CIUDAD › LA QUERELLA DE LA CAUSA CAMBIASO-PEREIRA ROSSI PIDIO PERPETUA PARA LOS IMPUTADOS.

Un desafío para los jueces

En representación de las hermanas de Osvaldo Cambiaso, Ethel y Gladys, la abogada de HIJOS, Nadia Schujman apeló a los magistrados para que "pongan las cosas en su lugar" en el juicio por el secuestro y asesinato de los militantes.

 Por Sonia Tessa

La querella terminó ayer su alegato unificado en la causa por el secuestro y asesinato de Osvaldo Cambiaso y Eduardo Pereira Rossi con un pedido de prisión perpetua para los once imputados por la privación ilegal de la libertad, tormento y homicidio agravado a los dos militantes montoneros, ocurrido el 14 de mayo de 1983. La abogada que representa a las hermanas del "Viejo", Gladys y Ethel Cambiaso, Nadia Schujman, de Hijos, miró a los integrantes del Tribunal Oral número 2, Omar Digerónimo, Beatriz Baravani y Jorge Venegas Echagüe y les dijo: "Gran parte de la sociedad piensa que nuestro poder judicial cambia sus fallos según el cambio de coyuntura. Es un poder desprestigiado por muchos motivos que seria largo analizar aquí. Ustedes, con sus próximos fallos en estas causas, podrán demostrar que no es así".

La querella consideró que el ex presidente de facto Reynaldo Bignone, el que era jefe del Segundo Cuerpo de Ejército, Carlos Lucena, y el Jefe de Operaciones del Segundo Cuerpo, Rodolfo Rodríguez, fueron "autores mediatos" de los crímenes de lesa humanidad que se están juzgando, ya que disponían una "posición de relevancia de poder para impartir las órdenes". En tanto, como coautores fueron acusados Oscar Guerrieri, que era jefe de Inteligencia del Batallón 121, Luis Américo Muñoz, segundo jefe del área, los Personal Civil de Inteligencia (PCI) Walter Pagano, Juan Andrés Cabrera, Carlos Sfulcini y Ariel López y los policías de la provincia de Buenos Aires, Juan Spataro y Luis Patti. Aquél sábado 14 de mayo de 1983, Cambiaso y Pereira Rossi fueron secuestrados a las 10.30, a la vista de mucha gente, en el bar Magnum de Córdoba y Ovidio Lagos. Los llevaron en un camión hacia el galpón de la firma Maiorano hermanos, donde fueron golpeados y Pereira Rossi fue torturado con picana. Más tarde, los dos cuerpos aparecieron acribillados en la localidad de Lima, en provincia de Buenos Aires. Se trató de un operativo conjunto entre el primer y el segundo cuerpo de Ejército. Schujman recordó además que "en pocas causas tenemos la posibilidad de tener pericias que confirman los golpes hacia los dos y el pasaje de corriente eléctrica por el cuerpo de Pereira Rossi".

La abogada de HIJOS se refirió en sus palabras finales a la responsabilidad judicial en dar andamiaje legal al genocidio. "Ahora, ustedes, jueces de un estado democrático, están haciendo algo distinto. Ustedes, que forman parte de un resorte que fue un eje fundamental de ese estado terrorista, como poder judicial están poniendo las cosas en su lugar".

Schujman se refirió a las presiones para poner fin al proceso de verdad y justicia, expresadas sobre todo en el diario La Nación. "por eso no hay un hasta cuando fijado, una ley, un decreto, que pueda decir hasta acá. Porque sería ilegal, inmoral e inhumano intentar ese cepo de impunidad. Y esto no lo decimos solamente los organismos de derechos humanos, no, lo dice el presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Ricardo Lorenzetti, en su libro Derechos humanos, justicia y reparación al preguntarse sobre la posibilidad que algunos propugnan de reconciliación, y lo inviable de esta consigna, que -además- aun en el caso de una posible reconciliación, exige distinguir claramente entre víctimas y victimarios, dice. Y en segundo lugar el ejercicio de los derechos humanos resulta incompatible con la impunidad normativa: debe llegar primero la justicia negada durante tanto tiempo a las víctimas de las violaciones de los derechos humanos".

Compartir: 

Twitter
 

Nadia Schujman recordó que "no hay reconciliación posible".
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.