EL PAíS › EL FRENTE PROGRESISTA GANó CON EL 42,6 POR CIENTO DE LOS VOTOS. EL PRO SEGUNDO

Un triunfo cómodo con Binner a la cabeza

El socialismo y sus aliados se quedaron con cuatro bancas. El PRO, que sumó 27,1 por ciento, acumuló tres, entre ellos el humorista Miguel Del Sel. El Frente para la Victoria quedó tercero con 22,4 por ciento y dos legisladores.

 Por Juan Carlos Tizziani

Desde Santa Fe

Las elecciones legislativas en Santa Fe repitieron el escenario de las primarias. El triunfo de Hermes Binner parecía cantado y así fue. El Frente Progresista ganó con el 42,6 por ciento de los votos y sumó cuatro bancas de diputados nacionales. Junto a Binner asumirán el jefe de la UCR Mario Barletta, la socialista Alicia Ciciliani, que renueva mandato, y el líder de la Coalición Cívica-ARI, Pablo Javkin. El candidato del PRO, Miguel Del Sel, volvió a arrimar a su molino el caudal electoral de Carlos Reutemann y ratificó el segundo puesto con el 27,1 por ciento, que ya no es sorpresa ni broma porque ayer anunció que peleará una vez más la gobernación en 2015. Además de Del Sel, el PRO incorporará al Congreso a Gisela Scaglia y al reutemista Ricardo Spinozzi, ex presidente del PJ en la época de Lole. El tercer lugar fue para el Frente para la Victoria, que sumó 22,4 por ciento y dos diputados, Jorge Obeid y Josefina González, militante y secretaria de Derechos Humanos de La Cámpora.

Binner hizo valer anoche su cosecha electoral como el pasaporte a la proyección nacional del Frente Progresista Cívico y Social para 2015. Un salón colmado de militantes lo recibió pasadas las nueve y media de la noche en el Patio de la Madera como si fuera un presidente electo, más que como diputado. “Pese a que nos niegan el 15 por ciento de coparticipación, que no nos dan el dinero para viviendas, para las emergencias, pese a que nos tratan como si fuéramos los que trajimos el narcotráfico, a pesar de todo eso, ganamos las elecciones”, exclamó el ex gobernador, contagiado por la algarabía que bullía enfrente. “Lo ven crecer, y no lo pueden detener”, le contestaban los militantes. León Gieco y su “Angel de la bicicleta” cedió su lugar esta vez a Alejandro Lerner con “Mira a tu alrededor”, como banda de sonido para la alegría frentista.

“Ganamos la elección, y si quisieron ponernos de rodillas no pudieron, no nos compraron porque no estamos en venta. Acá estamos detrás de un país normal. Acá ganó el modelo Santa Fe, un modelo que le cambia la vida a la gente, que construyó ya tres hospitales, decenas de centros de salud, que equipa sus escuelas”, declamó Binner, que acentuó cada logro de gestión con un puñetazo lanzado al aire.

El diputado electo continuó abundando en las características del “país normal” que proclamó durante su campaña. “Queremos un gobierno de las instituciones, no de las personas. Y terminar con la división del campo versus la industria, un gobierno que enfrente realmente la exclusión, la desigualdad, que no la inventó el Frente Progresista, pero que existe. No podemos aceptar que haya niños que no comen todos los días. Ese es el desafío de construir el país normal, y en Santa Fe ya lo estamos haciendo”, afirmó.

La elección de ayer ponía en juego nueve bancas distribuidas en las elecciones de 2009, después de la fractura del peronismo por la crisis del campo. En ese momento, el Frente Progresista había logrado cuatro. Reutemann otras cuatro. Y el ex jefe de bloque K, Agustín Rossi, apenas había podido conservar la suya. Hoy, la representación política es distinta. Binner conservó las cuatro bancas. Del Sel logró tres, con los votos que suelen acompañar a Reutemann. Y Obeid, dos.

“El resultado mejora la performance en las primarias, en dos puntos, pero no nos permite el objetivo que nos habíamos impuesto”, dijo Obeid en su primera autocrítica. “No obstante, duplicamos la cantidad de diputados en el Congreso de la Nación con respecto a las elecciones de 2009. Y eso nos parece muy importante. Además, mostramos un peronismo unido que trabajó en toda la provincia, dispuesto a recuperar el gobierno de Santa Fe en 2015”. Un mensaje para su ex vicegobernadora, María Eugenia Bielsa, que en las últimas semanas acompañó a los candidatos de La Cámpora.

El PRO fue el primero en festejar. Y eligió para eso un hotel de cuatro estrellas en el puerto de Santa Fe, donde Del Sel compartió el escenario con los otros dos electos de su lista: Scaglia y Spinozzi, uno de los más cercanos a Reutemann.

“Gané porque doy la cara, siempre”, dijo Del Sel en caliente. “Soy de los poquitos que se animan a entrar a cualquier villa y a cualquier barrio. Y lo hago con total tranquilidad porque recibo un cariño y un amor que me sorprenden y me enloquecen de la alegría. La gente pide eso. Gente común y corriente que haga lo correcto. Y como voy a hacer lo correcto, como lo hice toda la vida, lo hago con felicidad. Es lo que transmití en la campaña y, por eso, los resultados que vamos a tener en todos los pueblos de la provincia. Cuando termine el escrutinio, vamos a ver cómo hemos crecido. Es la otra sorpresa: cómo ha crecido el PRO en Santa Fe, con una proyección política para 2015”, agregó.

Y al toque, anunció que será candidato a gobernador, en dos años. “Es un anhelo porque en 2011 estuvimos muy cerca”, dijo al recordar los comicios que el gobernador Bonfatti le ganó por sólo tres puntos y 60 mil votos. “Fíjense la elección que volvimos a hacer ahora, es impresionante.”

“Quiero ser gobernador de Santa Fe”, dijo Del Sel. Y prometió “rodearse de los mejores. Las caras que la gente quiere ver, gente responsable, que sepa de cada tema, honestos, y provocar un cambio en una provincia que está necesitando crecer de una vez por todas y que haya menos pobres”.

En la sede del PJ, el clima era otro. Obeid apareció rodeado de sus más cercanos, entre ellos su jefe de campaña, Mario Lacava, y su hija, la diputada Alejandra Obeid. Lo acompañaban también legisladores del Frente para la Victoria. Volvió a poner la cara ante la derrota. “En democracia, se gana y se pierde”, dijo. “He participado en numerosas elecciones, le gané a Binner una elección; otra a Horacio Usandizaga. Hoy he perdido con Binner. La política es así. Hay un resultado en las urnas y lo que no debe hacer un dirigente es subestimar la voluntad de la gente expresada a través del voto”. “Por lo tanto, ahora comienza el balance. Habrá que hacer un análisis de los resultados y modificar todo lo que haya que modificar. Porque el objetivo del peronismo es recuperar el gobierno de la provincia, en 2015”, apuntó.

Obeid discrepa con quienes le preguntan si Del Sel se llevó los votos que suelen acompañar a Reutemann. “Esta fue una elección entre el peronismo, el socialismo y el PRO y lamentablemente no pudimos ganar. Yo soy peronista de toda la vida y todos los candidatos que me acompañaron son peronistas. Me hubiera gustado que ganara el peronismo, pero perdimos. Esa es la realidad y hay que asumirla”, dijo. “Nos hubiera gustado obtener un resultado mejor, más holgado. Pero pensamos que vamos por el buen camino. Esto no termina hoy, habrá que seguir militando para mejorar en 2015.”

Ante una pregunta, Obeid ponderó el acompañamiento de la militancia peronista y del Frente para la Victoria. “Agradezco la abnegación y la fuerza con la que han trabajado miles de compañeros a lo largo y ancho de la provincia. Eso es lo bueno, porque es la esperanza del futuro, es lo que queda más allá del resultado de las elecciones. Y reverdece en la próxima campaña”. “El apoyo del gobierno nacional fue total”, cerró Obeid ante otra pregunta.

Compartir: 

Twitter
 

“Pese a que nos tratan como si fuéramos los que trajimos el narcotráfico, ganamos”, exclamó Binner.
Imagen: Sebastián Granata
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.