ECONOMIA › LA CNV CAMBIO LOS CRITERIOS DE VALUACION PARA LOS FONDOS COMUNES DE INVERSION Y CAYERON LAS COTIZACIONES

Tembló el mercado por una norma regulatoria

La desmedida reacción del mercado, con caídas de hasta el 10 por ciento en títulos públicos y acciones que cotizan en el exterior, tuvo que ver con una norma que obliga a los FCI a valuar el dólar oficial sus activos negociables en divisas.

 Por Cristian Carrillo

La Comisión Nacional de Valores (CNV) estableció nuevos criterios de valuación para los valores negociables en dólares dentro de las carteras de los Fondos Comunes de Inversión (FCI). La iniciativa establece que los papeles que se negocien en mercados extranjeros o sus derivados deberán valuarse en la moneda de emisión al tipo de cambio que publica el Banco Nación (oficial). El objetivo es transparentar el patrimonio de los fondos y proteger a los inversores de la volatilidad de precios en las carteras administradas. En la Bolsa porteña se registraron caídas generalizadas de hasta 9,5 por ciento tanto en acciones como en títulos públicos (ver aparte), que algunos analistas atribuyeron a un rebalanceo de cartera de los FCI como respuesta a la medida. Sin embargo, la devaluación del real brasileño, el retroceso del precio del petróleo y la caída de los ADR de empresas argentinas contribuyeron a la tendencia negativa. El presidente de la CNV, Cristian Girard, aseguró a Página/12 que “la medida no va a impactar en absoluto en el patrimonio de los Fondos”. “Lo importante es que el pequeño ahorrista sepa que su inversión está resguardada”, dijo el funcionario.

La medida tuvo como efecto secundario una baja significativa en los tipos de cambio implícitos que surgen de la compraventa de bonos o acciones con el objetivo de convertir pesos en dólares. Tanto el contado con liquidación, que implica la fuga de los fondos, como el dólar Bolsa, que se netea dentro del país, perdieron un peso (5 a 6 por ciento) en el valor del arbitraje (ver aparte), para ubicarse en torno de los 13,20 pesos. Esta baja permite al Gobierno anclar un valor de referencia para el mercado paralelo.

Esa caída respondió a que algunos de los fondos de inversión alcanzados por la medida buscaron rebalancear sus carteras (cambiar un papel por otro de similares características; en este caso un bono en dólares por uno en pesos). Según explicó Girard se aprovechó el contexto externo negativo para presionar contra los mayores controles. La Cámara Argentina de Fondos Comunes de Inversión (Cafci) llamó ayer a la tarde a una reunión de emergencia con sus asociados para analizar qué acción tomar para frenar la medida. En el encuentro, del cual participaron representantes de algunos bancos privados, no se descartó la posibilidad de presentar un amparo judicial.

En el Ministerio de Economía, desde donde se gestó la medida, señalaron que la baja en los precios de algunos activos –aquellos usados para hacer contado con liqui– fue una sobrerreacción de los FCI. Según explicó Girard a este diario, el peso de los activos en moneda extranjera alcanzados por la resolución 646 representa menos del 6 por ciento de la cartera que manejan los fondos. Sobre esta participación, la normativa implica una baja del 33 por ciento en su valuación teniendo en cuenta la diferencia entre el tipo de cambio oficial (9,40) y el utilizado hasta ahora por los fondos (14,20). Girard descartó que implique una pérdida, sino que, en todo caso, será una menor ganancia. Según datos del sector, la industria de Fondos Comunes de Inversión creció en 1400 por ciento en cinco años, al pasar de administrar 13.000 millones de pesos en 2009 a 188.000 millones actualmente.

El objetivo de la norma es reducir la exposición de las carteras a altos niveles de volatilidad, acrecentada por el zigzagueo de las cotizaciones paralelas del tipo de cambio. El criterio de valuación para todos los títulos valores que se negocien en mercados extranjeros o los subyacentes será el de la moneda de emisión, “siempre y cuando esta sea la misma moneda de pago”. Se tomará como referencia el precio en la plaza exterior de mayor relevancia o bien el precio en dólares del mercado local cuando no exista cotización en el exterior y en todos los casos se utilizará el tipo de cambio comprador del Banco Nación que se aplica a transferencias financieras.

Este criterio elimina un factor de potencial inestabilidad (el dólar paralelo) y se transparentan los patrimonios administrados a las condiciones de valuación de los títulos de acuerdo a su propio nivel de riesgo. Esto debe realizarse para las suscripciones, rescates, cálculo del valor de cuotaparte y para la valuación de disponibilidades o tenencias de moneda del FCI.

“Se está buscando que sea mucho más estable la cotización de los cuotapartes de estos fondos, para que no estén expuestos a una volatilidad o una inestabilidad que surja de los métodos de registración”, explicó el titular de la CNV, quien aseguró que “el ahorrista que puso su dinero en el fondo de inversión no se va a encontrar con una sorpresa el día que cobre el título”. Girard descartó en declaraciones radiales que la medida apuntara a que los Fondos desarmaran su cartera en dólares. “La medida no tiene nada que ver con una necesidad o no de vender títulos por parte de los FCI. Es simplemente una medida de registro contable que está apuntada a homogeneizar los criterios de valuación de los activos”, sostuvo. Pero el apuro de algunos fondos en vender posiciones a horas de que se conociera la resolución exageró el impacto.

Compartir: 

Twitter
 

La reacción en la Bolsa se amplificó por un contexto externo convulsionado (devaluación del real, caída del petróleo, etc.).
SUBNOTAS
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.