ECONOMíA › LA AFIP REHABILITA EL ENVíO A DOMICILIO DE LAS COMPRAS POR INTERNET FUERA DEL PAíS

Dólares que se irán de puerta a puerta

El titular de la AFIP, Alberto Abad, anunció el restablecimiento del servicio de courier sin necesidad de retirar la mercadería en la Aduana. El gobierno anterior lo había restringido para cuidar divisas y empleo nacional. No se precisó la fecha.

El titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Alberto Abad, anticipó que el servicio de courier volverá a funcionar de manera “puerta a puerta”. Además, dijo que se actualizarán las escalas de Ganancias y las tablas de referencia del monotributo, aunque el Gobierno dio varias vueltas en relación a este tema y no queda claro cuándo avanzará con esa agenda. El funcionario detalló además que en marzo el organismo dejará de obtener unos tres mil millones de pesos en concepto de percepciones por operaciones en moneda extranjera que había recaudado el mismo mes del año pasado. Abad expuso ayer en el Ciclo de Actualidad Tributaria organizado por el Consejo Profesional de Ciencias Económicas. También criticó la situación fiscal que dejó el gobierno anterior.

El servicio de compra electrónica en sitios web del exterior se había limitado en 2012 a partir de un tope anual y a través de la obligatoriedad de realizar el trámite de retiro del bien personalmente en la Aduana. El objetivo era cuidar las divisas y redirigir compras al exterior hacia la industria nacional, aunque también quedaran dificultadas operaciones que no competían con el empresariado local. Abad ayer dijo que “vamos a reimplantar el servicio de courier para evitar colas infames de gente en la zona del puerto, una cosa kafkiana en el peor sentido de la palabra, el de la estupidez humana”. No detalló los tiempos de la reforma.

El funcionario también se refirió al sistema de devolución de percepciones por operaciones de compra en el exterior y adquisiciones de pasajes para turismo internacional que se había instalado junto al mal llamado “cepo cambiario”. “En marzo del año pasado se recaudaron más de tres mil millones de pesos a través de las percepciones. Este año no las vamos a tener porque sacamos el cepo. Pero además, está el pasivo contingente que se generó durante 2012, 2013 y 2014 que no se había devuelto a los contribuyentes. A la fecha de hoy hay 250 mil Cuits a los cuales hemos devuelto 1200 millones de pesos. Nuestra recaudación está afectada negativamente por dos lados, tenemos que devolver y no vamos a tener la recaudación de ese falso impuesto”, indicó Abad.

El titular del organismo recaudador anticipó que el Gobierno impulsará una actualización de las escalas del Impuesto a las Ganancias. En este tema hubo varias idas y vueltas. El presidente Mauricio Macri dijo en la apertura de las sesiones ordinarias del Congreso que iba a avanzar con las modificaciones, pero luego el jefe de Gabinete, Marcos Peña, lo desdijo. Ahora Abad volvió a prometerlo, aunque sin precisar fechas. También recordó el impacto fiscal de la suba del mínimo no imponible de 50 mil millones de pesos, medida que también definió que nuevos contribuyentes pasaran a pagar el impuesto, como es el caso de un segmento de los jubilados. Abad dijo que se van a revisar las tablas del monotributo y que se devolverá IVA a los sectores de más bajos ingresos en las compras de alimentos, una de las promesas de campaña de Cambiemos que hasta ahora quedó detrás de otras prioridades.

“No es malo que baje la recaudación si eso significa que aumenta la producción y que el país se empieza a poner en marcha. La apuesta de este gobierno es ir bajando de a poco la presión tributaria para que se reactive la economía, porque esa reactivación, en una segunda etapa, va a generar más ventas, más consumo y más ganancias, que es poner en marcha el círculo virtuoso”, indicó el titular de la AFIP. La caída en la recaudación tiene relación con la devolución de las percepciones de Ganancias pero sobre todo con la eliminación de las retenciones a todas las actividades agropecuarias, salvo en el caso de la soja, que se redujo de 35 a 30 por ciento, junto a las retenciones industriales y mineras.

El cambio en el esquema impositivo viene por el lado de la menor presión tributaria, como explicó Abad, pero en mucha mayor medida por la caída del gasto, ya que incluso con la merma recaudatoria prevista, el Gobierno pretende reducir el déficit fiscal, al que caracteriza como el causal de la inflación. Cuando el Gobierno habla de menores impuestos implica reforzar su voluntad de recortar la presencia del Estado en términos de incentivos económicos a sectores económicos débiles, transferencias a las familias, como la política de ingresos y los subsidios.

Abad comenzó su presentación ayer con una referencia a la economía global. Subrayó que “el viento de cola de años atrás se convirtió en viento lateral y nuestros socios estratégicos, principalmente Brasil y China, tienen una situación complicada, por lo tanto hay que buscar alternativas para reposicionar nuestro comercio exterior, lo que significa un esfuerzo adicional”. La crisis internacional no fue descubierta estas últimas semanas, sin embargo, es un factor que nunca está presente en la evaluación del macrismo sobre la economía local.

Compartir: 

Twitter
 

Alberto Abad, director de la AFIP, se atajó con el anticipo de una merma en la recaudación de marzo.
Imagen: Pablo Piovano
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.