ECONOMíA › MARIO BLEJER ADVIERTE QUE EL DOLAR NO DEBERIA PASAR DE 2,80

La hiperinflación golpea a la puerta

El presidente del Banco Central marcó los estrechos límites del plan económico. “Si no hay acuerdo con el FMI, no hay más plan.”

 Por David Cufré

Sin acuerdo con el FMI, el plan económico está terminado. Si el dólar sube a más de 2,80, habrá hiperinflación. Así lo sentenció ayer el presidente del Banco Central, Mario Blejer, en declaraciones que estremecieron al Ministerio de Economía. En una conferencia de prensa que ofreció a los corresponsales de agencias extranjeras, cuyos despachos circulan por el mundo, Blejer confesó sin tapujos que de fracasar las negociaciones con el FMI “habrá que hacer otro plan económico, porque éste funciona si hay acuerdo”. Tras admitir tal grado de dependencia de Washington, Blejer hizo otra afirmación resonante. “Hay un punto de inflexión para el dólar, que no sé si es 2,50 o 2,80, pero a partir del cual los precios empiezan a acelerarse y después tenemos una hiperinflación difícil de controlar”, alertó, tal vez sin reparar en que el dólar está a un paso de ese límite crítico. Con mayor precisión, Remes Lenicov estimó en sus negociaciones con el Fondo que el techo de lo tolerable es 2,53 pesos por dólar.
En el Palacio de Hacienda se indignaron con Blejer en cuanto vieron sus declaraciones. Mientras el equipo económico procura manejar con hermetismo los escenarios que discute con el FMI, nada menos que el presidente del Banco Central reconoció el riesgo de que el dólar suba apenas un escalón más. Pero, en efecto, Remes le presentó un trabajo al indio Anoop Singh que menciona el límite de 2,53 pesos por dólar como barrera para una escalada inflacionaria. El cálculo forma parte de un documento extenso, con el pronóstico que Economía considera más consistente. Contiene las siguientes variables:
PBI La caída de la actividad económica estimada para el año es del 8,5 por ciento. El presupuesto se elaboró bajo una hipótesis de retroceso del 4,9 por ciento. Sin embargo, bastó apenas un trimestre para que esa proyección quedara desautorizada. Se suponía que la caída entre enero y marzo debía limitarse al 8 por ciento, pero con los resultados del primer bimestre, sumados a datos preliminares de lo que está ocurriendo este mes, en Economía reconocen que el trimestre finalizará con un descenso del 12 ó 13 por ciento. En su defensa, en el equipo económico aducen que el cálculo del 4,9 por ciento se hizo “a principios de enero, con el dólar oficial a 1,40 y el libre a 1,65”.
Dólar Tal como indicó Blejer, se estableció un punto de inflexión a partir del cual habría un veloz aumento de precios internos. De allí que el Banco Central esté desplegando toda su artillería para defender una paridad que no exceda los 2,50. Economía estudió los casos mexicano y brasileño para comparar el traslado a precios de la devaluación. Se llegó a la conclusión de que la situación argentina está en un punto intermedio de aquellas experiencias, y que tomando en cuenta la depreciación del tipo de cambio y el ritmo de impacto que tiene en la inflación, si el dólar rebasara aquel límite se ingresaría en una espiral hiperinflacionaria.
Inflación La suba de precios al consumidor sería este año del 35 por ciento, muy por encima del 15 por ciento que figura en el presupuesto.
En conclusión, el escenario que en Hacienda consideran más probable para el año incluye una caída del PBI del 8,5 por ciento y una inflación del 35. Respecto al dólar, afirman que una vez aprobado el acuerdo con el Fondo se iniciará un lento proceso de reducción de la paridad, hasta ubicarse a fin de año en 2 pesos por dólar. El pronóstico se apoya sobre el supuesto de que habrá acuerdo con el Fondo. Blejer reveló qué ocurriría de fracasar esa negociación. “Si no hay acuerdo con el FMI habrá que hacer otro plan económico, porque éste funciona si hay acuerdo”, subrayó, aunque luego declaró sentirse “bastante optimista” en que se llegará a un entendimiento. Blejer agregó que el Central quiere “realmente controlar que el tipo de cambio no llegue a niveles que nos crearían una situación inflacionaria muy difícil de revertir, porque cuando baje el dólar los precios no van a bajar”. Ante Remes Lenicov, el jefe de la misión del FMI, Anoop Singh, planteó un escenario muy distinto al elaborado por Economía. Sostuvo que el PBI caería este año el 12 por ciento y que la inflación debía calcularse en torno al 25 por ciento. Esas cifras son consistentes con lo que ocurrió en Indonesia, experiencia que Singh conoce de cerca por haber integrado el grupo de negociadores del Fondo. Su jefe en aquella ocasión fue Blejer, quien por entonces encabezaba las misiones del organismo de crédito al sudeste asiático. Remes Lenicov, sin embargo, le respondió a Singh que si la economía llegara a caer el 12 por ciento, significará que la crisis se descontroló definitivamente, con un proceso hiperinflacionario y de estampida del dólar. Pasado el límite de 2,50, el gobierno imagina que se repetirá el proceso que derivó en la caída de Alfonsín en 1989, con una carrera incontenible entre el dólar y la inflación.

Compartir: 

Twitter
 

Mario Blejer, titular del Banco Central. Luces de alarma en una charla con corresponsales extranjeros.
SUBNOTAS
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.