SOCIEDAD › UN MILITAR BALEó A SU MUJER EN OLAVARRíA

El sentido de posesión mata

 Por Horacio Cecchi

“¡Ahora te agarré!”, le gritó a su esposa después de romper el vidrio del vehículo. De inmediato gatilló tres veces sobre su pecho y la mató. Silvia Marchesi, de 53 años, salía del bingo de la ciudad de Olavarría, con un amigo, cuando la cruzó el auto de su marido, el militar retirado José Milton Tapia, de 68 años. Los disparos, el grito, el terminar con la vida de la mujer fueron dictados por el sentido cultural de propiedad que habilitó a Tapia a disparar, un hecho condenable por el Código Penal, pero que éste no podrá modificar por sí mismo.

Marchesi había llegado al lugar a las 23 de ayer en su auto Renault Megane junto con un compañero de trabajo, procedentes de Azul. Cuando se retiraban, alrededor de las 3.30, Marchesi y su amigo se dirigieron al parking del bingo y subieron al Megane. En ese momento fueron sorprendidos por Tapia, quien a bordo de una camioneta Toyota les cortó el paso. Tapia bajó con un revólver Colt calibre .38, rompió con la culata el vidrio y tras el grito disparó tres veces. Las fuentes policiales citadas por las agencias subrayan lo cultural: justificaron a medias los disparos al sostener que la principal hipótesis fue que se trató de un error porque el militar creyó que lo engañaba cuando en realidad sólo eran amigos. Luego, claro, Tapia se entregó a sus protectores.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.