ECONOMíA › EL ACUERDO DE PRECIOS HASTA ABRIL SE EXTENDIó A LAS CADENAS DE ELECTRóNICOS Y ELECTRODOMéSTICOS

Más congelamiento para pasar el verano

Las principales cadenas de venta de electrodomésticos, además de entidades de comercios minoristas bonaerenses, se sumaron al acuerdo cerrado por Guillermo Moreno con los hipermercados. Los súper chinos condicionan su apoyo.

 Por Javier Lewkowicz

Las cadenas de comercialización de electrodomésticos y productos electrónicos, junto a los almacenes y autoservicios bonaerenses, se sumaron al acuerdo de congelamiento de precios por dos meses que impulsa el Gobierno. Tal como adelantó Página/12, Garbarino y Frávega, junto a Falabella, Ribeiro, Rodó, Musimundo, Compumundo, Easy, Red Megatone y Sodimac, se comprometieron a mantener vigente la lista de precios del 1º de febrero hasta el 1º de abril. En tanto, la Federación de Entidades de Autoservicistas y Polirrubros de Buenos Aires decidió sumarse al convenio que concertó el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno. Los supermercados chinos, por su parte, manifestaron que su intención es también congelar precios, pero se sumarán si el compromiso se extiende a los mayoristas y distribuidores, de quienes adquieren más de la mitad de la mercadería que venden al público. Esas entidades consideraron que de otro modo el acuerdo no será útil. Pidieron que se dé a conocer la lista de precios que pretenden congelar.

Luego de la jornada del lunes, cuando los supermercados fueron convocados e informados del acuerdo, ayer los retailers cerraron su adhesión. El hecho es, más que un gesto de buena voluntad, una técnica coherente de comercialización, ya que en la actualidad los supermercados tienen una amplia oferta de electrodomésticos y productos electrónicos cuyo congelamiento de precios, según lo convenido con el Gobierno, resta demanda a los otros comercios especializados en esos productos. El acuerdo siempre es de palabra y no tiene ningún ribete formal. Esa modalidad, para algunos actores de la cadena, impide publicar los precios congelados y deja en un limbo las sanciones en caso de incumplimiento.

“Es un acuerdo sobre los precios de todos los productos por el lapso de dos meses. Como hay más presión con la vuelta de los chicos al colegio, se pidió un esfuerzo para ayudar a que los precios no jueguen una mala pasada”, explicaron desde una de las empresas de retail. Esas cadenas basan sus ventas en una violenta estrategia de promociones con tarjetas de crédito, débito y largas series de cuotas sin interés. Un ejecutivo de estas firmas explicó a este diario que hasta el 1º de abril el sistema de ofertas bancarias va a operar sobre la lista de precios del 1º de febrero.

A diferencia de los supermercados, nucleados en la Asociación de Supermercados Unidos (ASU), los retailers no se encuentran agrupados en una entidad, lo que explica que la negociación con Comercio Interior haya sido más dispersa. Desde una de esas empresas se mostraron conformes por la señal del Gobierno de que está trabajando sobre el problema de la inflación, aunque no tienen claro cuál será la reacción de los consumidores.

Ante la duda acerca de qué pasará con los precios de sus proveedores, entienden que el compromiso de precios se extiende también a la industria. En la medida en que Moreno controla a través de sus autorizaciones los precios, debería mantener a raya los aumentos en este período. Sin embargo, el control de precios del secretario funciona desde hace mucho tiempo y, a pesar de ello, la inflación continúa en niveles altos. El Indec calculó el año pasado que la variación del Indice de Precios al Consumidor (IPC) fue de 10,8 por ciento. Sin embargo, esa cifra es mucho menor a la variación de salarios en el período que, según el mismo organismo, avanzaron 24,5 por ciento. La diferencia es incompatible con una distribución del ingreso que permaneció relativamente estable. Otro ejemplo es la recaudación del impuesto al cheque, que creció 21,4 por ciento en 2012 de forma interanual, cuando sólo unos 2 puntos pueden atribuirse al crecimiento económico.

Por otro lado, Enrique Eduardo Salvador, presidente de la entidad que nuclea a los almacenes y autoservicios, indicó que “nos sumamos a esta iniciativa con la esperanza de que contribuya a los fines buscados de mejorar la capacidad adquisitiva de los consumidores”. En tanto, Miguel Angel Calvete, de la cámara que agrupa a los supermercados chinos, dijo a este diario que “seguramente nos vamos a adherir al acuerdo en los próximos días, pero para eso deben sumarse también distribuidores y mayoristas. Si no participan todos los actores de la cadena, no lo vemos como una medida satisfactoria y sustentable”.

Calvete pidió que se haga pública la lista de precios congelados, porque “si no, todo esto va a ser sólo una expresión de deseos”. Sin los precios de referencia, advierte, los comercios no respetarán el congelamiento. Con respecto a la lista de precios, algunas entidades de consumidores resaltaron que los precios están publicados en la web “Precios en su Sitio” de la Subsecretaría de Defensa del Consumidor. Claudio Boada, de Unión de Usuarios y Consumidores, se mostró a favor del acuerdo y explicó que “cuando los precios se mueven, siempre es más difícil para el consumidor elegir bien, porque se pierde noción de lo barato y lo caro. Reveló que en cinco comercios en un radio de tres cuadras a la redonda en el barrio de Colegiales, la dispersión de precios llega al 25 por ciento. Varias entidades van a hacer un planteo de apoyo formal al acuerdo.

Compartir: 

Twitter
 

Cadenas de electrodomésticos, hipermercados de computación y de música, además de otras megatiendas, también congelarán precios hasta abril.
Imagen: Télam
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.