ECONOMíA › KICILLOF EXPUSO FRENTE A DIRECTIVOS DE LAS PRINCIPALES COMPAñíAS ARGENTINAS

“No va a estallar ninguna bomba”

El ministro de Economía cuestionó el recetario ortodoxo y aseguró que el oficialismo es la única alternativa electoral capaz de garantizar el crecimiento económico y la igualdad social. “Con el paquete liberal nos vamos a la banquina”, remarcó.

 Por Tomás Lukin

“Si este proyecto político sigue no va a estallar ninguna bomba, sabemos cómo continuar con el crecimiento económico y la inclusión social”, afirmó el ministro de Economía, Axel Kicillof, frente a directivos de las principales compañías argentinas en un almuerzo convocado por el Consejo Interamericano de Comercio y Producción. “Con el paquete liberal del ajuste monetario, fiscal endeudamiento y apertura indiscriminada nos vamos a la banquina”, advirtió el titular del Palacio de Hacienda al referirse a las propuestas y reclamos vertidos por referentes económicos de la oposición en ediciones previas del evento organizado por el presidente de Corporación América, Eduardo Eurnekian.

“El único instrumento para sostener la actividad en un momento de incertidumbre es el Estado inyectando poder de compra y demanda”, lanzó el funcionario al cuestionar el recetario ortodoxo ante una nutrida convocatoria. “Traje 104 filminas, va a ser como una cena show, pero al mediodía, les recomiendo que coman, si no se van a morir de hambre”, bromeó el funcionario antes de comenzar una intervención que se extendió durante más de una hora.

“Necesitamos un empresariado comprometido con el desarrollo del país. Eso significa que, cuando el Gobierno se endeude, exija que sea para agregar infraestructura y no para alimentar la bicicleta financiera del país”, expresó Kicillof mientras almorzaban empresarios como el banquero Jorge Brito y el petrolero Alejandro Bulgheroni, que aportó los vinos de la bodega familiar. “Para avanzar en la reindustrialización hay que dinamizar el mercado interno, que es donde ustedes colocan su producción. Las políticas de inclusión social fortalecen la capacidad de demanda de los argentinos pero después van a su rentabilidad”, sostuvo el titular del Palacio de Hacienda

Los organizadores y habitués de los almuerzos convocados por Eurnekian estaban sorprendidos por la abundante presencia de ejecutivos de primera línea que se hicieron presentes para escuchar al funcionario. Cristiano Rattazzi (FIAT), Gerardo Werthein (Telecom), Isela Constantini (GM), Eduardo Elsztain (IRSA), Héctor Méndez (UIA) y Juan Carlos López Mena (Buquebus) fueron algunos de los que pagaron su cubierto de 1300 pesos para escuchar al funcionario. “Ningún país periférico se industrializó sin una decidida y clara intervención del Estado”, indicó para reivindicar las iniciativas de defensa al consumidor y la nueva ley de abastecimiento resistidas por las principales cámaras patronales.

“Lo que está sucediendo en Europa es un genocidio”, sostuvo Kicillof al referirse a la crisis estructural de la Eurozona. “La ortodoxia es la misma en todos los países y épocas. No puede ser que el mismo programa económico que el FMI busca imponer en Grecia sea el que debe aplicar Argentina en 2016”, enfatizó el funcionario, que advirtió sobre el impacto de la renovada turbulencia financiera sobre los países periféricos. “La virulencia se puede desplazar hacia las economías en desarrollo”, sostuvo al referirse a la caída en el precio internacional de los commodities y una potencial “estampida” de capitales hacia los centros financieros. El presidente de Aerolíneas Argentinas, Mariano Recalde, acompañó al funcionario en la mesa principal. A diferencia de otros eventos de los que participa, Kicillof fue acompañado por el viceministro Emmanuel Agis y el secretario de Comercio, Augusto Costa, entre otros funcionarios.

“¿Ahora te hiciste macrista? Si vos sos kirchnerista”, contó el presidente de la UIA, Héctor Méndez, que le dijo Kicillof durante una charla que mantuvieron antes de comenzar. “Me dijo que acá vienen sólo los economistas de derecha y yo le recordé que también viniste vos”, le comentó el presidente de la Bolsa de Valores, Adelmo Gabbi, al economista de la Gran Makro, Agustín D’Atellis, antes de ingresar al salón.

Si bien la organización sumó mesas, varios asociados a Cicyp quedaron afuera. Tendrán revancha el 5 de agosto cuando sea el turno del jefe de Gobierno porteño y precandidato presidencial, Mauricio Macri. Esta vez Antonio Estrany Gendre, de Pan American Energy, no llamó a “brindar por el capitalismo” como hace dos meses, sino que propuso hacerlo por “las familias”.

Compartir: 

Twitter
 

“El único instrumento para sostener la actividad en un momento de incertidumbre es el Estado”, dijo Kicillof.
Imagen: Sandra Cartasso
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.