ECONOMIA › LA ARGENTINA APELO EL FALLO DEL TRIBUNAL DE MANHATTAN A FAVOR DE LOS FONDOS BUITRE

Otra carta judicial en Nueva York

El pedido argentino es que la cámara de tres miembros revise su sentencia, al tiempo que reclama que se reúna la totalidad del tribunal compuesto por trece jueces. Acreedores que ingresaron al canje de deuda también se presentaron cuestionando el fallo.

 Por Cristian Carrillo

La Argentina presentó a última hora de ayer ante la Cámara de Nueva York la apelación al fallo de ese tribunal que le ordena pagarles 1330 millones de dólares a los fondos buitre, confirmaron fuentes del Palacio de Hacienda. El plazo venció en la medianoche de ayer (hora local) o 2 de la madrugada de hoy en Buenos Aires. Al cierre de esta edición, el equipo técnico del Ministerio de Economía y los abogados que representan al país terminaban de delinear el documento con las dos apelaciones: una revisión de esa orden por parte de los jueces que adoptaron el fallo y una solicitud para que la decisión sea analizada por el pleno de los trece miembros de ese tribunal, proceso conocido como en banc. Ambos escritos se basan en la cuestión de la oferta al pago en efectivo. El país propuso la reapertura del canje y ofrece iguales condiciones que al 93 por ciento que participó de la reestructuración de deuda. Tras la respuesta de esta Cámara, la Argentina irá a la Corte Suprema para que tome el caso.

El pasado 28 de agosto, la Cámara de Apelaciones de Nueva York emitió un desproporcionado fallo en contra del país en el que rechaza todos los argumentos presentados por el estudio Cleary Gottlieb Steen & Hamilton, que asesora a la Argentina. La Cámara rechazó la propuesta de canje ofrecida a los fondos buitre presentada por la Argentina y confirma el pago en efectivo por el total de lo demandado. El texto del panel compuesto por los jueces Daniels Barrington Parker, Rosemary Pooler y Reena Raggi desconoce el impacto negativo que podría generar a futuras reestructuraciones de deuda y el carácter inequitativo de un pago por la totalidad de las tenencias de los buitres frente a quienes aceptaron el canje, principales argumentos de la estrategia legal argentina.

El fallo de la Cámara confirma la decisión de primera instancia del juez del distrito de Manhattan, Thomas Griesa, que obliga a la Argentina a desembolsar 1330 millones de dólares en efectivo a los demandantes. Sin embargo, la ejecución de esa orden se mantiene en suspenso (stay) hasta tanto la Corte Suprema de Estados Unidos resuelva si interviene en la causa, pedido que oportunamente deberá elevar el país al máximo tribunal. A partir de esa sentencia el gobierno argentino contó con plazo hasta anoche para hacer una última apelación sobre esta decisión previo a acudir a la Corte.

Según confirmaron fuentes de Economía, la presentación se hizo según los plazos establecidos. El documento que presentarán los abogados ante la Cámara contendrá las dos apelaciones. Por un lado, pretenderá que los tres camaristas que fallaron en contra de la Argentina a fines de agosto consideren su sentencia. Por el otro, que el fallo no sea revisado por este tribunal integrado por tres camaristas solamente, sino que el caso se amplíe y sea analizado por los trece camaristas integrantes de la Cámara. Estos dos caminos le permitirán al Gobierno ganar tiempo y continuar realizando los pagos de deuda de vencimientos sin riesgo a posibles embargos en el agente fiduciario, el Bank of New York.

En simultáneo, un grupo de bonistas que ingresó al canje (EBG, Exchange Bondholder Group) se sumó a la presentación argentina. Apoya la oferta del país “para remediar el incumplimiento de la promesa de pagar a los tenedores de bonos después del default de 2001”. La entidad considera que la sentencia “viola los derechos de propiedad de los acreedores del canje” y es “anticonstitucional”, por lo que pide una “revisión en banc”. “La Cámara prohíbe al Bank of New York transferirle fondos (a EGB) que son indiscutidamente de los bonistas”, agrega. El escrito de 15 fojas alerta sobre el riesgo de un fallo adverso para la comunidad financiera y el impacto sobre el Bank of New York y recuerda también que la sentencia de la Cámara se encuentra suspendida hasta la decisión de la Corte al pedido de revisión argentino.

La Cámara no tiene plazos para expedirse sobre las dos presentaciones de la Argentina. El único antecedente es que en el último pedido de revisión en banc se tomaron tres meses para emitir una respuesta.

Si la Cámara de Apelaciones rechaza estos dos pedidos que presentó el estudio de abogados, el país podrá apelar ante la Corte Suprema de Estados Unidos. La Argentina tendrá entonces noventa días para la presentación, que podría darse recién a fines de diciembre o incluso a comienzos del año próximo. En la petición a este máximo tribunal, el bufete Cleary Gottlieb argumenta que la sentencia de Griesa, ratificada por la Cámara, afecta al Bank of New York como agente de pago de los títulos reestructurados, lo que justifica que se trate como un caso federal, de incumbencia del máximo tribunal norteamericano.

Compartir: 

Twitter
 

Hernán Lorenzino, ministro de Economía, estuvo reunido ayer con los abogados de nuestro país.
Imagen: EFE
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.