EL PAíS › DIFERENCIAS ENTRE EL PRO Y EL PJ DISIDENTE EN LAS NEGOCIACIONES PARA LLEGAR A UN ACUERDO ELECTORAL

La disyuntiva entre Lavagna y Michetti

Macri y Lavagna se mostraron juntos, pero el ex ministro sólo encabezaría un frente de peronistas y macristas. En el PRO, algunos creen que eso sería regalarle un triunfo a un posible candidato a presidente. Otros piensan en una interna con Michetti.

 Por Werner Pertot

Lavagna o Michetti. Michetti o Lavagna. Esas son las opciones que tiene el espacio que va del peronismo disidente al macrismo en la ciudad de Buenos Aires. Mauricio Macri se sacó varias fotos con el ex ministro de Economía, que es reticente a darle el sí. Roberto Lavagna aclaró que no será candidato del PRO, pero que encabezaría un frente que incluyera peronistas y macristas. Una posibilidad que deslizó el jefe de Gobierno porteño es que compitan en internas con Gabriela Michetti, pero si se diera ese escenario no hay lugar después para un acuerdo por consenso: la lista que gana se queda con todo. Dentro del macrismo, dudan de que Lavagna vaya a aceptar competir en una interna. Cerca del ex ministro confirman que para él es o el primer lugar o nada. Mientras tanto, algunos macristas se preguntan si no le estarían regalando una victoria a un competidor presidencial de Macri.

Cada vez que le preguntaron en público, la ex vicejefa señaló que está dispuesta a dar la pelea con Lavagna. No fue diferente en el breve diálogo que tuvo con Página/12: “Aún no hay absolutamente nada acordado en términos electorales, sólo hay conversaciones para ponernos de acuerdo en los temas que le preocupan a la gente. Si se diera más tarde un acuerdo electoral, podríamos determinar las candidaturas por internas o por consenso”, indicó. Lavagna prefirió no hacer comentarios a este diario, por el momento.

Cerca del ex ministro advierten que el único que maneja la estrategia de Lavagna es Lavagna. Recuerdan que él ya dejó en claro que no será candidato por el PRO. Quiere armar un frente, que incluya a sectores sindicales como los que encabezan el camionero Hugo Moyano y el titular del gremio de los peones rurales, Gerónimo “Momo” Venegas. Ambos están formando sus partidos para participar en las elecciones y se baraja la posibilidad de que Lavagna se presente con alguno de esos sellos. La idea sería sumar a ese frente a otros sectores del peronismo porteño, además del MID y el macrismo. ¿Aceptaría unas internas? “Arrancó de candidato a presidente. No acepta menos que primero”, confía uno de sus amigos. Por el armado que imagina Lavagna circulan otro ex ministro de Economía, como Martín Lousteau, y un ex ministro de Justicia como Alberto Iribarne, entre otras figuras.

Lavagna compartió una cena la semana pasada con Moyano y el gobernador de Córdoba, José Manuel de la Sota, quien también busca hacer pie en la Capital. De la Sota, a su vez, se mostró esta semana junto a Venegas y a su partido Fe. En ese armado están varios de los que solían acompañar a Lavagna, como Carlos Campolongo y Jorge Todesca. De la Sota también estuvo reunido hace una semana con varios peronistas que orbitan en torno de un acuerdo con el PRO, como Eduardo Amadeo o Carlos Brown. El cordobés, quien tras cada foto con Macri dijo que no había acuerdo posible, podría sumarse al frente o complicarle la jugada al jefe de Gobierno.

En el macrismo hay distintas posiciones sobre el acuerdo con Lavagna. Diversos dirigentes peronistas del PRO, como Emilio Monzó, Cristian Ritondo o Diego Santilli, verían como un éxito rotundo armar un acuerdo PRO-Peronista en Capital. “Lavagna es un dirigente con un peso relativo. Nos permitiría mostrar que estamos agrandando el espacio hacia el 2015”, razonan en el PRO, en donde ven que Lavagna viró de cuestionar a Macri a aceptar compartir un asado con él, con foto incluida.

Sin embargo, la estrategia cuenta con algunos obstáculos. Los consiglieri de Macri descuentan que Lavagna no acepta otra cosa que ser el primero en la lista de senadores. “No acepta una interna, ni ser segundo de Michetti”, imaginan. Otros directamente recelan de la posibilidad de una alianza. Hay una lectura por estos días en el macrismo de qué ocurriría si Lavagna gana en Capital con los votos del PRO. “No queda como una victoria de Mauricio sino de Lavagna. Se instala y puede ser un competidor nuestro para la presidencial. Ya fue candidato a presidente con los radicales y no perdió las ganas”, indican los estrategas del PRO. “Estamos en una encrucijada con Lavagna. Si él sólo acepta ser el primero de la lista, pasa a ser un competidor de Mauricio”, indican.

El segundo problema que tienen es interno. No es seguro que Michetti acepte ser segunda. Por el momento, a la diputada le parece una demasía cederle el lugar a un extrapartidario. En su entorno recuerdan que dilapidó buena parte de su capital como opositor cuando se sacó una foto con Néstor Kirchner en la portada de un matutino, poco después de las elecciones de 2007. Y muestran encuestas que la dan por encima del ex ministro y bien adelante en la contienda porteña.

Habrá que ver cómo lee esas encuestas Macri y cuánto influirá en su decisión el “no” de Michetti a pasar a la provincia de Buenos Aires (donde el candidato también terminaría siendo un extrapartidario, como el radical Gustavo Posse). Hay un sector importante del macrismo que está buscando la manera de pasarle la factura por esa decisión, con Horacio Rodríguez Larreta a la cabeza. Otros imaginan que a Michetti la acompañará un “efecto Papa”, por la cercanía que tiene con Jorge Bergoglio. Por el momento, Miche-

tti no definió qué hará, pero comentan que no le faltan ganas de enfrentar a Lavagna en una interna. La lista de precandidatos a senadores la podría completar con Federico Pinedo. Un escenario que no facilita un acuerdo.

Compartir: 

Twitter
 

“Si se diera un acuerdo electoral (con Lavagna), podríamos determinar las candidaturas por internas o por consenso”, dijo Michetti.
Imagen: DyN y Joaquín Salguero
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.