ECONOMíA › EL CRECIMIENTO HABRIA SIDO MAYOR

Un metro de 110 cm

 Por Claudio Scaletta

La suma de todos los bienes y servicios que produce una economía, a sus precios unitarios del momento, representa el valor del Producto Interno Bruto (PIB) a “precios corrientes”. Según los últimos datos del Indec, este valor se encuentra en torno de los 375 mil millones de pesos, cerca de 125 mil millones de dólares. Sobre el fin de la convertibilidad el PIB en dólares sumaba cerca de 285.000 millones de pesos/dólares. El cambio en la paridad cambiaria, pero además una fuerte recomposición interna de los precios relativos, podría estar reflejando problemas de medición.
A lo largo del tiempo el PIB varía por dos causas. Porque cambian las cantidades producidas o porque cambian los precios. Para conocer la evolución de una economía, importa conocer el cambio en las cantidades producidas y, por lo tanto, deben eliminarse de la medición las variaciones provocadas por los precios. Este camino supone medir a “precios constantes”, es decir a los precios de un año base arbitrariamente determinado. Actualmente, dicho año es 1993.
Una investigación realizada recientemente por el IEFE representa una buena guía para comprender qué sucede detrás de los saltos en los valores nominales. La clave surge precisamente al valuar a precios de un año base, lo que en economía se llama el problema de los números índice. Según demuestra el IEFE, los precios de 1993, representativos de la década del 90, sobreponderan los sectores productivos no transables. Ello se debe a que en la economía postdevaluación aumentó más la producción de bienes que la de servicios. Mientras en 1993 los bienes representaban el 32,5 por ciento y los servicios el 61,1 por ciento, en 2003 estos valores eran del 43,2 y del 51,8 por ciento respectivamente (el resto es impuestos y servicios financieros).
Esta situación puede ilustrarse mediante un ejemplo. En una economía que en un año produce un par de zapatos a 6 pesos y 2 cortes de pelo a 2 pesos, su PIB a precios corrientes será de 10 pesos. Si al año siguiente produce 2 pares de zapatos a 12 pesos cada uno y nuevamente 2 cortes de pelo a 2 pesos, el PIB será entonces de 28 pesos medido a precios del año 2, pero de 16 pesos a precios del año 1. Si, en cambio, se mide el año 1 a precios del año 2 el PIB no será de 10 pesos, sino de 16. A precios del año 1 habrá aumentado 60 por ciento (de 10 a 16), del año 2, el 75 por ciento (de 16 a 28). Esta variación de 15 puntos responde a la mayor ponderación de los bienes (zapatos) sobre los servicios (cortes de pelo). Tal sería el caso de la Argentina actual.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.