EL PAíS › EL JEFE DE GOBIERNO DIO POR TERMINADA LA ALIANZA CON MASSA Y VOLVIó A ANUNCIAR SU CANDIDATURA PARA 2015

Macri avisó de nuevo que es presidenciable

En una estudiada puesta en escena, el macrismo festejó anoche en Costa Salguero. “Reitero mi compromiso a ser el presidente del cambio en 2015”, dijo el jefe porteño, y dejó en claro que será rival de Sergio Massa. Michetti, Del Sel y los globos.

 Por Werner Pertot

Fue una noche de globos y anuncios. Antes de iniciar los movimientos que intentaban asemejarse a un baile, Mauricio Macri lanzó su candidatura a presidente una vez más. “Reitero mi compromiso a ser el presidente del cambio en 2015”, afirmó el procesado jefe de Gobierno, quien dio por concluido el acuerdo por conveniencia que había hecho con Sergio Massa. De ahora en más, serán rivales en busca del sillón de Rivadavia en 2015. El líder del PRO pudo mostrar éxitos parciales en Santa Fe, Entre Ríos, San Juan y La Pampa. Por primera vez, entrarán macristas a la Cámara alta: Diego Santilli y Gabriela Michetti, que se perfila como la candidata a suceder a Macri.

Mientras probaban el humo y las luces de disco en el complejo Costa Salguero, a las 18.05 Horacio Rodríguez Larreta hizo su primera aparición sólo para apuntalar el mensaje presidencial. “Hoy empieza el cambio que la Argentina necesita para 2015. El PRO está participando en 22 distritos. Para un partido que tiene sólo diez años es un trabajo enorme. Estamos trabajando ya en la alternativa para 2015”, dijo el jefe de Gabinete porteño, quien dio por muerta la alianza con Sergio Massa. “Iremos para adelante con candidatos nuestros”, avisó.

A las 19.25 hizo su entrada un grupo de arte urbano llamado Flashmob –algo así como el Fuerza Bruta macrista–, que hizo una coreografía para los pocos militantes que se habían reunido en el bunker a esa hora. Con Tan Biónica de fondo, subieron al escenario los jóvenes PRO con remeras amarillas, celestes y rojas y se ubicaron en una tribuna especialmente preparada. Cuando terminó el baile, entraron en escena los candidatos macristas. Santilli, Sergio Bergman, Iván Petrella, Laura Alonso y Federico Sturzenegger, junto a Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal. “¡Hola PRO!”, gritó al micrófono Santilli, quien saludó al mago Sin Dientes. Los discursos reiteraron la idea del “fin de ciclo”. “A partir de esta noche cambiamos el país”, dijo Bergman. “Hoy empieza una nueva etapa con una alternativa para 2015”, señaló el ministro de Espacio Público, que terminó bailando con Alonso al ritmo de “Fuego”, de Bomba Estéreo.

Remeras amarillas

Las salidas de los candidatos funcionaron como un reloj, casi en los mismos horarios que en las PASO. Los jóvenes PRO volvieron a ubicarse para el arribo de Macri a las 21.17. Todo funcionaba como una naranja mecánica. El jefe de Gobierno salió sonriente junto a Michetti. En un movimiento estudiado, todos los jóvenes se sacaron la remera de color y mostraron una remera amarilla que decía “Macri 2015”. Mientras revoleaban los trapos, le cantaron: “Se siente, se siente, Mauricio presidente”. Detrás de los cortinados, Jaime Duran Barba miraba y sonreía. A diferencia de las PASO, esta vez sí hubo videos de los candidatos de distintas partes del país que mandaron saludos a los militantes.

Por allí pasaron Miguel Del Sel, que en 2011 obtuvo el 35,17 por ciento de los votos y estuvo muy cerca de ser gobernador de Santa Fe. Ayer tenía un segundo lugar, con el 27,3 por ciento. También los saludó Alfredo de Angeli, que será senador por Entre Ríos –sacó el 25,7 por ciento– y se podría sumar al bloque del PRO. Y Héctor Baldassi quedó cuarto en Córdoba (14,48 por ciento), pero logró entrar como diputado. Por su parte, Eduardo Cáceres en San Juan quedó primero en las PASO, de una forma similar a la que Unen consiguió reunir votos con las distintas listas internas. Pero ayer quedó a más de 30 puntos del Frente para la Victoria. De todas formas, entró como diputado, al igual que Carlos MacCallister en La Pampa y Guillermo Durand Cornejo en Salta. En total, el bloque macrista en Diputados llegaría a las 18 bancas, un record para el partido de Macri. La lista de diputados en Capital sufrió un cinco por ciento de corte de boleta y algo más en la de legisladores porteños, debido a la buena elección que estaba haciendo Graciela Ocaña.

En el escenario, rodeada de globos y paraguas de colores, Miche-tti recordó los “momentos difíciles” que pasó Macri (la causa por las escuchas ilegales y el juicio político que se autopromovió). Incluso recordó que el jefe de Gobierno había derramado algunas lágrimas. Macri le agradeció y le apuntó a Massa en su discurso: “En 2015, en la lista del PRO no va a haber ningún ex integrante de un gabinete nacional. No pueden gobernar siempre los mismos, que siempre viven del Estado”, dijo el ex director de Socma. También lo observaba Patricia Bullrich, quien se retiró cuando todos empezaron a bailar como en un carnaval carioca.

La escalera del poder

Macri empieza a subir la cuesta hacia a la presidencia con un armado incompleto, que no logró construir luego de diez años en la política partidaria. El principal hueco sigue siendo la provincia de Buenos Aires, donde le falta un candidato propio. “Sergio Massa abandonó su intención de ser gobernador. ¿Qué candidato hay en la provincia? Estamos todos igual”, es la fórmula que eligió Macri ayer en la conferencia de prensa para espantar ese fantasma. Propuso a Carlos Melconian, a quien ya debió descartar este año por su baja intención de voto. Las otras opciones implican seguir el consejo de Emilio Monzó de exportar a un candidato porteño (María Eugenia Vidal o Diego Santilli) con resultados inciertos, o bien apostar por un referente bonaerense como Jorge Macri, que en 2011 se bajó de la candidatura a gobernador para ganar el municipio de Vicente López. Ayer estuvo en el escenario Jorge Macri, que en las PASO había estado en el bunker de Massa.

En la ciudad, Michetti logró romper el techo del 32 por ciento, en una victoria contundente que le allana el camino a ser sucesora de Macri en Bolívar 1. Habrá que esperar los nuevos obstáculos que ideará Horacio Rodríguez Larreta, su eterno adversario por la sucesión en la Jefatura de Gobierno. En el larretismo señalaban que “esto no cambia nada en la interna del PRO. Faltan dos años”. No todo está dicho en la guerra por la sucesión porteña.

Nada de eso importó ayer: el mensaje estuvo concentrado en lanzar a Macri para la presidencia ante la amenaza que representa Massa, con el resultado que obtuvo en la provincia de Buenos Aires. Macri dijo que lo había llamado al intendente del Tigre para felicitarlo y que le deseaba mucha suerte “construyendo su propuesta. Nosotros vamos a construir la nuestra”. Michetti aclaró que Ma-ssa es “una expresión del peronismo”. Una separación en buenos términos, por el momento. De paso, el líder de PRO convocó a peronistas y radicales a sumarse a su proyecto. Luego todo fue carnaval: desde un cañón lanzaron toneladas de papelitos de colores sobre los candidatos, Macri bailó con Antonia a babucha al compás de Gilda, que cantaba “No me arrepiento de este amor”. Era una noche para festejar.

Compartir: 

Twitter
 

Mauricio Macri bailó junto a su hija y montó un show con vistas al 2015.
Imagen: Pablo Piovano
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.