ECONOMíA › EL BANCO CENTRAL DESMIENTE QUE HAYA BANCOS A PUNTO DE CAER

“El lunes van a abrir todos los bancos”

El vicepresidente del Banco Central salió a calmar las aguas después de la corrida bancaria del viernes. Dijo que el lunes abren todas las entidades, elogió a la banca extranjera y habló de la situación de cada uno de los “sospechados”: BankBoston, Francés, Río y Suquía.

El Banco Central salió ayer a calmar las aguas después de la corrida bancaria del viernes, disparada por una lluvia de rumores sobre el cierre inminente de diversas entidades. El vicepresidente del Central, Aldo Pignanelli, descartó que el lunes alguna entidad no vaya a abrir sus puertas: “El funcionamiento de los bancos será total y absolutamente normal”, aseguró. Y hasta se animó a hablar de la situación puntual de liquidez de cada uno de los bancos extranjeros que fueron en los últimos días blanco de las sospechas: BankBoston, Francés, Río y Suquía/Bisel.
“Quieren desestabilizar las instituciones y el sistema bancario. Alguien debe tener interés en que la gente se asuste”, acusó Pignanelli, sin identificar a los supuestos “desestabilizadores”.
Hasta ahora, ante la agudización de la crisis bancaria que originó la negociación del nuevo Plan Bonex entre el Gobierno y los bancos, el titular del Banco Central, Mario Blejer, se cuidó de cultivar el bajo perfil. Más aún, como el diseño del Bonex quedó a cargo del Ministerio de Economía, ningún funcionario del Central salió en los últimos días a opinar públicamente sobre el tema, aunque en privado suelen tener una visión mucho más contemplativa hacia los bancos que los integrantes del equipo de Roberto Lavagna.
Sin embargo, la corrida bancaria del viernes pareció marcar un punto de inflexión en la estrategia del Banco Central y ayer el número dos de la entidad, Aldo Pignanelli, salió abiertamente a tranquilizar a los ahorristas. “Todos los viernes surgen versiones y rumores sobre cierres que recaen sobre las entidades que tienen mayor liquidez”, dijo el funcionario. Pero no dio ninguna pista sobre cuál podría ser la usina de dichos rumores (ver aparte).
Pignanelli ratificó, además, que el lunes no habrá feriado bancario: “No hay previsto absolutamente ninguna medida de ese tipo. Decretar un feriado bancario es muy costoso para el Estado, para los bancos y para la gente, y además no tiene sentido ahora porque no hay corrida de ningún tipo, ni falta de dinero”, afirmó. Y prometió que los cajeros automáticos tendrán dinero durante todo el fin de semana. “El abastecimiento se reforzó a partir de ayer (por el viernes) a media tarde”, explicó, aunque el viernes a la noche y ayer fue difícil conseguir que algún cajero soltara los pesos. “Puede haber problemas puntuales en zonas de alta concentración de población con alto poder adquisitivo que es donde más demanda hay de dinero físico”, admitió el funcionario.
El vice del Central delegó la responsabilidad del Plan Bonex en el Ministerio de Economía: (Lavagna) “está buscando las soluciones a este gravísimo problema que han heredado”, sostuvo. Mientras que no se mostró demasiado entusiasmado con la posibilidad de que los bancos puedan garantizar con su propia cartera parte de los bonos que se entregarán a los ahorristas: “Técnicamente es viable. En principio podría ser. Pero hay que hacer un análisis de cómo impactará en la caja de los bancos. Faltan ultimar algunos detalles y ver cómo se compensa un banco con otro a través de políticas de encajes monetarios”, explicó, dando a entender que el Bonex todavía está demasiado verde.
Pero, sin duda, lo más interesante de las declaraciones de Pignanelli fue su defensa de la situación de liquidez de cada uno de los bancos que fueron víctimas de los rumores, algo que hasta ahora ningún funcionario del Central se había atrevido a hacer. Esta fue su evaluación:
- El BankBoston es “el banco con mayor liquidez en Argentina, seguido por el Banco Río, y otras entidades, y el Banco Francés es el banco extranjero que mayor liquidez le inyectó a sus negocios en Argentina”, señaló.
- Reveló, además, que el Banco Francés “recibirá mayor liquidez la próxima semana, por encima de los 60 millones de dólares más una capitalizacián de obligaciones negociables”, desde la casa matriz del Bilbao Bizcaya Argentaria (BBVA).
- También buscó ahuyentar los fantasmas que sobrevuelan al Bisel y al Suquía, propiedad del Credit Agricole de Francia. “Al Bisel, tambiénpropiedad Credit Agricole, le repercutió la versión (sobre el cierre) del Suquía”, contó. “El Suquía tiene mayor actividad en Córdoba, donde el horario de atención en esa provincia es hasta las 13 horas. Para mejorar la atención, algunas sucursales abren a la tarde, pero ayer ante las fuertes versiones se vieron obligados a cerrar por la tarde”, explicó.
“No tengo ninguna información acerca de que algún banco extranjero planee irse del país”, contestó en por lo menos dos reportajes radiales concedidos ayer por la mañana. “Al contrario –apuntó–, hay bancos extranjeros que están capitalizando su filial argentina y haciendo acuerdos con nosotros para inyectarles liquidez a esos bancos con aporte de ellos y del Banco Central”, agregó.
Esta semana trascendió la fuerte discusión que mantuvieron el secretario de Finanzas, Guillermo Nielsen, y el titular del BankBoston, Manuel Sacerdote, por la definición del Bonex, en la que el banquero llegó a amenazar con el retiro de la entidad norteamericana del país. Sin embargo, ayer Pignanelli se despachó con un encendido elogio a la banca extranjera. “Nosotros realmente estamos muy satisfechos con las estrategias que están llevando la mayor parte de los bancos extranjeros. Hay bancos extranjeros que están haciendo un gran esfuerzo inyectando liquidez desde el exterior a sus negocios en Buenos Aires y funcionan bien”, destacó.

Compartir: 

Twitter
 

La pulseada entre los bancos extranjeros y el Gobierno agravó la crisis financiera.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.