ECONOMíA › DECLARACIONES DE KICILLOF

“Tienen miopía”

“Hay quienes están en campaña y tratan de bajarnos el precio para ver si juntan unos votos. Pero más allá de la miopía que tienen algunos, lo del gobierno argentino fue bastante excepcional”, señaló ayer el ministro de Economía, Axel Kicillof, en relación con el impacto que tuvo en la política local la aprobación en la ONU de la propuesta argentina de reestructuración de deuda. Se trata de nueve principios rectores que, si bien no son vinculantes, definen un marco general para abordar la cuestión de las reestructuraciones de deuda soberana. Kicillof también se refirió a los subsidios a los servicios públicos. “El pensamiento del sector ortodoxo y conservador es que el subsidio es un desastre”, dijo.

La Asamblea General de Naciones Unidas aprobó la semana pasada los principios básicos sobre reestructuraciones de deuda soberana. La histórica sesión encabezada por los miembros del G-77 más China otorgó un respaldo contundente a la iniciativa argentina: 135 votos a favor, 6 negativos y 42 abstenciones. Estados Unidos, Reino Unido, Japón, Alemania, Israel y Canadá fueron el poderoso pero reducido bloque opositor. Una de los principios aprobados es el de la sostenibilidad de la deuda. En otras palabras, que ningún muerto puede honrar sus deudas, frase que simboliza la necesidad de crecer para poder pagar, letra conocida para el país.

“Argentina fue uno de los países más endeudados del mundo y tuvo el default más grande del mundo. También fue la reestructuración más exitosa. Cuando se llega al default aparece el problema de quién paga los platos rotos, por eso es importante la resolución de la ONU”, explicó Kicillof, quien encabezó junto a Héctor Timerman los equipos de Economía y Cancillería que manejaron políticamente la negociación en Naciones Unidas.

“Nadie en la historia del capitalismo había escrito los principios que deben regir para una reestructuración de deuda. Esa es la relevancia de lo que pasó”, señaló Kicillof.

El ministro se refirió a artículos periodísticos que resaltaron anteayer el efecto negativo de la quita de subsidios. “El pensamiento del sector ortodoxo y conservador siempre fue que el subsidio es un desastre. Lo llamativo es que ahora resulta que empiezan a ver las consecuencias de sacar los subsidios. Dicen por ejemplo que si se sacan los subsidios hay más pobres, entonces deberían decir que gracias a los subsidios hay menos pobres”, manifestó el funcionario. “Dicen que si se sacan los subsidios hay inflación. Pero deberían decir que gracias a los subsidios hay menos inflación. Lo mismo, que si se sacan los subsidios hay recesión. Pero podrían decir que gracias a los subsidios hay reactivación económica. Yo celebro que el pensamiento conservador argentino se dé cuenta de que los subsidios no son un despilfarro ni es tirar plata al techo. Ahora reconocen que es antiinflacionario, es expansivo, genera actividad y reduce la pobreza”, chicaneó el ministro. Finalmente, Kicillof advirtió que en el proyecto de ley del Presupuesto 2016 “el monto de los subsidios, sobre todo los que tienen que ver con el combustible y la energía, será más bajo porque YPF produce más y porque se hicieron muchas cosas para bajar el gasto en combustibles”.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.