ECONOMIA › EL DOLAR CAYO 10 CENTAVOS POR UNA NORMA DEL CENTRAL QUE OBLIGA A LOS BANCOS A VENDER

Un competidor menos por los dólares

El Banco Central les fijó un tope a los activos líquidos en moneda extranjera –principalmente, dólares– que las entidades bancarias podrán mantener en cartera. Aunque la adaptación que deberán hacer los bancos es gradual –tienen plazo hasta el 30 de abril–, ayer se produjo un fuerte movimiento de ventas de divisas de las entidades al BCRA, que absorbió a través del mercado mayorista unos 390 millones de dólares. La liquidación de posiciones en dólares de parte de los bancos repercutió tanto en el mercado mayorista como en el dólar oficial que se fija para la venta a particulares, con caídas del orden de los 10 centavos. Si bien la operación no modifica el saldo de las reservas internacionales –ya que las tenencias de divisas por parte de los bancos forman parte de las reservas–, la transferencia mejora la posición de liquidez del Banco Central, puesto que pasan a ser reservas de libre disponibilidad para la autoridad monetaria.

La norma parecería haber tenido un efecto inmediato, ya que se registró un descenso de alrededor de diez centavos en el mercado mayorista, a 7,908 pesos. El dólar oficial también bajó en bancos y casas de cambio a un valor de 7,91. Hubo fuerte caída en el “dólar Bolsa”, del orden de los 50 centavos, y en el denominado “contado con liqui”, que cayó 43 centavos. El primero alcanzó un valor de 11 pesos; el segundo descendió a 12 pesos. Una demostración más del escaso peso actual del dólar ilegal o “blue” es que, pese a toda esta agitación por el cambio de posiciones de los bancos, no reflejó ningún cambio. Las fuentes habituales de este mercado reducido siguieron informando un valor de venta de 12,55 pesos, sin cambios desde el viernes pasado.

La disposición del Central obliga a las entidades financieras a desprenderse de excedentes de tenencias de dólares a futuro y bonos dolarizados. A través del mercado electrónico, el Banco Central concertó operaciones de compra por 386 millones de dólares. Presumiblemente, vendidos por las entidades financieras que empezaron a desarmar posiciones de dólares. Aunque los bancos cuentan con prácticamente tres meses de plazo para adaptar sus posiciones, la tendencia estable (o bajista, a partir de las nuevas disposiciones) del mercado de cambios y las altas tasas ofrecidas en pesos parecen haber tentado a las entidades a adelantar el traspaso de sus activos líquidos.

El tope fijado por el Banco Central a través de la Comunicación A 5536 ya regía hasta 2006, pero a partir de ese año se fue flexibilizando en un contexto de abundante oferta de dólares en el mercado local. Según la norma difundida ayer, los bancos no podrán tener en divisas más del 30 por ciento de la Responsabilidad Patrimonial Computable (RPC) correspondiente al mes anterior, o de los recursos líquidos propios, el que sea menor.

La adaptación deberá ser progresiva, ya que el Banco Central les concede un plazo hasta el 30 de abril para adecuar totalmente su tenencia de divisas a la nueva normativa. Además, el BCRA también les fijó un límite específico para las posiciones en divisas a término (dólares futuro), las cuales no podrán exceder del 10 por ciento de la RPC del mes anterior.

Según fuentes del mercado, las entidades financieras tendrían aproximadamente el 50 por ciento de sus posiciones dolarizadas, que ascenderían a unos 9000 millones.

La ya mencionada caída en la cotización del dólar en el mercado mayorista provocó que las escasas intervenciones de la autoridad monetaria tuvieran un signo distinto al de las anteriores jornadas, ya que participó como comparador de divisas para ponerle piso a la caída de la paridad. Las reservas internacionales, sin embargo, cerraron en 27.851 millones de dólares, con un descenso de 57 millones respecto de la jornada anterior. La razón de la nueva caída fue el pago de “operaciones comerciales”. Este descenso, sin embargo, es sensiblemente inferior al de jornadas anteriores, que habían promediado los 200 millones de dólares diarios durante la semana pasada y alrededor de 100 millones en cada una de las dos anteriores jornadas de la actual.

La Bolsa de Comercio también experimentó una fuerte corriente vendedora, dejando un saldo de caída del 3,5 por ciento. Las acciones de YPF, que lideraron el monto operado, sufrieron una contracción del 3,9 por ciento. La corriente liquidadora también afectó los títulos públicos. El Bonar X bajó 2,6 por ciento; el Global 17 cayó 2,4 por ciento y el Boden 15, 3,6 por ciento.

Compartir: 

Twitter
 

La norma le quita al mercado un demandante principal. Habrá menos dólares en poder de los bancos.
Imagen: Guadalupe Lombardo
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared