ECONOMíA › LOS PEDIDOS DE REPRO DE LAS EMPRESAS SóLO AUMENTARON 0,3 POR CIENTO

“No hubo destrucción de empleo”

En base a los programas de recuperación productiva, que las empresas solicitan como subsidio al empleo para evitar despidos, las estadísticas oficiales no reflejan el estado de “destrucción masiva de empleo” que diagnostican otros analistas.

 Por Sebastián Premici

Durante los primeros once meses del año, un total de 39.162 trabajadores recibieron ingresos a través del Programa de Recuperación Productiva (Repro), distribuidos en 367 establecimientos. En el mismo período del año pasado, el Ministerio de Trabajo había entregado 37.951 beneficios. Es decir, este año sólo hubo un incremento del 0,3 por ciento. Para la cartera laboral, no existe destrucción masiva de puestos de trabajo, como en cambio sostienen algunas voces del establishment económico que se reflejan en los medios. En la crisis de 2009, los Repro entregados habían ascendido a más de 143.000 trabajadores. “En el último año, pese al adverso contexto internacional, en Argentina ha sido posible sostener el nivel de empleo registrado en las empresas privadas. La cantidad de puestos laborales registrados en octubre de 2014 verificó una mínima disminución de 0,2 por ciento”, concluyó la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL) que realiza el ministerio que conduce Carlos Tomada.

Los Repro son un instrumento de política pública diseñado para evitar los despidos de personal en situaciones coyunturales. En concreto, el Estado cubre un porcentaje del sueldo de un trabajador. En 2008, que marcó el inicio de la crisis financiera internacional, fueron entregados 22.846 Repro, distribuidos entre 448 establecimientos. Al año siguiente, fueron 143.653, repartidos entre 2769 empresas. En 2010, el Estado cubrió los sueldos de 133.416 trabajadores (2680 establecimientos); en 2011 fueron 82.051 Repro (1530 compañías); en 2012 resultaron alcanzados 44.374 trabajadores (1159); y el año pasado, 37.951 Repro, para 360 empresas.

Desde la cartera laboral no desconocen que el principal desafío consiste en generar nuevos puestos de trabajo para mejorar los indicadores de desempleo e informalidad laboral. Al tercer trimestre del año, el Indec registró un nivel de desempleo de 7,5 por ciento, contra el 6,8 por ciento del mismo período del año pasado. Sin embargo, a pesar de todos los diagnósticos pesimistas, en la actualidad hay sostenimiento de las fuentes laborales en el sector privado.

“El empleo en las empresas privadas para el conjunto de los sectores económicos tuvo un leve crecimiento en el tercer trimestre de 2014 de 0,2 por ciento en la comparación interanual, mientras que en octubre la baja interanual también resultó en 0,2 por ciento. El mantenimiento del nivel de empleo entre septiembre y octubre de 2014 es el resultado de una expansión en el Transporte (0,7 por ciento), en la Industria (0,4) y en la Construcción (0,3). La creación neta de estos puestos compensó las disminuciones que se observaron en el Comercio (-0,1 por ciento), en los Servicios Sociales (-0,1) y en los Servicios a las empresas (-0,8)”, puede leerse en el informe del Ministerio de Trabajo.

Los resultados de la EIL corresponden a 2412 empresas privadas del sector formal de diez y más trabajadores, de todas las ramas de actividad, exceptuando las primarias. El relevamiento se realizó entre los días 3 y 21 de noviembre de 2014. La distribución por aglomerado es la siguiente: 824 en el Gran Buenos Aires, seguida por el Gran Córdoba (232), Gran Rosario (231), Gran Mendoza (235), Gran Paraná (216), Gran Resistencia (212), Gran Santa Fe (252) y Tucumán (210).

Otro aspecto que permite medir el actual escenario de conflictividad laboral es la tasa de despidos en relación con el total del empleo registrado. En octubre de este año, el porcentaje de despidos en relación con el empleo total alcanzó el 0,7 por ciento, una tasa similar a la registrada en 2006, 2009, 2012 y 2013, mientras que en comparación con 2008, hacia el inicio del impacto de la crisis global en el país, se ubicó en tres décimas de punto porcentual por debajo.

“El análisis de la dinámica del empleo formal confirma que en octubre se mantiene bajo el volumen de las incorporaciones y también el de las desvinculaciones de los trabajadores. Tanto la tasa de entrada (2,5), que refleja las incorporaciones de personal que realizan las empresas respecto de su dotación, como la tasa de salida (2,5), que mide todo tipo de desvinculaciones (no sólo los despidos, sino también las renuncias, jubilaciones, finalización de contrato a tiempo determinado, entre otros), tienen niveles similares a los verificados en los últimos años”, resume el trabajo publicado por la cartera laboral.

Del total de empresas relevadas en la encuesta, el 12,7 por ciento tiene previsto realizar movimientos de personal. De ese total, el 69 por ciento espera aumentar la cantidad neta de trabajadores. “Estas expectativas son las más altas de este año y son similares a las expresadas en octubre de 2013”, agrega el informe.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

Empresas y trabajo. El diagnóstico oficial indica que se sostiene el nivel de empleo privado.
Imagen: AFP
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.