ECONOMíA › LA DEMANDA DEJO A LAS CONCESIONARIAS SIN STOCK

El año del cero kilómetro

El fenómeno tomó por sorpresa a concesionarias y terminales. El inesperado repunte de ventas de autos nuevos en las últimas semanas obligó a demoras en las entregas de 10 a 40 días.

 Por Claudio Zlotnik

El escenario que se está dando en el mercado automotor era difícil de imaginar hasta hace unos pocos meses. Por el importante salto en las ventas existen demoras en las entregas de cero kilómetro. Según explicaron en las concesionarias, después de varios años críticos, por primera vez la demanda supera a la oferta. Los atrasos son de 10 días en promedio, aunque lo cierto es que llegan a 30 o 40 días en los modelos más solicitados.
Las dilaciones en las entregas superiores al mes ocurren en las principales marcas, tanto en los modelos de más de 30.000 pesos como en los más económicos. En Ford, por ejemplo, faltan Eco Sport. En Chevrolet existen demoras en las entregas de los modelos Meriva y Corsa. Renault tiene problemas en el abastecimiento de los Clío Base; Volkswagen en los V-Power y Fiat en los Palio Fire. De todos estos, sólo dos se fabrican en la Argentina: Corsa y Clío. El resto se importa desde Brasil, lo que hace más lenta aún la reposición.
Distintas fuentes del mercado coincidieron en que este fenómeno se relaciona con el incremento en las ventas de vehículos. Horacio Delorenzi, director general de la cámara que agrupa a las concesionarias, calculó que el patentamiento de autos nuevos ascendería a 25 mil unidades este mes, entre 35 y 40 por ciento por encima de las registradas hace un año. Cabe aclarar que este nivel está influenciado por la cantidad de gente que compró en el último bimestre de 2003, pero esperó para patentar el vehículo hasta el cambio del almanaque. Según Dilorenzi, la mayor demanda provocó una “congestión” en las terminales. “Los camiones mosquito no dan abasto”, explicó. El dirigente aclaró también que muchas fábricas tienen a su personal en receso por las vacaciones y eso también provoca ciertas demoras.
En algunos bancos que ofrecen financiamiento para la adquisición de vehículos se muestran todavía más optimistas: prevén que el aumento podría trepar al 50 o 70 por ciento. ¿En qué se basan para tanta buena onda? En el Banco Río, por ejemplo, comentaron que durante diciembre otorgaron 12 millones de pesos en créditos prendarios. Un semestre atrás el promedio era de apenas un millón. Y para este año estiman que ese crecimiento exponencial se mantendría de la mano del fuerte impulso del consumo.
Lo que también pone en evidencia este fenómeno es que el motor del consumo está dado por los sectores de ingresos medios-altos y altos. Mientras que el consumo promedio aumentó 7,5 por ciento en el 2003, las ventas de autos se duplicaron. Las unidades colocadas el año pasado alcanzaron a 155 mil. En el sector aguardan un 2004 también positivo. Dilorenzi pronosticó que las ventas tendrían un piso de 170 mil vehículos, con chance de alcanzar las 200 mil.
Si bien el panorama de los vendedores es alentador, también es verdad que el sector automotor recién está saliendo de sus mínimos históricos. En el año 2002 se vendió la misma cantidad de autos que en 1959, y el resultado de 2003 recién se acercó a los niveles de principios de la década pasada. No hay que olvidar que diez años atrás la industria transitó su época de esplendor: se vendieron 500 mil vehículos.
Las mayores ventas de automóviles también se relaciona con la reaparición del crédito de mediano plazo. Según datos del mercado, entre 60 y 70 por ciento de los autos vendidos se pagan al contado mientras que el resto toma un crédito. Entre estos últimos financian, en promedio, el 40 por ciento del valor del vehículo. Históricamente, se financiaba entre 50 y 60 por ciento. Otro dato indicativo de que los compradores son de las capas más favorecidas de la sociedad.
Los principales bancos de la plaza financiera y las propias terminales son los que están ofreciendo financiamiento. El Banco Francés, a través de un acuerdo con Peugeot-Citroën. El Río-Santander y el BankBoston refrendaron acuerdos directamente con las concesionarias que venden las distintas marcas. Renault y General Motors poseen sus propias financieras para operar en el mercado.
Los plazos para endeudarse van de los 6 meses a los 5 años. Las tasas de interés de los préstamos se abarataron en los últimos meses. Van del 6 al 16 por ciento anual, según los plazos del crédito. Aunque a estos valores hay que sumarle entre 5 y 7 puntos adicionales por los costos que cobran los bancos, como los distintos seguros. Para evitar endeudarse con las entidades financieras, hay muchos compradores que se anotan en los “planes de ahorro” que pusieron en marcha algunas terminales automotrices.

Compartir: 

Twitter
 

Entre los modelos más demandados figuran algunos económicos y otros de las líneas más caras.
 
ECONOMíA
 indice
  • LA DEMANDA DEJO A LAS CONCESIONARIAS SIN STOCK
    El año del cero kilómetro
    Por Claudio Zlotnik
  • CRECIMIENTO INDUSTRIAL EN 2003
    Un 16,6% y va por más

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.