ECONOMíA › EL GOBIERNO ANALIZA MEDIDAS DE ESTíMULO PARA ECONOMíAS REGIONALES

Los caminos para la competitividad

Después de analizar un informe empresario, entregado en el marco de las reuniones entre cámaras patronales, sindicatos y gobierno, el equipo económico prepara medidas para mejorar la rentabilidad de producciones regionales. También pidió datos a Techint.

 Por Javier Lewkowicz

El Gobierno recibió de la industria alimenticia un detallado informe de la situación de las economías regionales y analiza tomar algunas medidas en materia crediticia y logística. Ya descartó, frente a los empresarios, la adopción de otras iniciativas vinculadas con la presión impositiva y el costo salarial. A la vez, el equipo económico abocado en el análisis de la competitividad, encabezado por la ministra Débora Giorgi; el secretario de Política Económica, Axel Kicillof, y el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, solicitó a Techint que detalle su estructura de costos, para analizar el precio interno de la chapa.

Las mesas de competitividad que surgieron del diálogo económico y político con empresarios y sindicatos abordan los temas desde una perspectiva que no se limita al corto plazo, en el sentido de estar urgidas por concretar medidas puntuales. Sin embargo, difícilmente lo pueda esquivar. En las reuniones se verifica una mejor disposición para discutir competitividad por parte de las empresas chicas que de las grandes. La razón es que la apropiación del excedente al interior de la cadena es mayor en los segmentos más concentrados.

El año pasado fue complicado para muchas producciones regionales. Cerca del 40 por ciento de lo fabricado es para exportar, en un mercado no sólo más chico por la crisis internacional sino complejo porque no son pocas las ofertas a precios de remate por parte de la competencia europea, para descartar stocks. Además, la suba de costos en dólares dificultó la situación para productores “en el margen” en términos de rentabilidad.

La Copal entregó un documento en la reunión sectorial dentro de la ronda de encuentros que encabeza la Presidenta después de las PASO. Los sectores más afectados en 2012 por caídas de exportaciones (medidas en valor) fueron los de conservas y preparados de tomate (-38,7 por ciento), aceite de oliva (-29,2), dulces y mermeladas (-17,9), golosinas (-16) y jugos (-8,7). Entre los productos primarios, se advirtieron bajas en aceitunas, manzanas, peras y uvas. En lo que va del año, la situación general mejoró, con avances para manzanas (31,6), carne aviar (39,2), peras (21,6), miel (9,9), yerba mate (23,8), conserva de frutas (22,9) y aceitunas (27,5 por ciento). Sin embargo, hubo caídas en golosinas, chocolates, leche en polvo, cerveza, quesos y mermeladas.

Los empresarios de la alimentación plantearon cuatro “problemas”: la presión tributaria total (nación, provincias y municipios), fletes y logística, costo laboral y capital de trabajo. Giorgi, Moreno y Kicillof retrucaron que de la cuestión tributaria, en la medida en que afecta a la recaudación, y de los salarios, porque se trata del poder adquisitivo de los trabajadores, se olviden, porque no habrá modificaciones.

En cambio, admitieron que sí podría haber novedades en fletes y logística y en capital de trabajo. Se barajan algunas opciones. Para el primer punto, en la Casa Rosada analizan que el ahorro de costos que permite tener el ferrocarril está sujeto a que se alcance a transportar un volumen muy grande de carga, algo difícil para cosechas que no son del tenor de la soja, el trigo o el maíz. En la jerga: los costos fijos son muy altos. La chance de saltar ese obstáculo sería organizar grandes centros acopiadores, desde donde se alimentaría al Belgrano Cargas, cuya reconstrucción está en marcha.

Para el corto plazo, el Gobierno estudia mejorar la oferta crediticia para financiar capital de trabajo, un terreno financiero en el que hay deficiencias. Diferente es lo que ocurre con las líneas para fondear inversiones, para lo cual existen los créditos del Bicentenario, la oferta que los bancos están forzados a presentar por la exigencia del BCRA luego de la reforma de la Carta Orgánica y líneas del Banco Nación.

Otra de las mesas de competitividad que funcionan es la de la cadena metalmecánica. Los metalúrgicos se quejaron del precio interno de la chapa, que estaría por encima del valor internacional y del que se vende en Brasil. Los funcionarios enviaron a Techint un largo formulario para que detalle sus costos. La producción de insumos de uso difundido es el eslabón más concentrado de la trama metalmecánica y está dominado por Techint y Aluar. La rentabilidad en esos casos es superior a las pymes proveedoras o clientes, aunque el efecto de la concentración de mercado sobre los precios finales es materia de debate.

Compartir: 

Twitter
 

La producción de manzanas está en la lista de rubros a apuntalar, junto con aceites, dulces y jugos.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.