ECONOMíA › REGLAMENTO DEL NUEVO MERCADO BURSáTIL

Capitales en regla

 Por Tomás Lukin

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner encabezará hoy la conmemoración del 159º aniversario de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires. El discurso de CFK es esperado con ansiedad ya que anticipará algunas de las nuevas reglas de juego para el mercado de capitales. La Bolsa será la plataforma de presentación de los cambios introducidos por la reforma, pero la apuesta del Gobierno está en la capacidad de las modificaciones para impulsar la movilización de fondos desde las provincias y la emergencia de nuevos actores minoristas. El objetivo es ampliar y diversificar el reducido mercado de capitales argentino.

Mientras aguarda que el Ministerio de Economía y la Comisión Nacional de Valores (CNV) presenten la reglamentación de los cambios, la tradicional Bolsa de Comercio porteña comenzó a adecuarse a la nueva legislación. Para eso está definiendo una asociación con el Merval –el mercado de acciones y títulos públicos– para crear Bolsas y Mercados Argentinos (B&MA), que hasta ahora figura como una de las consecuencias más importantes de la reforma. No obstante, en el Palacio de Hacienda consideran que la relevancia de la nueva ley reside en el impulso que otorga al sector minorista que hoy no accede al mercado de capitales. Los cambios no solucionarán las necesidades de mayores niveles de inversión de la estructura productiva argentina, pero en el equipo económico confían que facilitarán el acceso al financiamiento de proyectos que hoy no pueden despegar.

El diagnóstico que realizan en Economía es sencillo. El reducido y segmentado mercado de capitales argentino carece de una red de comercialización de productos financieros que comunique todo el país. Los bancos no promueven las inversiones en instrumentos financieros como acciones o fideicomisos. Su negocio está en los plazos fijos, que vienen a alimentar el circuito de créditos personales en Buenos Aires. Para redireccionar esa lógica, entienden en el equipo económico, se requieren nuevos actores en la base del mercado que ofrezcan nuevos productos regionales a inversores minoristas de todo el país.

Desde su visión, la facilidad para que surjan en las provincias productores y vendedores de activos financieros minoristas –siempre y cuando cumplan con los requisitos para operar– permitirá movilizar fondos hacia proyectos productivos que hoy no conciben esa posibilidad de financiamiento.

La interconectividad de los mercados facilitará, consideran en Economía, que un instrumento creado en Chaco alrededor del precio del algodón sea comercializado en Bahía Blanca, algo que hoy es posible aunque improbable. Finalmente, la revitalización de las funciones de la CNV y la apertura de sus oficinas regionales le permitirá al Estado controlar esos desarrollos financieros y minimizar su riesgo, una obviedad desde que estalló la burbuja de los activos estructurados con hipotecas subprime en Estados Unidos.

En una primera instancia el sector público será central en la creación y promoción de los nuevos instrumentos. “Los productos tienen que ser sencillos, con garantías, a pequeña escala y cobrarse rápidamente. Cuando los inversores vean que tienen rentabilidad, el mercado va a actuar por imitación”, explican desde el Palacio de Hacienda. En el equipo económico consideran que la medida será exitosa si logra que un productor de la zona núcleo se interesa en un fideicomiso para un emprendimiento en una provincia para favorecer un producto regional, en vez de volcar esos excedentes en los pooles de siembra tradicionales o de los capitales más concentrados.

El éxito de los cambios no está asegurado, pero la reforma del mercado de capitales ofrece una plataforma para revitalizar un sector “venido a menos” que puede contribuir a apuntalar el crecimiento económico.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.