ECONOMíA › LA PRODUCCION CAYO UN 17,9 POR CIENTO EN ENERO

Autos en la pendiente

La merma se explica por la aplicación del impuesto a los vehículos de lujo, el pedido oficial para que las empresas reduzcan un 20 por ciento sus importaciones y la débil demanda brasileña.

La producción de autos en enero fue de 36.156 unidades, una caída interanual del 17,9 por ciento y de 19,5 en relación con diciembre, informó ayer Adefa. La merma se explica tanto por el desempeño de las ventas a los concesionarios locales como de las exportaciones. El sector automotor recibió en el último tiempo una serie de medidas de impacto negativo, como la aplicación del impuesto a los vehículos de lujo y el pedido oficial para que las empresas reduzcan en un 20 por ciento sus importaciones, que se sumó a la débil demanda brasileña. Adicionalmente, la devaluación del peso, aunque ocurrió en un período donde las fábricas frenan normalmente su actividad, hizo que las empresas suspendieran algunas ventas.

El segmento de vehículos más castigado fue el de automóviles, que cayó el 23 por ciento de manera interanual. Los utilitarios, en tanto, bajaron 4,6 por ciento, mientras que los pesados, de menor relevancia en la estructura de negocios del sector, avanzaron 73,4 por ciento. El resultado general fue una baja del 17,9 por ciento en la producción nacional.

Se vendieron al mercado local 46.766 vehículos, de los cuales el 34,3 por ciento fueron de fabricación nacional y el resto, importados, mayormente desde Brasil. Las ventas a los concesionarios cayeron 19,5 por ciento en la comparación anual. Las fábricas entregaron un 19,5 por ciento menos de autos livianos, caída que llegó al 23,3 en utilitarios. En pesados, hubo un avance de 7,5 por ciento. En tanto, las colocaciones de los concesionarios al consumidor final durante el mes pasado llegaron a las 107.945 unidades, una baja de 0,2 por ciento frente a enero de 2013.

Las exportaciones de las terminales llegaron en enero a 19.570 vehículos, una baja del 19,1 por ciento con respecto al mismo período del año pasado. En términos absolutos, la merma fue de 4625 autos, a partir de la reducción de la demanda brasileña, que explica el 90 por ciento de las exportaciones de las terminales instaladas en el país. Fueron 4499 colocaciones menos que se dirigieron a Brasil. Muy atrás se ubicó Chile como mercado de destino, con el 2,9 por ciento de las exportaciones, Europa (2,3), Colombia (1,7), Uruguay (1,4), Paraguay (1,4) y México (0,2 por ciento), plaza hacia donde las colocaciones bajaron en 507 unidades, casi la totalidad de los envíos, que quedaron en sólo 32 autos.

Ayer también fue publicada la lista de precios vigente de Acara, la entidad que agrupa a los concesionarios. Entre los vehículos más vendidos del mercado local, no afectados por el impuesto a los vehículos de lujo, el Volkswagen Gol base, el número uno en el mercado en enero, subió en un año de 53 a 71,2 mil pesos, un 34,3 por ciento. La Ford EcoSport KD creció de 120 a 145,9 mil pesos, un 21,6 por ciento. El tercer auto más vendido por los concesionarios fue el Peugeot 308, cuya versión 1.6 subió de 120 a 146,9 mil pesos, que representa un 22,4 por ciento. En tanto, la Renault Duster subió de 110 a 135 mil pesos, un 22,7 por ciento.

De todas maneras, el flojo resultado de enero en el sector se monta sobre un escenario general bueno, marcado por las 791 mil unidades producidas el año pasado, un alza de 3,5 por ciento con respecto a 2012. En la venta al público se registró un record histórico. Distinta fue la situación en Brasil, donde la venta de vehículos nuevos el año pasado bajó 0,9 por ciento, la primera caída en diez años. Para 2014, la estimación de Anfavea, que agrupa a las terminales allí radicadas, no es positiva.

El Gobierno aplicó en el último tiempo varias medidas de política económica que impactaron sobre la industria automotriz. En diciembre se aprobó la suba de la alícuota nominal de impuestos internos hasta el 30 por ciento para los vehículos con precio entre 170 y 210 mil pesos de salida de fábrica y de 50 por ciento para los autos cuyo precio supera los 210 mil pesos. En los hechos, representa un aumento en el costo de 42,9 y de 100 por ciento, respectivamente. Analistas del sector proyectan que esa medida tiene un impacto negativo sobre las ventas. La consultora Abeceb.com calcula que, sin el impuesto, los patentamientos de vehículos de alta gama hubieran crecido el 6 por ciento en el primer trimestre; en cambio, proyecta una caída del 21 por ciento para ese período.

Por otro lado, el Gobierno solicitó el mes pasado a las automotrices y otras empresas con peso en las importaciones que reduzcan un 20 por ciento sus compras al exterior. Además, pidió días atrás que presenten una propuesta para autofinanciar sus compras de insumos y piezas del exterior.

Compartir: 

Twitter
 

Las exportaciones de las terminales llegaron en enero a 19.570 vehículos, con una baja del 19,1 por ciento.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.