DEPORTES › OPINION

Burbujas orientales

 Por Diego Bonadeo

Durante décadas el rugby francés, con sus jugadores atrevidos y su juego que invitaba al disfrute independientemente de los resultados, tuvo el patrimonio de lo que se dio en llamar “rugby champagne”. Pero en este primer fin de semana de la Copa Mundial de Rugby, las burbujas del espumante cambiaron de continente y fueron los japoneses quienes se adueñaron de esa manera de jugar, que, por otra parte, tuvo como consecuencia la mayor sorpresa que se recuerde en partidos desde que este torneo comenzó a jugarse en 1987: Japón le ganó a Sudáfrica 34 a 32. Además en la última jugada del partido, con un penal muy fácil a favor lo que les daba la posibilidad de un empate en 32, que de todos modos hubiera sido histórico para su historial, Japón fue por más, optó por un scrum, y así llegó el try en la bandera y el triunfo más inesperado.

Los Pumas, en cambio, estuvieron cerca de la hazaña de superar por primera vez en la historia a Nueva Zelanda, jugándole de igual a igual, y, de a ratos, mejor que su rival. Pero una vez más los All Blacks hicieron valer su condición de mejor seleccionado del mundo, y en los últimos veinte minutos dieron vuelta el resultado que hasta entonces favorecía a los argentinos.

En el primer partido de este mundial Inglaterra le ganó a Fiji como era de esperar. El sábado en el grupo de Los Pumas, Georgia le ganó a Tonga, y en lo que fue para quien esto escribe la más contundente actuación del fin de semana Irlanda le ganó 50 a 7 a Canadá. Luego Uruguay, con un equipo semiamateur –solamente tres de sus jugadores son profesionales– jugaron un rato a la par de los galeses. No fue suficiente.

Sin sorpresas, Francia le ganó a Italia y Samoa a Estados Unidos.

Compartir: 

Twitter
 

 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.