ECONOMíA › EL GOBIERNO TRASLADó LAS PAUTAS DEL CONVENIO A INDUSTRIAS Y SUPERMERCADOS

Acuerdo de precios en manos privadas

La Secretaría de Comercio ya definió los precios de los productos de la canasta que forman parte del acuerdo para 2014. Ahora, productores y comercializadores debaten los porcentajes de rentabilidad que resignará cada sector.

Los precios al consumidor de la lista de productos que componen el acuerdo que lanzará el Gobierno el 3 de enero ya están definidos. Ahora las negociaciones se trasladaron al ámbito privado, porque el secretario de Comercio, Augusto Costa, dijo a supermercados e industriales que arreglen entre ellos los márgenes de ganancia. Bajo esa consigna las empresas estuvieron reunidas hasta unas horas antes del festejo de Nochebuena, durante el feriado del 25 y ayer. El titular de la Unión Industrial Argentina (UIA) criticó la medida. Dijo que le despierta “dudas” y que los acuerdos de precios “han fracasado históricamente”.

La lista de precios del acuerdo fue confeccionada por la Secretaría de Comercio. Es uniforme entre todas las cadenas de supermercados, con modificaciones por región en función de los costos logísticos. La mayor parte del listado presentado por Costa a los supermercados es el definitivo que estará vigente a partir del 3 de enero, con algunas correcciones puntuales sugeridas por las firmas. Los supermercados admiten que los precios de la lista son los de mercado, característica que deben reunir para que el acuerdo sea “cumplible”, dice Costa. Los valores serán revisados en forma trimestral, por eso el Gobierno advierte que no se trata de un congelamiento. De todos modos, las solicitudes de aumentos, para tener éxito, deberán estar muy bien justificadas.

El presente acuerdo muestra características distintas frente a los anteriores que se gestionaron durante este año. En primer lugar, está la uniformidad de precios en todas las cadenas de supermercados, cuando hasta ahora el sistema fue de una lista por empresa. El objetivo oficial es reducir la dispersión de precios en las ciudades y así facilitar la tarea del consumidor, que podría tener ahora referencias de precios más claras.

En segundo lugar, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, y el ministro de Economía, Axel Kicillof, pretenden un grado mayor de institucionalidad en este acuerdo de precios con relación a sus predecesores. Con esa idea, convocaron a los representantes del supermercadismo y de la industria a firmar un “acta acuerdo” en la Casa Rosada días atrás e incluso los empresarios debieron ofrecer un breve discurso protocolar. Luego vendrán compromisos escritos por empresa y una resolución oficial de Comercio.

Héctor Méndez, titular de la UIA, se distanció de la medida. “Si estamos hablando de control de precios yo tengo, no digo serias, pero tengo dudas. No se cómo se va a manejar. Ha fracasado históricamente. Es lo que a uno lo prepara para decir ‘qué difícil que va a ser’. El fracaso del anterior control de precios no ayuda a imaginar el éxito actual”, indicó. Consideró que la medida “no alcanza para controlar la inflación”.

Analistas marcan que existe una distinción de relevancia entre un acuerdo acotado de precios, como es el que está próximo a lanzarse, con el concurso de las empresas formadoras de precios y de los supermercados, y un acuerdo social entre precios y salarios, como el que se practicó durante el segundo y el tercer gobierno de Perón o el de Alfonsín, anteriores experiencias de este tipo en democracia. Sus resultados fueron heterogéneos, pero su objetivo fue reducir la inflación. En este caso, la ausencia del sector sindical reduce la potencialidad del acuerdo, que busca por sí solo no bajar notablemente la inflación sino ordenar el mercado y contener algunos precios, en un contexto de mayor presión por el aumento en el ritmo devaluatorio.

La lista que se dará a conocer la semana que viene representa dos tercios del consumo frecuente de los hogares del país, dicen en el Gobierno. Incluirá artículos de almacén (60 productos), bebidas (16), lácteos (27), limpieza (19), perfumería (18), frutas y verduras (12 tipos) y carne (11 cortes). Serán precios para 100 a 120 variedades de primeras y segundas marcas, que suman entre 175 y 200 productos. La participación de los supermercados chinos no está confirmada y depende de que la industria les venda a igual precio que a las grandes cadenas.

Compartir: 

Twitter
 

La lista con los productos y los precios se dará a conocer el viernes de la semana que viene.
Imagen: Bernardino Avila
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.