ECONOMIA › REUNIONES DE GIORGI Y DE VIDO CON SUS PARES BRASILEñOS

El sector automotor en la agenda bilateral

 Por Javier Lewkowicz y Cristian Carrillo

El sector automotor ocupó un rol central en la 18ª Conferencia Industrial de la UIA, pese a que no formó parte del programa del evento en su primera jornada de actividades. Las discusiones en torno al nuevo régimen automotor para lograr una mayor integración local de partes en los autos producidos en Argentina y Brasil se desarrollaron durante encuentros bilaterales que mantuvieron funcionarios de ambos países. Previo a sus respectivas exposiciones, la ministra de industria, Débora Giorgi, se reunió con su par brasileño, Fernando Pimentel. Por la noche, tras el cierre del encuentro, se sumó el titular de la cartera de Planificación, Julio De Vido, junto a funcionarios de los respectivos gabinetes. El objetivo es producir entre ambos países autopartes que actualmente se importan desde la extrazona. En su panel, Giorgi hizo alusión al tema: “En América latina hay un potencial máximo de sustitución de importaciones de 600.000 millones de dólares”, que es lo que importa el bloque de extrazona en manufacturas de origen industrial.

La presencia de funcionarios y empresarios argentinos y brasileños permitió mantener, en un marco de discreta cordialidad, una serie de reuniones bilaterales. Al cierre de esta edición, los funcionarios comenzaban a recibir a algunos representantes de sectores clave de la industria. La primera fue encabezada por Giorgi y Pimentel y, por espacio de más de una hora y media, analizaron los avances en el cronograma de la nueva Política Automotriz Común (PAC), que entraría en vigencia a partir de 2014, cuando vence el marco actual. “Es un proceso que va a beneficiar mucho a la Argentina. Todavía estamos en proceso de análisis, y resta que Brasil defina mejor cómo lo va a aplicar”, señaló a este diario el director de la Asociación de Fábricas de Automotores, Fernando Rodríguez Canedo.

Las delegaciones trabajan en la implementación de reformas al actual convenio. Hasta ahora, las partes coinciden en la idea de reducir el ingreso de piezas y componentes desde afuera de la región, lo cual obliga a los gobiernos a modificar el componente de integración regional de los autos. Las normas señalan que para que un auto sea considerado como argentino o brasileño debe contar con 60 por ciento de partes regionales. En el caso de terminales radicadas en el país, 30 puntos con piezas argentinas. De las discusiones formó parte luego el ministro De Vido.

Sin hacer referencia directa a este sector, Giorgi habló de las compras extrazona de los países del Mercosur. Allí hizo alusión a los 600.000 millones de dólares, que es lo que importa al año de extrazona en manufacturas de origen industrial (MOI). “Argentina y Brasil tienen la responsabilidad de liderar la coordinación industrial en América del Sur, ya que ambas economías, en conjunto, representan el 71 por ciento del PBI y el 77 por ciento del PBI industrial del continente”, concluyó.

Compartir: 

Twitter
 

Débora Giorgi cerró la primera jornada de la Conferencia.
Imagen: Arnaldo Pampillón
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared