ECONOMíA › OBRAS EN LA RED VIAL Y LA DISCUSION CON EL FMI

Gastar en obras no es gastar

Al anunciar la adjudicación y futura licitación de obras de reparación de la red vial nacional, el presidente de la Nación consideró que mientras “para algunos esto es costo, es gasto, para nosotros es inversión, es crecimiento económico”. Fue una alusión implícita a los ideólogos del ajuste, tanto los economistas neoliberales de los ’90 como del Fondo Monetario. Argentina y Brasil plantearon ante el FMI la necesidad de reclasificar la inversión pública, de modo de no considerarlo como gasto al momento de evaluar las metas fiscales. Ayer, desde el Fondo hubo un guiño al admitir la posibilidad de evaluar el tema.
El gobierno nacional firmó ayer contratos de adjudicación de obras por un monto de 86 millones de pesos y procedió a la apertura de sobres de nueve licitaciones para tareas de reparación por otros 200 millones. Los contratos ya firmados corresponden a tareas en la Ruta 9, la ex Ruta 191 y en la Ruta 33. Las firmas beneficiadas son Green, Iecsa-Supercemento, CCI Construcciones y Helport. Las obras licitadas, a su vez, corresponden a tramos de la red vial ubicados en las provincias de Buenos Aires, La Pampa, Santa Fe, Catamarca y Río Negro.
Tanto las obras ya contratadas como las licitadas integran el Plan Federal de Infraestructura, ya anunciado por el ministro de Planificación, Julio De Vido. “Tener ya, en 50 días, todas las licitaciones de los corredores viales y la firma de contratos para ponerlas en marcha en lo que resta de este año, creo que de por sí es un hecho importante”, destacó Kirchner. “Un país que no tenga infraestructura no puede crecer, no puede tener perspectivas ni proyección de futuro”, subrayó, para agregar que “a veces para algunos esto es costo, gasto; para nosotros esto es inversión, es crecimiento económico”.
La puntualización hecha ayer por Kirchner refleja la posición expresada por Argentina y Brasil en el Acta de Copacabana. Ayer, en Washington, se informó que el FMI implementará un programa piloto con dos países, en los que eliminará a las inversiones en infraestructura del cálculo del superávit primario. La decisión fue comunicada ayer por Teresa Ter Minassian al secretario Legal y Técnico del Palacio de Hacienda, Leonardo Madcur, en una reunión que mantuvieron ayer por la tarde. El plan piloto sería lanzado en las próximas semanas, pero no incluiría ni a Argentina ni a Brasil. “Si bien esto está en sintonía con lo planteado por nuestros países, el FMI sólo accede a estudiar una parte”, advirtió una fuente de la delegación argentina en Washington.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.