ECONOMíA › LA PETROLERA DESEMBOLSó 300 MILLONES LUEGO DEL ACUERDO CON YPF

Madura otro aporte de Chevron

El primer monto fue para pagar el 50 por ciento de la inversión de YPF en Vaca Muerta. En las próximas semanas se cerrarán los detalles del acuerdo y, a comienzos del año próximo, Chevron empezará a poner los 940 millones de dólares restantes.

 Por Fernando Krakowiak

Luego de la firma del acuerdo con YPF, la estadounidense Chevron desembolsó 300 millones de dólares para pagar el 50 por ciento de la inversión ya realizada por la petrolera argentina en el área de Vaca Muerta donde se asociaron. Fuentes cercanas a la negociación señalaron a Página/12 que en las próximas semanas se consensuará la documentación definitiva del acuerdo. Por lo tanto, a principios del año próximo la petrolera comenzará a aportar los 940 millones de dólares restantes correspondientes al plan piloto, lo que traería algo de alivio a las reservas internacionales del país.

YPF y Chevron firmaron el 16 de julio un acuerdo para extraer hidrocarburos no convencionales de la formación Vaca Muerta. El proyecto contempla la realización de un plan piloto en un área de 20 kilómetros cuadrados durante 18 meses. En esa primera etapa, Chevron se comprometió a desembolsar 1240 millones de dólares, de los cuales hasta el momento puso 300 millones. El resto lo aportará luego de que se terminen de definir aspectos legales del acuerdo principal y de firmar algunos convenios complementarios. El portal especializado El Inversor Online aseguró hace diez días que uno de los puntos que aún está en análisis se refiere a la comercialización de los hidrocarburos extraídos y a sus precios de venta.

Fuentes cercanas a la negociación aseguraron a este diario que la intención de las firmas es terminar de ajustar los detalles del trato en las próximas semanas, lo que obligaría a Chevron a comenzar a desembolsar los 940 millones que faltan. Al igual que con los 300 millones iniciales, la firma estadounidense irá vendiendo las divisas en el Banco Central al tipo de cambio oficial.

El plan piloto prevé la perforación de cerca de 100 pozos en 20 kilómetros cuadrados y, si los resultados son satisfactorios, la intención es ampliar el área de explotación a 290 kilómetros cuadrados. En esta segunda etapa de desarrollo masivo se estima una inversión conjunta de otros 15.000 millones de dólares y la perforación de otros 1500 pozos.

Al finalizar el plan piloto, Chevron debe decidir si sigue con el proyecto o se retira. El CEO de YPF, Miguel Galuccio, aclaró el 29 de agosto que, si la firma estadounidense elige la segunda opción, sólo tendrá derecho al 50 por ciento de la producción de los pozos perforados en la primera etapa. Este punto fue mencionado en un artículo que publicó el diario estadounidense The New York Times el lunes pasado, donde analizó el acuerdo entre ambas petroleras, con el agregado de que el beneficio sería “a perpetuidad”.

El dato que se refiere a la supuesta “perpetuidad” es incorrecto porque los recursos son de la provincia de Neuquén y su explotación está concesionada a YPF hasta 2048. Por lo tanto, YPF no está en condiciones de comprometer un recurso más allá del plazo de la concesión. Pese a ello, el jueves pasado una serie de portales amplificaron la información y la presentaron como la supuesta revelación de una “cláusula secreta” del acuerdo.

Luego de que la propia YPF aclaró que ese punto ya se había hecho público a fines de agosto y que, en caso de retirarse, Chevron no percibirá el beneficio “a perpetuidad” sino sólo durante el plazo que dure la concesión, algunos analistas igual cuestionaron lo acordado con el argumento de que 35 años es demasiado. Fue la provincia de Neuquén la que decidió extenderle a YPF la concesión por 35 años en el área Loma La Lata Norte–Loma Campana haciendo valer el decreto 929 de este año, que aprobó un nuevo régimen de promoción de inversiones petroleras. En el artículo 13 de esa norma dice que los sujetos titulares de permisos de explotación tienen derecho a solicitar una “Concesión de Explotación no Convencional de Hidrocarburos”, subdividiendo áreas que ya están operando. Además, se aclara que sobre esa nueva concesión empezarán a correr de cero los 35 años contemplados en la Ley de hidrocarburos 17.319.

Más allá del plazo, en la empresa aclaran que, si Chevron decide no continuar luego de la finalización del plan piloto, le correspondería sólo el 50 por ciento de la producción de los pozos perforados en esa etapa. Se estima que serán cerca de cien pozos, una cifra insignificante para una multinacional como Chevron. De hecho, sólo en Estados Unidos el conjunto de las petroleras perfora unos 14 mil pozos por año. Es difícil creer que la firma estadounidense haya decidido incrementar su inversión en Argentina para especular con esa posibilidad.

De hecho, Ali Moshiri, presidente de Chevron para América latina y Africa, destacó en varias ocasiones que la corporación apuesta al desarrollo de los no convencionales de Vaca Muerta en el largo plazo dado el enorme potencial que tiene esa formación. Según datos de la Agencia de Información de Energía de Estados Unidos (EIA, según sus siglas en inglés), Argentina tiene recursos no convencionales de gas por 802 billones de pies cúbicos. De ese total, 308 billones están en Vaca Muerta. Nadie puede garantizar en la actualidad que todos esos recursos se conviertan en reservas probadas, pero si se certifica apenas un 10 por ciento ya sería un motivo para celebrar. Especialistas del sector recuerdan que el gigantesco yacimiento gasífero Loma La Lata, que cambió la matriz energética del país, tenía “apenas” 10,8 billones de pies cúbicos de gas cuando fue descubierto en 1977, una mínima fracción del potencial de Vaca Muerta.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

El nuevo desembolso de Chevron traería algo de alivio a las reservas internacionales del país.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.