EL PAíS › PINO SOLANAS ENTRó COMO SENADOR PARA UNEN Y CARRIó ENCABEZó LA LISTA DE CUATRO DIPUTADOS

“Hemos inventado una fórmula del triunfo”

Unen despejó la incógnita sobre el tercer senador por Capital: Pino Solanas desplazó a Filmus. Carrió llegó muy pocos puntos por debajo de Michetti. La alianza logró entre cuatro y cinco diputados. Y obtuvo votos para meter ocho legisladores porteños.

 Por Sebastian Abrevaya

“El tercer senador de la Capital es Pino Solanas”, sentenció la diputada Elisa Carrió cerca de las 10 de la noche, y el bunker del frente Unen estalló en una ovación. Con una diferencia de casi 4 puntos sobre el candidato del Frente para la Victoria, Daniel Filmus, el líder de Proyecto Sur se quedó con la banca por la minoría, detrás de Gabriela Michetti, y despejó así una de las incógnitas más grandes de la elección de ayer. “Hemos inventado una fórmula, un espacio que ha dado respuesta a las divisiones que teníamos, y eso es tan trascendente que hoy tenemos un triunfo”, explicó Solanas, quien prometió mantener la unidad del espacio que integran radicales, socialistas, Proyecto Sur y la Coalición Cívica, entre otros. Aunque sin presentar todavía los datos oficiales, en el frente Unen se quedaron con un sabor semiamargo en la elección de legisladores, donde advirtieron un corte de boleta en contra de Gustavo Vera y una buena elección de la lista corta de Graciela Ocaña.

Luego del buen resultado logrado en las primarias del 11 de agosto, la expectativa de la campaña de Unen estuvo depositada en contener la mayor cantidad de votos de las listas derrotadas en la interna, encabezadas por Alfonso Prat-Gay y Rodolfo Terragno. Pero a diferencia de las PASO, cuando la suma de todas sus listas terminó por colocar a Unen como primera fuerza en la Capital, con alrededor del 35 por ciento de los votos, ayer esa situación se dio vuelta, y quedó en segundo puesto detrás del PRO. En diputados, la lista que encabeza Sergio Bergman obtenía anoche el 34 por ciento de los votos, con Elisa Carrió bastante cerca, con un 31,82 y un poco más lejos el 22,24 del kirchnerista Juan Cabandié. Con esos resultados ingresaba un senador por la minoría, y entre cuatro y cinco diputados nacionales. En la boleta figuraba primera Carrió, segundo Martín Lousteau, tercero Fernando Sánchez (Coalición Cívica), cuarta Carla Carrizo (UCR) y quinta Alcira Argumedo (Proyecto Sur).

En el Senado, en cambio, la diferencia se estiró: Michetti sacó el 38,64 por ciento contra el 27,52 de Solanas y el 23,8 de Filmus. En el bunker de Unen señalaban que si bien se produjo un corte de boleta entre Carrió y Solanas del 4 por ciento, no fue suficiente como para dejar la banca en manos del oficialismo. “Me parece que Filmus no es senador, me parece que Filmus no es senador, porque Unen, porque Unen lo cagó”, cantaban eufóricos algunos militantes de la Cantera Popular, la agrupación radical que comanda Emiliano Yacobitti y que respalda a Martín Lousteau. “Me parece que Filmus se va a la B, me parece que Filmus se va a la B, se va junto, se va junto a Cabandié”, repetía el mismo grupo.

Sonriente, luego de esperar para que la tendencia a favor de Solanas se ratificara, Carrió salió al escenario: “Agradecemos enormemente a esta construcción de la que formamos parte y a todos los que hoy decidieron que la estrategia es que los tres senadores sean de la oposición”, aseguró la chaqueña, que se recuperó tras el 1,8 por ciento que sacó en las presidenciales de 2011. En un breve discurso, Carrió anticipó su vuelta a la primera línea del escenario nacional: “La política es el arte de volver a comenzar, y hoy comenzó una historia republicana en Argentina”, se entusiasmó Lilita para luego saludar a su “gran amiga” Michetti, que sin embargo no se salvó de las críticas al PRO. “Pero acá no hubo marketing, no hay Durán Barba, hay política, democracia pluralista republicana, como en el ’83”, concluyó la chaqueña, y le dio la palabra a Solanas.

“Supimos oír el reclamo, el mensaje que la ciudadanía nos dio en tres multitudinarias marchas en septiembre, noviembre y abril”, arrancó el cineasta, marcando su adhesión a los cacerolazos del año pasado y justificando su alianza con radicales, socialistas y la Coalición Cívica. Consciente de las dificultades y las críticas internas que sufrió por esa apuesta política, Solanas afianzó su sociedad con Lilita: “Pese a todos los vaticinios, seguimos casados y sin pelearnos”, bromeó.

De cara al futuro, Solanas convocó a ampliar el frente Unen y dejar de “hacerle el juego a la desunión”. “Nosotros seguiremos convocando a la unidad para un gran proyecto argentino, democrático, republicano, haciendo de la ética pública una de las banderas y la otra, el combate contra la desigualdad y contra las mafias y la corrupción”, sostuvo Pino, que junto a Carrió fueron los únicos dos oradores tras la elección.

Según los cálculos que hacían anoche en el Palais Rouge, Unen consiguió ingresar ocho legisladores porteños. El primero es el referente de la fundación La Alameda, Gustavo Vera, segunda la senadora saliente María Eugenia Estenssoro, tercero Hernán Arce, cuarto Juan Nosiglia (hijo del histórico dirigente radical Enrique Nosiglia), entre otros.

“Vamos a armar un grupo de trabajo parlamentario tanto en la Legislatura de la Ciudad como en el Congreso”, adelantó un hombre del entorno de Carrió. Si bien no se va a traducir en un interbloque, buscarán dar la idea de un trabajo conjunto de cara a 2015. “Me parece que Macri se quiere matar, me parece que Macri se quiere matar, porque Unen, va a ganar la Capital”, se entusiasmó la barra que agitaba en el coqueto salón del barrio de Palermo.

El desafío del frente Unen es mantener la unidad en los próximos dos años, y buscar un mecanismo para dirimir la candidatura a jefe de Gobierno, ya que la Capital Federal no tiene un sistema de primarias abiertas como la Nación. Un sector mayoritario del radicalismo ya apuesta todas sus fichas a Lousteau, mientras Carrió y Solanas miran el escenario nacional.

El bunker se repartía ayer entre banderas de la Cantera Popular y algunos militantes de Proyecto Sur. Además de la compañera de Solanas, Fernanda Reyes, y del resto de los candidatos, sobre el escenario estaba gran parte de los dirigentes que conforman el heterogéneo armado porteño: Victoria Donda y Humberto Tumini, de Libres del Sur; Ricardo Gil Lavedra, Rodolfo Terragno y Leandro Illia, de la UCR; Alfonso Prat-Gay y María Eugenia Estenssoro, de la Coalición Cívica; y el socialista Roy Cortina, jefe de la campaña.

Compartir: 

Twitter
 

Martín Lousteau, con un brazo levantado por Pino Solanas. En el centro, Elisa Carrió. Hubo festejo en el bunker de Unen.
Imagen: Jorge Larrosa
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.