ECONOMíA › LA ACTIVIDAD ECONOMICA REGISTRO UNA SUBA INTERANUAL DE 8,3 POR CIENTO ENTRE MAYO Y JUNIO

Un trimestre con tasas chinas

En los primeros seis meses, el crecimiento ascendió al 5,8 por ciento interanual. El componente de la demanda agregada de mayor dinamismo fue la inversión en equipos durables y construcción, tras el retroceso del año pasado.

La actividad económica avanzó 8,3 por ciento en el segundo trimestre de 2013 respecto del mismo período del año anterior. En los primeros seis meses, el crecimiento ascendió al 5,8 por ciento interanual. Así lo informó ayer el Indec. El componente de la demanda agregada de mayor dinamismo fue la inversión en equipos durables y construcción, tras el retroceso del año pasado. A su vez, los sectores productores de bienes recuperaron impulso, gracias al aumento de la producción del campo y de la industria automotriz. En cuanto a los sectores productores de servicios, los bancos a través de la intermediación financiera volvieron a computar la mayor alza de los negocios en el último año.

La desaceleración económica de 2012, cuando el Producto pasó de crecer del ocho al dos por ciento, provocó un fuerte impacto sobre los niveles de inversión del sector privado. En el segundo trimestre de ese año, la formación de capital mostraba un retroceso del 15 por ciento respecto del mismo período de 2011. Este año, en cambio, la inversión evidenció una expansión del 16,2 por ciento interanual. El detalle de este componente precisó que en la construcción hubo un alza del 4,8 por ciento, mientras que en incorporación de equipo durable de producción (maquinaria y material de transporte) se creció 30,5 por ciento. Este desempeño de las inversiones se explicó porque las empresas necesitaron ampliar la producción para responder al incremento de la demanda interna y de las exportaciones. También la configuración macroeconómica, a través del tipo de cambio y las tasas de interés, tuvieron un rol relevante. Empresarios pudieron acceder a maquinas baratas en dólares, mientras que el crédito blando para la producción potenció decisiones de inversión.

En ese último punto, los créditos del bicentenario y otras herramientas del Gobierno fueron relevantes.

n Entre junio de 2012 y el mismo mes de este año, el financiamiento a través del mercado de capitales pasó de 26.000 a 48.800 millones de pesos. Eso fue por nuevas regulaciones de la Comisión Nacional de Valores que obligaron a las compañías aseguradoras a prestar parte de sus recursos al sector real de la economía.

n En cuanto a la Línea de Crédito para la Inversión Productiva, implementada tras la reforma de la carta orgánica del Banco Central, se desembolsaron más de 28.000 millones de pesos. Desde su aplicación, este instrumento explicó el 45 por ciento del aumento del financiamiento a largo plazo en la economía, al tiempo que permitió que el crédito a la industria avance desde 20 hasta 35 por ciento del total.

Las políticas estatales también anotaron un rol central para sostener la demanda interna. En el segundo trimestre, el consumo privado aumentó 9,2 por ciento respecto del mismo período del año pasado, mientras que el consumo público lo hizo al 8,6 por ciento. En enero y junio de este año, el Gobierno inyectó fondos extra en la economía a través de la movilidad jubilatoria (30.917 millones de pesos), Procrear (6500 millones), Asignación Universal por Hijo y asignaciones familiares (1807 millones), transferencias a provincias y municipios (3181 millones), entre otras iniciativas. Las negociaciones paritarias y el desempeño del mercado laboral también incentivaron la demada. De este modo, las ventas de supermercados avanzaron en junio 27,2 por ciento respecto del mismo mes del año pasado, al tiempo que la facturación de shoppings subió 26,2 por ciento interanual. Otro dato relevante fueron los patentamientos de autos, los cuales alcanzaron en junio 73.349 unidades, al incrementarse 5,2 por ciento en los últimos doce meses.

Para el sector automotriz, además del incentivo del consumo interno, hubo un fuerte impulso por ventas a Brasil. En el sexto mes del año, las exportaciones de automotrices locales a ese mercado sumaron 879 millones de dólares, con un alza del 66 por ciento respecto del mismo mes del año pasado. A su vez, las exportaciones del país aumentaron debido al repunte de la cosecha del campo. En 2012, la campaña agrícola había alcanzado 90 millones de toneladas, mientras que este año marcó un record de 105 millones de toneladas. De ese modo, los despachos de productos primarios avanzaron 20 por ciento en el primer semestre de 2013 en relación con el mismo período del año anterior. A partir del desempeño de estos sectores, el informe de actividad de Indec anotó que en el segundo trimestre del año se alcanzó un incremento de las exportaciones del 4,4 por ciento interanual.

Estimaciones oficiales indicaron que el Producto aumentará 5,1 por ciento al cierre de 2013. El cálculo de la oposición, la cual no presenta la metodología utilizada, apuntó que en el segundo trimestre se creció un 5,4 por ciento interanual, pero que en el acumulado del año la suba sería inferior al 3,2 por ciento. La cifra no es menor, porque marca el piso a partir del cual se deberían pagar 3000 millones de dólares por Cupón PBI en diciembre del año que viene. Pese a que eso marca una diferencia central entre los pronósticos privados y públicos, en ambas mediciones queda en evidencia que la economía no se encuentra estancada.

Informe: Federico Kucher.

Compartir: 

Twitter
 

Este año la inversión evidenció una expansión del 16,2 por ciento interanual.
Imagen: Jorge Aloy
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.