EL PAíS › LA DIVERTIDA DESPEDIDA EN LA CáMARA DE SENADORES

“Demostró que es un ser humano”

 Por Sebastian Abrevaya

“En lo personal, tengo que hacer una confesión. La verdad es que, después de habernos peleado tanto por televisión y por los medios en otras épocas, este año tuve la posibilidad de conocerlo personalmente y me demostró que es un ser humano...” Las palabras del senador Alfredo De Angeli despertaron las risas de sus colegas que, al igual que él, aprovecharon la última sesión de Aníbal Fernández como senador para desearle éxito en su nueva tarea como secretario general de la Presidencia. Con un clima distendido, el titular de la UCR, Ernesto Sanz, pidió la palabra para hacer una aclaración sobre el descubrimiento del ruralista: “Nosotros siempre supimos que detrás de los bigotes, había un ser humano”. Eugenio “Nito” Artaza no quiso quedarse afuera y en su condición de humorista les recordó a sus compañeros que el encargado de “hacer chistes” es él.

Tras varias horas de debate parlamentario y con espíritu de fin de año, los legisladores de la oposición tomaron la iniciativa de despedirlo a Aníbal, que completó tres años en la banca. “Señor presidente: yo pertenezco a la oposición, pero como es la última sesión del senador Fernández quería desearle éxito en su nueva gestión”, expresó la peronista disidente Liliana Negre de Alonso, la primera en saludarlo. Recién después se hizo eco el jefe del bloque del FpV, Miguel Pichetto, alimentando su fama de serio: “No me gustan los velorios, las despedidas ni los casamientos –arrancó–. Pero de todas maneras quería hacer un reconocimiento de parte de nuestro bloque, que seguramente es de todos los senadores. Aníbal, suerte, y sabés que tenés nuestro afecto”.

A pesar de su estilo polémico, desde todas las bancas opositoras hubo un reconocimiento, con alguna que otra crítica solapada. “Esperamos que no vaya al Poder Ejecutivo para ser intolerante y que nos atienda el teléfono. Y espero que nos trate como compañeros de banca que fuimos”, le dijo el jujeño Gerardo Morales, con quien Aníbal ha protagonizado más de un cruce. El socialista Rubén Giustiniani habló en términos similares: “Esperamos que se porte bien con la oposición en el proceso electoral que va a haber en el país”, afirmó tras despedir “con afecto” al bonaerense.

El momento más hilarante se produjo con la intervención de De Angeli. El ruralista había tenido varios conflictos con Aníbal cuando era ministro del Interior y él uno de los más acérrimos opositores a la Resolución 125. El vicepresidente, Amado Boudou, le pidió entre risas que no aclare qué quiso decir cuando afirmó que el senador “demostró que es un ser humano”. “Déjeme terminar si no va a quedar como los otros días: después me empiezan a pegar porque dije que era un ser humano, que no era un animal”, agregó De Angeli y concluyó con un agradecimiento por “los gestos” de Aníbal.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.