ECONOMíA › PODRIAN SUSCRIBIRLO PETROLERAS, CEREALERAS Y AUTOMOTRICES

Emiten un Baade para atraer dólares en blanco

 Por Javier Lewkowicz

El Gobierno emitió una nueva serie del Bono Argentino de Ahorro para el Desarrollo Económico (Baade) por mil millones de dólares cuya compra no permite blanquear dinero, a diferencia del beneficio que otorga el título original. El equipo económico lleva adelante varias negociaciones con empresas de distintos sectores económicos a las que pidió que inviertan en Baade. Uno de los planteos del sector privado era que no podían adquirir un título que surgiera de un blanqueo. La medida publicada ayer en el Boletín Oficial viene a subsanar esa situación. El dinero que se recaude a través del Baade será destinado al sector energético, en particular, para financiar el aumento en la actividad exploratoria por parte de YPF.

Petroleras, cerealeras, automotrices, electrónicas de Tierra del Fuego, mineras y empresarios individuales analizan comprar Baade. En varias de las reuniones que encabezaron el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno; el secretario de Política Económica, Axel Kicillof, autoridades del Banco Central, Ministerio de Industria y Secretaría de Energía, surgió el pedido de parte de las empresas de que el Baade no sea solamente una opción para blanquear. Según los empresarios, es complicado justificar ante la casa matriz de una multinacional o frente al banco financista la compra de un bono cuya función primera es blanquear dinero.

La petrolera Bridas, de la familia Bulgheroni, asociada a la compañía china Cnooc, a comienzos de octubre anunció que suscribiría Baade por 500 millones de dólares, aunque de entrada advirtió que no sería por el mecanismo de blanqueo. De manera similar, el titular de Corporación América, Eduardo Eurnekian, también confirmó que comprará 500 millones. Ninguna de esas inversiones comprometidas se concretaron hasta ahora.

El Gobierno también mantuvo sucesivas reuniones con las empresas cerealeras para pedirles que inviertan 500 millones en Baade. La intención de Moreno es que Cargill y Bunge, los dos líderes del mercado, adquieran 100 millones de dólares en Baade cada uno, y que el resto de las empresas se divida los 300 millones de dólares restantes según su participación en las exportaciones. Lo que empezó como una negociación a través de la Cámara de la Industria Aceitera es ahora un ida y vuelta por empresa. “Esta resolución da un poco de aire”, indican en el sector.

También las empresas automotrices recibieron el pedido de aportar 300 millones de dólares según sus ventas en el mercado interno, por lo que analizan tomar préstamos de sus casas matrices. A las electrónicas de Tierra del Fuego, en tanto, les solicitaron que compren 200 millones, mientras que las empresas mineras estudian el pedido de que inviertan 300 millones de dólares. Si las empresas no utilizan capital propio, no podrán vender los Baade en el mercado secundario, definió el BCRA. La intención es no convalidar el tipo de cambio que surgiría de esas operaciones.

La resolución de ayer advierte que “las suscripciones que se realicen en el marco de la presente medida no estarán alcanzadas por el beneficio que otorga la Ley Nº 26.860 en cuanto a la exteriorización voluntaria de la tenencia de moneda extranjera”. Es decir que, como en el caso de cualquier otro título público, los inversores que adquieran esa nueva línea de Baade deberán hacerlo con fondos declarados. La nueva emisión es por 1000 millones de dólares, que pueden ser colocados en uno o más tramos. Si las propuestas de suscripción superan ese máximo, el Gobierno podrá realizar ampliaciones de la emisión, indica la norma.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.