ECONOMíA › EL FMI REVISó A LA BAJA SUS ESTIMACIONES DE CRECIMIENTO PARA ESTE AñO

La economía mundial a un pasó más lento

Proyecta una mejora de 3,1. Al pobre desempeño de Estados Unidos y la recesión europea, suma el freno de los emergentes.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) revisó a la baja sus estimaciones de crecimiento económico para 2013. Al pobre desempeño de Estados Unidos y la prolongada recesión en Europa, el Fondo sumó en su diagnóstico de julio la desaceleración de los países emergentes. Desde el estallido de la crisis financiera y a pesar de las recomendaciones del FMI para aplicar políticas fiscales y monetarias contractivas, las economías emergentes fueron el motor del crecimiento global. Sin embargo, la tracción que imponían a la economía China, India, Rusia y América latina se debilitó.

Las propuestas del organismo multilateral para recuperar la vigorosidad en esas regiones estratégicas se limitan a la baja de las tasas de interés y a “modernizar los marcos de regulación y supervisión”. Si bien la actualización del documento “Perspectivas de la Economía Mundial” no insistió con las tradicionales recetas de ajuste para los países emergentes, sí las reclamó para países de la Zona Euro como España.

“La economía mundial está creciendo con más lentitud de lo esperado y los riesgos se están agudizando sobre todo en los mercados emergentes”, advirtió ayer el FMI. El organismo que no pudo prever la crisis y cuyas recomendaciones de política agudizaron la recesión global y profundizaron las tensiones sociales estima que el crecimiento será 3,1 por ciento en 2013 y 3,8 por ciento en 2014, una revisión a la baja de 0,25 de punto porcentual respecto del informe de Perspectivas presentado en abril. “El desempeño inferior a lo previsto en el primer trimestre del año se debió al crecimiento decepcionante en las economías de mercados emergentes, la agudización de la recesión de la Zona Euro y la lentitud inesperada de la expansión estadounidense”, sostuvo en un comunicado el Fondo.

El documento que difundió ayer el organismo conducido por la francesa Christine Lagarde apunta con especial énfasis hacia China, India, Brasil, Rusia y el resto de las economías emergentes para explicar la desaceleración. “El considerable debilitamiento de la demanda interna y el enfriamiento del crecimiento en varias economías de mercados emergentes de importancia crítica” son para el FMI los factores más relevantes al momento de revisar a la baja las proyecciones de crecimiento globales.

Para el Fondo, en 2013 las economías de mercado emergente crecerán un cinco por ciento, una rebaja de 0,3 punto porcentual frente a la última estimación difundida por el organismo. En China, uno de los principales socios comerciales de Argentina, el crecimiento promediará 7,8 por ciento en 2013, 0,3 punto menos que en la proyección de abril, y continuará desacelerándose el próximo año.

El crecimiento en el resto de los denominados Brics –Brasil, Rusia, India y Sudáfrica– también fue recortado entre 0,25 y 0,75 punto porcentual. Según vislumbran los técnicos del FMI, la economía del país vecino crecerá solamente 2,5 por ciento en 2013 y 3,2 por ciento en 2014. La última estimación para Argentina realizada en abril sostiene que la actividad económica aumentará 2,8 por ciento, significativamente por debajo de las proyecciones del Gobierno y los datos difundidos por el Indec en lo que va del año.

El “decepcionante” crecimiento emergente es para el FMI “consecuencia de estrangulamientos de la infraestructura y otras limitaciones de la capacidad, desaceleración del crecimiento de la demanda externa, disminución de los precios de las materias primas, inquietudes en torno de la estabilidad financiera y, en algunos casos, debilitamiento de las políticas de apoyo”. El Fondo no reclama mayores inversiones públicas para superar los problemas en la infraestructura o la dependencia de las exportaciones de los commodities sujetas a las volátiles cotizaciones en el mercado financiero, sino que advierte que como consecuencia de esa desaceleración los países emergentes tendrán menores recursos presupuestarios.

“El panorama para muchos países exportadores de materias primas (incluidos los países del grupo Brics) también ha empeorado debido a la disminución de los precios de las materias primas”, sostiene el informe, aunque ayer la soja volvió a rozar los 600 dólares la tonelada y otros bienes como el petróleo se mantienen en niveles históricamente elevados.

Compartir: 

Twitter
 

La titular del FMI, Christine Lagarde, les apuntó ahora a los países en desarrollo.
Imagen: EFE
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.