ECONOMíA › ALDO FERRER ADVIERTE SOBRE LA NEGOCIACION DEL EQUIPO DE PRAT-GAY CON LOS FONDOS BUITRE

“No se debe aceptar cualquier arreglo”

El economista referente del pensamiento nacional enfatizó que el país no debe retornar a la lógica del endeudamiento ni buscar un acuerdo con los buitres para regresar al mercado internacional de capitales. Señaló que se deben evitar las recetas del ajuste.

“La negociación con los fondos buitre debe encararse sin miedo y desde una posición soberana, en la defensa de nuestros intereses. No se debe aceptar cualquier arreglo para retornar al mercado internacional de capitales”, advirtió el economista Aldo Ferrer. Desde el Ministerio de Hacienda y Finanzas presentan la búsqueda de un acuerdo con el 7,6 por ciento de los acreedores que rechazaron la reestructuración como un elemento ineludible para impulsar la llegada de inversiones y reducir el costo del endeudamiento externo. Si bien marcó algunas coincidencias con las políticas implementadas por el equipo económico de Mauricio Macri, Ferrer enfatizó que el país “no debe retornar a la lógica del endeudamiento como estrategia para resolver problemas”.

A diferencia de la postura oficial donde la negociación iniciada anteayer por el secretario de Finanzas, Luis Caputo, es una urgencia, el economista consideró que “el diferendo con los buitres no es una cuestión de vida o muerte”. El ex embajador argentino en Francia y uno de los principales referentes del pensamiento económico nacional consideró que “las diferencias que existen con esos fondos financieros es algo que está pendiente de una solución, pero eso no puede hacerse a cualquier precio. Argentina tiene cuestiones más importantes que resolver en materia económica”.

El equipo económico se comprometió en Nueva York a presentar la última semana del mes una propuesta para los acreedores litigantes que tienen sentencias firmes en la justicia estadounidense. La fórmula validada por el magistrado neoyorquino Thomas Griesa les reconoce a los acreedores carroñeros una suma que, según precisó el Palacio de Hacienda, alcanzaría a 9882 millones de dólares. El grupo más agresivo de litigantes encabezado por Elliott Management de Paul Singer reúne la mitad del 7,6 por ciento que rechazó la reestructuración. Los representantes del Gobierno pretenden negociar una reducción sobre el monto de los intereses que abultaron el monto a desembolsar. A ellos y los acreedores denominados me too (yo también) ya que se sumaron a su sentencia, el equipo económico les presentará una propuesta durante la semana del 25 de enero. De todas formas, incluso si los buitres aceptan en el día la oferta el Gobierno deberá modificar las leyes que impiden otorgarles un mejor tratamiento financiero que el que recibió el 92,4 por ciento de los acreedores.

“Debemos evitar las recetas de ajustes como los que padecimos en la última dictadura y en los años 90”, señaló el economista luego de conocerse los objetivos del violento recorte fiscal propuesto anteayer por el ministro de Hacienda y Finanzas para reducir el déficit.

“El cepo se había tornado insostenible y se necesitaba una corrección. Creo que lo mejor hubiera sido establecer tipos de cambios diferenciados en función de las distintas actividades. Pero no nos encontramos ante un panorama de crisis. Existen dificultades, pero la situación es sólida en cuanto a lo macro”, evaluó al referirse a la “herencia” del kirchnerismo. Desde su perspectiva, la situación económica recibida por el presidente Mauricio Macri “dista mucho de prefigurar un panorama de crisis como los que se dieron en otras transiciones gubernamentales”.

En línea con los cuestionamientos a la reorientación macroeconómica propuesta por Prat-Gay, Ferrer también ha sido históricamente un crítico de los esquemas de Metas de Inflación como el que pretenden implementar el banquero central Federico Sturzenegger y el ministro Prat-Gay. “La estrategia ortodoxa de las metas de inflación es fatal para los sectores populares y la industria. En cambio, beneficia a las elites financieras. Ese esquema le otorga estabilidad de precios pero muy malos resultados en materia de desarrollo”, advirtió durante una entrevista realizada en 2013 con este diario. En ese mismo diálogo el economista consideró que “la política de desendeudamiento le permitió al Estado recuperar soberanía necesaria para fortalecer el Estado. El endeudamiento para cerrar desequilibrios macroeconómicos conduce a una crisis. Pero tomar deuda para hacer una central nuclear donde haya una fuerte participación de la industria local es un recurso legítimo”.

Compartir: 

Twitter
 

El equipo económico se comprometió en Nueva York a presentar una propuesta a los buitres.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.