ECONOMIA › CRECE LA TENSION EN LA INDUSTRIA PETROLERA, CON RIESGO DE DESPIDOS

El panorama se pone viscoso

La caída del precio internacional del petróleo complica la situación del sector, donde hay más de 3000 puestos de trabajo en peligro. El gobernador de Chubut reclamó la intervención del Estado nacional, pero las señales no son positivas. Mañana, reunión clave.

El sector petrolero se perfila para convertirse en el escenario de un intenso conflicto laboral a medida que las empresas vuelven a amenazar con despidos masivos en las provincias de Chubut y, en menor medida, Santa Cruz. Los puestos de trabajo en riesgo, estiman los gremios, ascienden a más de 3000. Las compañías como Tecpetrol, perteneciente al grupo Techint, donde se desempeñan 500 empleados pasibles de ser despedidos, argumentan que la caída en el precio internacional del crudo que exportan vuelve inviable su operatoria. El nuevo gobierno definió el precio mínimo del barril a 55 dólares en el mercado interno, pero no estableció ningún valor para las ventas externas. A comienzos de 2016, el Ministerio de Trabajo dictó una conciliación obligatoria que vence mañana. “Exijimos que en una coyuntura como ésta la Nación responda”, sostuvo ayer el gobernador chubutense, Mario Das Neves. Sin una solución en ciernes, el mandatario provincial se reunirá mañana con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y el titular de la cartera de Energía, Juan José Aranguren. De todas formas, la cartera energética sumó presión contra los reclamos sindicales al dejar trascender que el Gobierno no está dispuesto a ofrecer mayores compensaciones a las petroleras y que importará combustibles si los gremios llevan adelante medidas de fuerza. Para el secretario general del Sindicato del Petróleo y Gas Privado del Chubut, Jorge Avila, el Gobierno pretende “meter miedo”.

Los precios internacionales del petróleo profundizan su fuerte caída. La cotización del barril de crudo de Brent, una de las principales referencias a nivel mundial, cerró en 28,55 dólares, una caída de 1,3 por ciento, que lo coloca entre las más bajas de los últimos doce años. Factores geopolíticos, fundamentalmente las decisiones de los miembros de la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP), y los cambios en la política monetaria estadounidense permiten explicar el comportamiento del precio del petróleo.

En el marco de la desregulación sectorial implementada por el nuevo gobierno, se validaron aumentos de precios de las naftas y una reducción en el valor sostén del barril para el mercado interno de 70 a 55 dólares. El costo recayó sobre el consumidor, pero de todas formas el valor reconocido por el Gobierno se mantiene muy por encima del internacional. Sin embargo, la producción del Golfo de San Jorge, epicentro del conflicto, se destina en una porción relevante al exterior ya que la variedad del hidrocarburo extraída en la región es utilizada en menor medida por las refinerías locales. Así, el ingreso recibido por las operadoras de esos yacimientos es inferior al que reciben por la producción destinada al mercado local.

Las autoridades provinciales reclamaron ayuda la semana pasada que fue denegada desde Nación. Mañana volverán a reunirse. El gobernador Das Neves advirtió que “el precio del barril de petróleo, que hoy está en 28 o 29 dólares, va a estar a 20 dólares en las próximas semanas, tenemos que ver cómo podemos encarar un momento difícil que no va a ser una cuestión de uno o dos meses, esto viene para instalarse”.

El conflicto laboral en Chubut comenzó con la amenaza de Tecpetrol, la firma de Techint, de desactivar la mitad de sus equipos de perforación y dejar sin trabajo a 500 personas, pero desde el sector gremial advierten que la incertidumbre alcanza a otras firmas como Pan American Energy e YPF. Ante la falta de respuesta, los dirigentes sindicales advirtieron que iniciarán medidas de fuerza. Aunque el propio gobierno dictó la conciliación obligatoria, la cartera de Energía deslizó la posibilidad de resolver los problemas importando petróleo y/o combustibles.

“Si llegara a ser de esa manera, preferimos que el petróleo se quede en Chubut y venderlo cuando tenga mejor precio. Y no que se lo sigan llevando como se lo están llevando, y nosotros quedarnos con cinco mil desocupados”, consideró Avila. “Hay que reconocer que el Gobierno siempre nos dijo la verdad. Dijimos que iban a devaluar, devaluaron, dijimos que no iban a sostener la industria y no la están sosteniendo y no la van a sostener”, advirtió con ironía el sindicalista al referirse a la reorientación de la política macreconómica en marcha. En declaraciones a una radio chubutense, el sindicalista expresó que “va a ser una lucha dura, una pelea dura y larga”.

Compartir: 

Twitter
 

Juan José Aranguren, ministro de Energía, recibirá mañana con Rogelio Frigerio a Mario Das Neves.
Imagen: Leandro Teysseire
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared