ECONOMIA › LA CAIDA DE EXPORTACIONES REDUJO EL SUPERAVIT

La crisis externa golpea la balanza

El superávit comercial se ubicó en 51 millones de dólares en agosto, con un retroceso de 94,6 por ciento respecto del mismo mes del año pasado. En el acumulado de los ocho meses, el saldo favorable del comercio asciende a 1487 millones de dólares, con una disminución del 70 por ciento respecto de 2014. Así lo informó ayer el Indec. La fuerte caída de precios internacionales de las materias primas que exporta el país fue el elemento central para explicar la merma de la balanza comercial. La disminución de las cantidades de bienes industriales vendidos a Brasil fue otro factor relevante en el resultado. Las importaciones moderaron su ritmo de contracción, debido a la recuperación de la actividad en el mercado interno. De tal modo, ante la aceleración de la caída de ventas externas, fue otro factor que aportó a que se esfumara el superávit.

Los despachos al resto del mundo anotaron 5545 millones de dólares en agosto, al caer 16 por ciento en un año. El sector de productos primarios, donde se concentran las ventas de los cereales y la soja, fue uno de los rubros de exportación con mayores caídas el mes pasado, al retroceder 22 por ciento. Este desempeño se debió principalmente a la baja del valor de las commodities en el mundo, que en el caso de las oleaginosas fue del 26 por ciento en el último año y del 9,9 por ciento en trigo. Las exportaciones industriales también anotaron una disminución, destacándose la caída del 6 por ciento para las manufacturas de origen agropecuario y del 14 por ciento para las de origen industrial, en las cuales se computaron las menores ventas de autos hacia el mercado de Brasil, que atraviesa un ciclo de recesión económica. Los combustibles, en tanto, anotaron una contracción del 72 por ciento.

En lo que refiere a las importaciones, sumaron 5494 millones de dólares en agosto, con un retroceso del 3 por ciento respecto del mismo mes del año pasado. Las de bienes de capital bajaron 7 por ciento, al tiempo que en el rubro bienes intermedios se anotó una caída del 1 por ciento, mientras que las compras de combustibles y lubricantes cayeron 27 por ciento, gracias a la fuerte contracción de sus precios. En sentido contrario, la compra de piezas y accesorios para bienes de capital subió 8 por ciento, mientras que las de bienes de consumo avanzaron 14 por ciento y las de vehículos automotores de pasajeros 17 por ciento respecto de agosto del año anterior.

En cuanto al volumen de importaciones, si bien volvió a caer en agosto, desaceleró notablemente su ritmo de retroceso en los últimos meses, puesto que a inicio del año anotaba caídas de alrededor del 21 por ciento. La recomposición de la demanda agregada, en particular en el segundo trimestre del año, cuando la actividad económica anotó un alza del 2,3 por ciento, fue clave para impulsar el volumen de despachos, tanto en bienesinsumos para la industria como en los de consumo masivo.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.