ECONOMíA › AUN SIN CAMBIOS EN LAS CARNICERíAS

Bajó la hacienda en pie

“Hemos mantenido el viernes una reunión con operadores del mercado de carne y en ese contexto observamos una disminución en el precio de la hacienda en pie, y eso debe trasladarse a carnicerías.” El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, confirmó durante su habitual conferencia de prensa que el Mercado de Liniers comenzó a reacomodar sus precios luego de la fuerte suba de la carne.

Ayer ingresaron en el mercado concentrador 8104 cabezas de ganado, es decir un incremento del 600 por ciento en relación con el lunes (1400 cabezas). El vicepresidente de la Asociación de Propietarios de Carnicerías de la ciudad de Buenos Aires, Alberto Williams, afirmó a Página/12 que todavía no se produjo una baja en las góndolas y ratificó que siguen los mismos precios que la semana pasada. “Hay que ver qué ocurre en el resto de la semana. Si sigue entrando buena cantidad de animales, quizás haya algún cambio”, agregó Williams.

El presidente del Mercado de Hacienda de Liniers, Roberto Arancedo, también confirmó que ayer se produjo una baja en el precio de la carne y estimó que la variación fue como respuesta a una menor demanda de los supermercados. Desde el sector supermercadista indicaron a este diario que las grandes cadenas empezaron a realizar compras directas, es decir, obviando al Mercado de Liniers, aunque no sin dificultades, ya que los productores se mostraron reacios a vender bajo este mecanismo.

Por otro lado, la cuestión climática también repercutió en los niveles de oferta. “Al producirse a fines de diciembre, principios de enero, una seca muy grande en toda la provincia de Buenos Aires, ingresó hacienda en falta de estado y ahora se está produciendo un bache en la oferta, que produce este reacomodamiento. Además, las recientes lluvias limitan las cabezas disponibles porque los caminos se cierran y no se puede trasladar hacienda, entonces se resiente la oferta”, aclaró Arancedo.

El precio promedio de los novillitos de 351/390 kilos estuvo en los 15,318 pesos por kilo, cuando un día atrás había cotizado 15,729 pesos. El promedio de los novillos más pesados (431/520 kilos) estuvo en los 13,461 pesos, mientras que el lunes había estando en los 14,061 pesos. Los terneros promediaron los 15,187 pesos por kilo, mientras que un día atrás habían cotizado 15,435 pesos.

“Si sigue ingresando un buen caudal de animales y mejoran las condiciones climáticas, ahí veremos cómo responde el mercado. Mi experiencia indica que cada vez que sube la carne, nunca baja. Pero si siguen entrando cabezas de ganado a Liniers, debería haber algún descenso, por más mínimo que sea”, afirmó a Página/12 Williams, quien agregó que se debería esperar al lunes de la semana próxima para conocer la “reacción del mercado”.

Desde las entidades de productores, como Confederaciones Rurales y la Sociedad Rural, siguen resistiendo cualquier presencia del Estado para controlar y evitar los aumentos en el precio de la carne. Para ambas entidades, todo debe quedar a merced del libre juego de la oferta y la demanda, sin regulación estatal.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.