ECONOMIA › SE DEFINE LA PULSEADA ENTRE LOS SUPERMERCADOS Y LOS BANCOS

Baja de comisiones o Súper Card

El secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, aseguró el viernes que si entre hoy y mañana los bancos no presentan una propuesta de rebaja de costos financieros, le dará luz verde a la tarjeta de los súper.

Esta semana podría haber definición en la pulseada que mantienen los supermercados con los bancos por los costos financieros. El secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, aseguró el viernes que si entre hoy y mañana las entidades financieras no presentan una propuesta de rebaja de comisiones, le dará luz verde a la tarjeta Súper Card, que servirá para comprar en supermercados y casas de electrodomésticos, donde a su vez dejarían de aceptar las tarjetas Visa, Mastercard y American Express.

En la actualidad los bancos les cobran a los supermercados un 3 por ciento de comisión y, según pudo saber Página/12, estarían dispuestos a bajar la tasa hasta 1,3 por ciento. Moreno dejó en claro que su intención es que ese cargo baje a 0,75 o como mucho 1 por ciento, pero los bancos ofrecerían 1,3 por ciento y mantener las promociones para la compra de productos con tarjetas. El Gobierno busca achicar el costo financiero que cargan los supermercados para mantener el congelamiento de precios al menos hasta el 1º de junio, concediendo al mismo tiempo autorización para aplicar aumentos a sectores industriales, que serían absorbidos por la red comercial. Algunos de los habituales participes de las reuniones que Moreno organiza con empresarios todos los viernes sostienen que el objetivo sería incluso extender el congelamiento hasta las elecciones.

Por un lado, Moreno y las empresas que conforman ASU –Carrefour, Walmart, Coto, Jumbo y Disco, entre otras– venían conversando sobre cómo ampliar el congelamiento más allá del 1º de abril. Y por otro, había malestar en el Gobierno por el carácter “parasitario” que presenta en ocasiones el sistema financiero. Los supermercados plantearon entonces el tema de las comisiones que les cobran las tarjetas, que oscilan entre 1,5 y 3 puntos, según el plástico y el banco, y reflotaron una idea ya analizada en el pasado de lanzar una tarjeta propia que englobe a todas las cadenas. Para que el proyecto prospere, la condición es que ese plástico sea excluyente en los súper, dado que de otra manera el público no encontraría grandes incentivos para gestionar un nuevo instrumento de pago.

Los últimos fines de semana los supermercados facturaron cerca de 1500 millones de pesos. El 40 por ciento de esa cifra son pagos con tarjetas de crédito. Si se recortaran dos puntos las comisiones que aplican los bancos y los plásticos, los comercios se ahorrarían 12 millones de pesos. Cuando el Gobierno extiende ese tipo de cuentas al total del mes, llega a la conclusión de que el ahorro les permitirá a los supermercados mantener el congelamiento de precios. Moreno aceptará que la industria ajuste sus precios, dado el aumento de costos que implican las actualizaciones salariales, pero evitará que esa suba se traslade al consumidor recortando gastos a los súper por la vía financiera.

Compartir: 

Twitter
 

Los súper piden que la comisión baje de 3 a 1 por ciento.
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared