ECONOMíA › NOMBRARON A NORBERTO BERNER COMO NUEVO SECRETARIO DEL AREA

Cambios en Comunicaciones

Berner responde al diputado nacional Eduardo “Wado” de Pedro. También reemplazaron al titular de Arsat por un hombre cercano a Axel Kicillof. De este modo, La Cámpora tendrá injerencia en la política nacional de telecomunicaciones.

 Por Fernando Krakowiak

Cristina Fernández de Kirchner oficializó ayer dos designaciones clave en el área de telecomunicaciones. Norberto Berner, hasta ayer titular de la Inspección General de Justicia, reemplazó a Lisandro Salas al frente de la Secretaría de Comunicaciones (Secom) y Matías Bianchi Villelli fue designado titular de la Empresa Argentina de Soluciones Satelitales (Arsat), en lugar de Néstor Tognetti. Los nuevos funcionarios son militantes de la agrupación La Cámpora. Berner responde al diputado nacional Eduardo “Wado” de Pedro y Bianchi Villelli es hombre de confianza del viceministro de Economía, Axel Kicillof. Ahora ambos trabajarán con el ministro de Planificación, Julio De Vido, a quienes respondían Salas y Tognetti. Asumirán el próximo miércoles.

“Es la sangre nueva que quiere la Presidenta”, aseguró ayer De Vido cuando lo consultaron sobre los cambios en su ministerio, durante un acto en el Palacio de Hacienda en el que anunció una serie de convenios para el desarrollo de obras públicas en municipios.

Norberto Berner es un joven de 35 años hijo del militante de Montoneros Ernesto Berner, secuestrado por la dictadura militar el 1º de enero de 1977 y desaparecido desde entonces. Su madre, Isabel Cerruti, también fue secuestrada por la dictadura, el 22 de julio de 1978, y permaneció detenida en los centros clandestinos El Banco y El Olimpo hasta el 28 de enero de 1979, cuando fue liberada. Berner militó en la organización Hijos y en la agrupación estudiantil NBI de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires, junto a Wado de Pedro.

Sus antecedentes laborales incluyen cargos menores en la Dirección General de Protección del Trabajo del Gobierno de la Ciudad (2006-2007), el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (2007-2009), el Ministerio de Desarrollo Social (2009-2010) y la Anses (2010). Luego fue nombrado director en representación del Estado en Telecom Argentina, su único antecedente vinculado con las telecomunicaciones, y el 29 de mayo del año pasado asumió al frente de la Inspección General de Justicia, cargo que ayer dejó para pasar a la Secom. Con la designación de Berner, La Cámpora desembarca en la Secretaría de Comunicaciones, dependencia que desde abril de 2006 estuvo a cargo de Lisandro Salas, un arquitecto de perfil bajo y hombre de confianza del ministro Julio De Vido.

Entre los principales desafíos que deberá afrontar Berner sobresale la implementación del Plan Nacional de Telecomunicaciones Argentina Conectada, presentado en octubre de 2010, que busca democratizar el acceso a Internet, y el desarrollo de un modelo de negocios para la explotación estatal del espectro radioeléctrico, de manera directa o a través de terceros. En ambos casos, la firma Arsat cumple un papel protagónico, porque tiene a su cargo la expansión de la red de fibra óptica, prevé convertirse en proveedora de Internet mayorista y a su vez es la encargada de administrar el espectro radioeléctrico en poder del Estado. Por lo tanto, los cambios también alcanzaron a esta empresa estatal, fundada en 2006.

La Presidenta nombró al frente de Arsat al ingeniero industrial Matías Bianchi Villelli, de 41 años, en reemplazo de Néstor Tognetti. Bianchi Villelli es un hombre de confianza del viceministro de Economía, Axel Kicillof, con trayectoria en el sector privado. Por lo tanto, La Cámpora se aseguró el control de los dos puestos clave para el diseño de la política de telecomunicaciones. En enero del año pasado, la agrupación comandada por el hijo de Cristina Fernández de Kirchner ya había hecho pie en Arsat al nombrar como uno de los directores titulares a Guillermo Rus, pero ahora comandará la firma.

Donde no hubo cambios es en la Comisión Nacional de Comunicaciones. La Presidenta decidió prorrogar la intervención del organismo hasta diciembre y mantuvo al frente a Ceferino Namuncurá, que responde a De Vido, y como subinterventor a Nicolás Karavaski, un funcionario que ya viene reportando a La Cámpora.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

Norberto Berner en mayo del año pasado, cuando fue nombrado al frente de la Inspección General de Justicia.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.