ECONOMíA › EL OFICIALISMO EMITIó DICTAMEN EN EL SENADO Y EL PROYECTO SE VOTARíA EL MIéRCOLES

Presupuesto a punto caramelo

Después de la exposición del equipo económico ante un plenario de comisiones, el Frente para la Victoria y aliados dejaron todo listo para la sesión de mediados de la próxima semana, cuando se aprobaría la ley de gastos e ingresos.

 Por Sebastián Premici

El Frente para la Victoria firmó el dictamen de mayoría sobre el proyecto de Presupuesto 2014 y la prórroga de la Emergencia Económica, del impuesto al cheque y del impuesto a los cigarrillos. Así se determinó luego de un plenario de las comisiones de Presupuesto y Coparticipación Federal, al que asistieron el viceministro de Economía, Axel Kicillof, y los secretarios de Hacienda y Finanzas, Juan Carlos Pezoa y Adrián Cosentino, respectivamente. Las iniciativas serán tratadas en el recinto el próximo miércoles. En las últimas votaciones, el oficialismo logró los apoyos de Nuevo Encuentro, Alianza Frente de Todos (Corrientes) y el Movimiento Popular Neuquino. Entre propios y aliados, el FpV oscila entre los 38 o 39 votos. El misionero Juan Manuel Irrazábal (FpV) presentó un dictamen en minoría al igual que el pampeano Carlos Verna para coparticipar la totalidad del impuesto al cheque. Por su parte, la UCR, el FAP y el peronismo disidente votarían en contra de todos los proyectos económicos.

“El proyecto de Presupuesto es un instrumento para darle continuidad a la política económica de un gobierno que transformó la matriz productiva del país para dejar atrás la ortodoxia económica neoliberal. Este es un programa económico de crecimiento con claros objetivos políticos”, sostuvo Kicillof.

El Senado es la cámara que representa el interés de las provincias. Por eso uno de los ejes de la discusión pasó por los niveles de coparticipación y los recursos que gotean directamente hacia las jurisdicciones. Según el proyecto de gastos y recursos, el próximo año las provincias recibirán 221.257 millones de pesos en concepto de coparticipación, un 25,4 por ciento más que lo proyectado para este año.

A su vez, las distintas jurisdicciones recibirán 13.455 millones de pesos como parte del Fondo Federal Solidario (FFS), que surge del 30 por ciento de la recaudación de las exportaciones de soja.

“Este es el Presupuesto más unitario que hay. Cada vez hay más recursos para la Nación y menos para las provincias”, lanzó Gerardo Morales, para luego afirmar que su bloque votaría en contra de la prórroga del impuesto al cheque.

En 2010, cuando la oposición integraba el Grupo A, intentó una modificación del tributo a los débitos y créditos para coparticiparlo en su totalidad. El proyecto había sido impulsado por los radicales en el Senado. Si bien obtuvo una media sanción (donde la oposición avaló una votación por mayoría simple), la iniciativa nunca pudo ser tratada por el Grupo A en la Cámara de Diputados. La oposición había impulsado la coparticipación total del tributo con el argumento de los problemas financieros de las provincias. Ese mismo año, el gobierno nacional presentó el Programa Federal de Desendeudamiento Provincial que les permitió a las jurisdicciones financiar el 89 por ciento del total de sus deudas con la Nación, aproximadamente 65.522 millones de pesos sobre un total de 73.912 millones.

La UCR reclamó ayer la prórroga de este programa de desendeudamiento, a lo que Pezoa respondió que si bien no hay nada previsto, “llegado el caso que las provincias tengan inconvenientes, se resolverá”. Desde el FpV sostienen que los recursos del impuesto al cheque que no van a las provincias –porque se destinan a financiar al Tesoro y la Anses– fueron compensados con el FFS y el programa de desendeudamiento.

“Ustedes son un gobierno de transición. El gobierno de Cristina Fernández de Kirchner se va acabar. La situación económica que le dejarán al próximo gobierno es muy peligrosa. ¿Cómo se sale de esta encrucijada, por dónde se ajustará?”, interpretó Laura Montero (UCR).

“Este es un gobierno constitucional, no de transición como usted indicó”, retrucó, rápido de reflejos, Aníbal Fernández, antes de darle la palabra a Kicillof.

“La catástrofe que usted predice como fin de este gobierno creo que ya la hizo en 2009. Hay algo curioso en su discurso, porque dice coincidir en que el gasto social tenga una participación del 60 por ciento en el total del Presupuesto, pero dice que en 2015 habrá crisis. Me parece que su posición es algo mezquina”, le respondió el viceministro.

Una vez que finalizó la ronda de consultas, el radicalismo invitó a disertar a una serie de economistas, que en su gran mayoría se desempeñan como asesores del propio bloque radical. Uno de ellos fue Nicolás Salvatore, que integró la consultora Buenos Aires City junto a la ex Indec Graciela Bevacqua. Salvatore dijo que el Gobierno se debía consumir en el fuego de la inflación.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

Los funcionarios del Ministerio de Economía dieron detalles del proyecto en el Senado.
Imagen: DyN
SUBNOTAS
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.