Las cuotas del crédito se empiezan a pagar una vez que termina la construcción. Es decir, con la mudanza.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.