EL PAíS › EL ACTO DEL ENCUENTRO MEMORIA, VERDAD Y JUSTICIA

La otra marcha a la Plaza

La Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos, otros organismos de derechos humanos y partidos de izquierda repudiaron la dictadura, reclamaron celeridad en los juicios a represores y acusaron al Gobierno de criminalizar la protesta social.

Una guerra de consignas entre La Cámpora y la izquierda, con algunos empujones incluidos, marcó la entrada de las columnas del Encuentro Memoria, Verdad y Justicia a la Plaza de Mayo para el segundo de los actos del 24 de marzo, en el que las organizaciones de ese espacio acusaron al gobierno nacional de estar avanzado en la criminalización de la protesta social y reclamaron el desmantelamiento del llamado Proyecto X. Los cruces no pasaron a mayores, aunque al terminar el día el Encuentro denunció que las organizaciones kirchneristas “taponaron” su ingreso a la Plaza para demorar el inicio del acto, mientras desde los organismos históricos reprocharon a la izquierda haber entrado “con una actitud patoteril”.

Como sea, la tensión no fue más allá de los cantitos. La izquierda le gritó a La Cámpora: “Los muchachos kirchneristas / parecen tener amnesia / porque en este 24 / se la pasan con la Iglesia”. Y La Cámpora contestó con un “Ahí están / ahí están / los que apoyaron a la Sociedad Rural”.

Cuerpo a cuerpo y cruzándose así durante un buen rato, finalmente una veintena de jóvenes kirchneristas con remeras que los identificaban como de organización se metieron entre los dos grupos y acompañaron a La Cámpora a desconcentrarse por el lado sur de la plaza.

Durante media hora más todavía hubo cruces entre militantes que quedaron sueltos y otros que llegaban. Por ejemplo: “Gorilas, la mayoría de los desaparecidos son nuestros”, gritó una chica con los dedos en V. Y otra que entraba marchando le contestó agitando la remera que llevaba puesta, con la foto de Luciano Arruga.

El Encuentro Memoria, Verdad y Justicia ha reunido históricamente para los 24 de marzo a la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos y militancia de izquierda. A la convocatoria de ayer movilizaron, entre otros, el Movimiento Socialista de los Trabajadores, el Partido Obrero (PO), el Comunista Revolucionario (PCR), el de los Trabajadores Socialistas (PTS), Izquierda Socialista, el Frente Amplio Progresista (FAP), Proyecto Sur. También numerosas organizaciones gremiales, estudiantiles (como la FUBA) y de derechos humanos que no están dentro del grupo de los organismos históricos, como la Correpi y el Ceprodh.

Como es costumbre, no hubo oradores sino que desde un camión que hizo de escenario y se estacionó junto a la Pirámide de Mayo fue leído un documento. Antes de empezar se realizó un homenaje a Adriana Calvo, ex titular de la Asociación de ex Detenidos y figura del Encuentro, fallecida en diciembre de 2010.

El documento arrancó con una reivindicación de la lucha de los 30 mil desaparecidos. “Repudiamos la dictadura que impuso la desaparición como paradigma del terror y que tuvo por objetivo aniquilar al amplísimo movimiento obrero y popular que se proponía transformar la Argentina”, recordó el texto.

Luego centró sus críticas en la Justicia por la demora en el avance de los juicios a los represores. “320 represores murieron impunes antes de llegar a la Justicia”, fue el planteo. “A este ritmo, serían necesarios por lo menos 50 años para terminar de juzgar a los represores. Denunciamos a los jueces y al Poder Ejecutivo, que tiene la posibilidad de tomar medidas para acelerar los juicios y no lo hace.”

A continuación siguieron los cuestionamientos más fuertes al gobierno nacional. “El Gobierno paga la fraudulenta deuda externa, garantiza ganancias millonarias a las multinacionales”, permite “la minería contaminante” y “el negocio de la soja” y “mantiene y profundiza las reformas antiobreras del menemismo”. En esta línea, el documento del Encuentro agregó que frente a las reacciones de resistencia, el kirchnerismo “ha avanzado” en la criminalización de la protesta. La denuncia del espionaje ilegal de la Gendarmería a organizaciones gremiales –conocido como Proyecto X– fue inscrita en este marco. También fue denunciado un aumento de los casos como los de Mariano Ferreyra, donde actúan grupos ligados a la burocracia sindical, que para el Encuentro expresan un modo de “represión tercerizada”.

Compartir: 

Twitter
 

Los militantes de izquierda cruzaron cantitos y algunos empujones con las agrupaciones kirchneristas.
Imagen: Joaquín Salguero
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.